Quiere pasar de 1,3 millones a dos millones de hectáreas forestadas para el año 2030. Destacó al turismo y la forestoindustria como generadoras de trabajo. Prometió convertir a Iguazú en una moderna puerta de entrada al país.

 

Puerto Iguazú (Enviado especial). El Gobierno nacional pretende avanzar en el proyecto para la modificación y prórroga de la Ley 25.080, de promoción para los bosques cultivados que próximamente llegará al Congreso Nacional y permitiría pasar de 1,3 millones a dos millones de hectáreas forestadas para el año 2030.
La intención quedó plasmada durante la reunión de la mesa de competitividad forestoindustrial que se llevó a cabo en Puerto Esperanza, presidida por el presidente argentino Mauricio Macri y los gobernadores de Misiones, Hugo Passalacqua; de Entre Ríos, Gustavo Bordet; de Corrientes, Gustavo Valdés; de Chaco, Domingo Peppo, y de Formosa, Gildo Insfrán.
Aunque no hubo definiciones respecto a la forma de pago de la deuda que la Nación mantiene con el sector forestal, Macri garantizó al menos 400 millones de pesos para los aportes no reintegrables de la Ley 25080 y convocó a los Gobernadores presentes a continuar con la ley de promoción forestal a través de un financiamiento conjunto.
Participaron de la reunión los ministros Luis Miguel Etchevehere, Francisco Cabrera, Patricia Bullrich y Juan José Aranguren, además de funcionarios de la Jefatura de Gabinete de Ministros y de los ministerios de Hacienda y Producción, y representantes del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).
Durante el encuentro, la cartera de Producción presentó una línea de financiamiento para PyMEs, a través del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), para la adquisición de bienes de capital, cuyo fin es modernizar y promover la competitividad de esas empresas.
Los Ministerios de Producción y Agroindustria firmaron un acuerdo con la Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines (FAIMA) y con la Unión de Sindicatos de la Industria Maderera de la República Argentina (USIMRA) para fomentar nuevos compromisos y acciones para el desarrollo de oportunidades en esa industria.

“Inviertan, que vamos a cumplir con nuestra palabra”

En la conferencia de prensa, el presidente Macri sorprendió a propios y extraños cuando admitió el desconocimiento que tiene respecto del artículo 10 de la Ley de Pymes, de su reglamentación y del insistente reclamo que empresas y comercios de la provincia llevan adelante con la intención de encontrar en ella algún paliativo a la crisis por las asimetrías comerciales.
El Artículo 10 de la Ley 27.264 (Ley Pyme), aprobada por el Senado en 2016, es el único que no fue reglamentado. Este Artículo faculta al Poder Ejecutivo nacional a establecer medidas concretas para las zonas de frontera para beneficiar a los comerciantes y pequeñas y medianas empresas. En tal sentido, la reglamentación del Artículo es un reclamo insistente y un tema de debate permanente.
El Presidente también dijo que autorizarán el uso de los bitrenes para el sector forestal de Misiones, uniendo la zona productora con el puerto de Buenos Aires.
Con más consideraciones que respuestas concretas, Macri definió a la Argentina como “un país maravilloso que aprendió de nuestros errores, esa es la diferencia entre el pasado y hoy. No queremos volver a incumplir, engañar a nadie, sino queremos que inviertan y nosotros vamos a trabajar, a cumplir con nuestra palabra”, expresó para destacar que “la inversión en la Argentina creció un 13 por ciento” y que seguirá en esa línea ascendente porque “cada vez más argentinos o extranjeros piensan que lo mejor que pueden hacer es apostar al futuro de este país”.
Reclamó, sin embargo, la necesidad de contar con una buena educación para “potenciar el trabajo de calidad en el sector privado” porque “el modelo de inventar trabajo público está agotado” y que hay conciencia de que “tenemos que generar empleo, crecer, reducir impuestos y reducir la inflación que es un flagelo para los que menos tienen”.
También habló de las oportunidades de generar empleo en todo el país “a partir del desarrollo del turismo que nos permitirá seguir reduciendo la pobreza, que es nuestro principal compromiso que compartimos con todos los gobernantes y los argentinos” para lograr un país “donde haya realmente igualdad de oportunidades”.
Macri habló al país desde el Centro de Visitantes del Parque Nacional Iguazú, flanqueado por el gobernador anfitrión, Hugo Passalacqua, y los mandatarios Domingo Peppo (de Chaco) y Gustavo Valdés (de Corrientes). Lo asistió el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

Agenda y más declaraciones

El Presidente Mauricio Macri mantuvo distintas reuniones en esta provincia: por separado con los gobernadores Peppo, Valdés y Gildo Insfrán, de Formosa, como parte de la Agenda Regional que el Gobierno Nacional realizará también en otras regiones del país.
Primero encabezó una reunión con empresarios turísticos de Misiones, participó de la Mesa Forestoindustrial y visitó un jardín maternal, un aserradero y a la familia que se dedica a la actividad agroecoturística, con la explotación comercial del complejo La Aripuca.
Para este viernes están previstas las entrevistas formales con Passalacqua y con el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet.
Después que destacó los niveles récord de actividad turística de todo el país en los fines de semana largos del Carnaval y de Semana Santa, expresó que uno de los objetivos para potenciar la economía de Misiones es ampliar la capacidad del aeropuerto internacional con la mira puesta en duplicar la cantidad de visitantes a la provincia, que el año pasado rondó en 1,3 millones.
Además, volvió a recordar que el Gobierno nacional trabajará para que Puerto Iguazú pueda recibir vuelos directos desde Europa y que se consolide como “la puerta de entrada a la Argentina y a una de las maravillas naturales más impresionante que tiene el mundo sea lo más linda y moderna posible”, remarcó.

“Generar miles de puestos de trabajo”

Macri también señaló que la Argentina debe seguir impulsando la “herramienta poderosísima de desarrollo que es el turismo, con la revolución de los aviones y la mejora de la infraestructura” porque, con mayor cantidad de turistas, hay más trabajo, aseguró, y llamó a organizarse para hacerle frente a la revolución de empleo.
El Presidente también habló de la mesa forestoindustrial que “comenzó a tomar dinámica” y tiene la capacidad de “generar miles de puestos de trabajo” para lo cual se requiere de un trabajo conjunto entre la Nación y las provincias que desarrollan esa actividad.
Reseñó que repasaron temas de logística “que van desde los caminos, los camiones, los trenes, los puestos, los permisos, la discusión de los impuestos que, sabemos, tenemos que ir reduciendo el nivel de carga impositiva” y por eso, firmaron “este pacto fiscal y de reforma tributaria entre el Gobierno nacional y las provincias para que en cuatro años eso vaya bajando”, añadió.
También puso de relieve el convenio de la OCAF que firmaron la ministro de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, con los gobernadores de Misiones, Chaco, Entre Ríos y Formosa para que las fuerzas federales y las provinciales actúen coordinadamente en la lucha contra el crimen organizado.
“Es un paso más para combatir este flagelo que tenemos como lo tiene el mundo entero que es el narcotráfico, pero al cual le venimos dando duro, y lo hemos puesto a retroceder en estos dos años de trabajo”, dijo.
El Presidente ratificó el objetivo de optimizar la conectividad virtual a partir de las inversiones y la competencia y señaló que la Argentina debe recuperar el liderazgo que hace 15 años tenía en América Latina.
En cuanto a las obras de saneamiento, dijo que el plan es llegar al final de su mandato a que el país pueda tratar más del 40 por ciento de los líquidos cloacales y del 100 por ciento en ocho años.
Sostuvo que a través del sistema de Participación Público Privada podrá multiplicarse la construcción de autopistas y llegar a 1700 kilómetros en cuatro años.

Anuncios