La Cámara de Diputados recategorizó los juzgados de paz de El Soberbio, 25 de Mayo, Apóstoles, Campo Grande y Caraguatay. Los proyectos fueron presentados por los diputados Carlos Rovira, Héctor Bárbaro y Mario Lindemann.

Posadas (Viernes 8 de septiembre). La Legislatura misionera aprobó este jueves 7 la elevación a primera categoría de los juzgados de paz de El Soberbio y de 25 de Mayo y la elevación a segunda categoría de los juzgados de Azara, Campo Grande y Caraguatay. Los proyectos para estas modificaciones fueron presentados por los diputados Carlos Rovira, Héctor Bárbaro y Mario Lindemann.
En los fundamentos del proyecto, Rovira expresó que con estas elevaciones buscan responder a la demanda natural que se generó con el paso de los años en localidades que tuvieron un marcado crecimiento demográfico y económico.
Destacó, en ese sentido, que “la conciliación y la convivencia armónica que debe buscar la justicia de paz es primordial” y resaltó el papel que ostenta, “esencial en la vida cotidiana de las localidades que están alejadas de las grandes urbes”.
Consideró que la justicia de paz además de ser un foco canalizador y conciliador de diferentes conflictos, “busca también descomprimir a la justicia ordinaria, puesto que de no existir la primera, la segunda debería afrontar todos los conflictos, sin importar su relevancia, situación que indefectiblemente generaría la demora para la solución de los conflictos”.
“El crecimiento de la población trae aparejado inevitablemente el incremento de conflictos y contiendas judiciales, son estos los que necesitan ser resueltos por un juez Letrado, acompañado del personal necesario para el funcionamiento adecuado del servicio de justicia”, agregó.
En los fundamentos del proyecto también resaltó que “ampliar el espectro de trabajo y suministrar una notable mejora en el servicio de justicia es una situación que impacta directamente en la sociedad toda” y que es “de vital importancia tener la posibilidad de elevar cualitativamente el nivel de la Justicia de Paz”.
Para el diputado Bárbaro, que celebró que El Soberbio cuente ahora con un juzgado de paz de primera categoría, esta institución mantiene su vigencia ya que “con la evolución del sistema jurídico fue asumiendo paulatinamente nuevas funciones para atender las demandas y administrar justicia en las poblaciones donde ejerce su jurisdicción”.
Explicó que la competencia de esa institución “incluye la tarea como oficiales de justicia, notificadores; además participan en allanamientos; la primera instancia les delega subastas, embargos, constataciones; son presidentes de juntas electorales, trabajan en violencia familiar con potestad de excluir del hogar, fijan alimentos y régimen de visitas, entre otras varias tareas de importancia notable para la vida cotidiana de una comunidad dada”.
El diputado Lidemann, en tanto, recordó que la Justicia de Paz “entiende en faltas correccionales, civiles y comerciales, rurales, menores, violencia familiar” y otros, y por lo tanto, se busca “promover y brindar más agilidad a la resolución de conflictos”.
Asimismo, consideró que elevar de categoría un juzgado de paz sirve para “continuar con el lineamiento institucional de mejorar la calidad del servicio brindado por el Poder Judicial”.

Anuncios