La Cámara de Representantes de la Provincia se pronunció esta noche en favor de mantener regulada la economía yerbatera. Los diputados de la UCR quedaron presos de una contradicción sin resolución entre sostener sus convicciones reguladoras y respaldar las iniciativas de Macri.

Posadas (Jueves, 3 de mayo) El Parlamento misionero fijó esta noche una clara posición en contra de la desregulación de la economía de la yerba mate. Un proyecto de declaración del diputado renovador Pereyra Pigerl, que fue tratado sobre tablas, instaló la posibilidad del pronunciamiento sin llegar al extremo del repudio a la iniciativa desreguladora que fue anunciada por el ministro Luis Etchevere. La forma sutil con que el diputado renovador presentó su proyecto de declaración puso sobre la superficie el dilema de los diputados de la UCR. Walter Molina había ensayado una fuga al cuestionar la actitud de “repudio” a lo que consideró nada más que una versión o un rumor. “No podemos repudiar un se dice que”, enfatizó. Hizo también una cuestión semántica sobre los alcances de la regulación vigente establecida por la ley del Inym. El diputado de la UCR había sucedido en la palabra a Isaac Lenguaza quién desde el Pays fue con los tapones de punta proponiendo el repudio a la pretención “neoliberal” de desregulación. La acción de repudio fue cuestionada asimismo por Gustavo González que, desesperadamente se negó a ser “el malo” en el cruce de posiciones que lo dejaba defendiendo políticas ajenas al acervo radical. El manejo poco feliz de la ironía para oponerse al proyecto fue ridiculizado por Martín Sereno que, desde la autoridad moral del partido en estos temas agrarios, agudizó las contradicciones de la UCR que no pudieron esconderse detrás de la retórica. El manejo de la forma en el proyecto de Pereyra Pigerl desnudó la incómoda situación de los ucerreístas que tradicionalmente y por ideología apoyaron la regulación pero como integrantes de la alianza con el PRO de Mauricio Macri se ven obligados a sobreactuar y sostener las acciones del gobierno nacional. El diputado renovador consideró que era oportuno finar posición, no sólo por las declaraciones formuladas por funcionarios nacionales sino como prevención ante cualquier eventualidad de que la desregulación se establezca por un DNU. Tanto desde la Renovación como desde el Pays se abundó en argumentos en contra de la desregulación haciendo referencia a lo vivido en los años 90 que generó una mayor concentración en la economía yerbatera y provocó la desparición de pequeños y medianos yerbales. Dirigiéndose directamente al diputado Molina que puso en duda la seriedad de la versión adjudicada al presidente Macri, destacó que por algo el señor Gobernador en su discurso del 1° de mayo subrayó la necesidad de la regulación del mercado. El presidente del bloque renovador, Marcelo Rodríguez, remató el debate fijando la posición en contra de la desregulación e forma precisa. Un dato político fue el silemcio de la bancada del PRO, circunstancia que agudizó la exposición ultraoficialista de la UCR.

Anuncios