“A pura militancia, parimos Unidad Ciudadana en Misiones” sostiene Mariquita Torres, de Nuevo Encuentro. En una nota en la que analiza la significación del acto del 28 en el Brown, afirma que “sin aparatos partidarios y sin recursos, UC en Misiones se construye con mucha convicción y compromiso, con la certeza de que en Misiones hay kirchnerismo y ese kirchnerismo reconoce a CFK como la única líder de la oposición capaz de enfrentar la ferocidad del neoliberalismo que resultó infinitamente más feroz de lo que cualquiera haya imaginado en diciembre de 2015.

Posadas (Martes, 3 de octubre. Por Mariquita Torres) Finalmente llegamos a la primera posta. Unidad Ciudadana, el espacio político que conduce Cristina Fernández de Kirchner, ya es una realidad en Misiones. Y no fue magia.
El lanzamiento de UC el viernes 28 de septiembre último fue el corolario de un camino que comenzamos a transitar el mismo 10 de diciembre de 2015 quienes comprendíamos que con la asunción de Mauricio Macri como presidente se iniciaba un proceso que se iba a llevar puestos derechos y garantías, salarios, educación, salud, ciencia y tecnología, desarrollo industrial y los proyectos que cada uno podía soñar para su mediano y largo plazo en el tiempo. La historia no hablaba de otro futuro.
Sin aparatos partidarios y sin recursos, UC en Misiones se construye con mucha convicción y compromiso, con la certeza de que en Misiones hay kirchnerismo y ese kirchnerismo reconoce a CFK como la única líder de la oposición capaz de enfrentar la ferocidad del neoliberalismo que resultó infinitamente más feroz de lo que cualquiera haya imaginado en diciembre de 2015.
“Sea cada uno de ustedes un dirigente y construyan la unidad, defiendan sus derechos y las conquistas que alcanzamos en estos 12 años”, fue el mandato de Cristina el 9 de diciembre de 2015 en aquella plaza multitudinaria que la fue a despedir repleta de emociones encontradas. Y esa fue la premisa que motorizó en Misiones, como en todo el país, la decisión de transitar un camino de marchas y contramarchas que a lo largo de casi tres años tuvo la riqueza del debate llano y la discusión franca, sin voces que se impongan a otras, sin imposiciones por mandato de prebendas ni “facturas” por fuerza de favores. El desafío entonces tuvo nombre y apellido: Frente Nacional y Popular Misiones.
Después hubo que atravesar las elecciones de 2017 y las decisiones que cada organización tomó sobre su participación en esa instancia. Unos decidieron mantenerse alineados con la Renovación. Otros mantuvimos nuestra histórica postura de proponer una alternativa a la hegemonía política local.
El proceso electoral hizo suponer que la anhelada unidad se truncaba. Pero la fuerza del despojo de soberanía política y de independencia económica y el brutal ajuste que se profundizó desde diciembre de 2017 fueron razones más que suficiente para retomar la búsqueda de construcción que a medida que transcurría este 2018, a propuesta de propios pero estimulados por la decisión de la misma CFK, comenzó a dar forma a esta Unidad Ciudadana que gestamos durante tanto tiempo y parimos este 28 de septiembre.
Las manos alzadas a favor de leyes que inevitablemente abonarían el proceso de descomposición económica, política y social por parte de los legisladores nacionales misioneros votados como oposición al modelo macrista tuvo fuerte cuestionamiento en varias de las voces que debatíamos la unidad. Algunas otras abonaban al argumento de la gobernabilidad. Las contradicciones siguen siendo parte del debate tanto como los acuerdos respecto de que al modelo neoliberal hay que oponerle con fuerza el proyecto nacional y popular y que ese proyecto lo conduce CFK.
El acto de lanzamiento superó expectativas propias y de extraños en la multitudinaria asistencia de militantes políticos, sociales y gremiales como la de los que llamamos afectuosamente “kirchnerismo silvestre” porque no están alineados con ninguna organización y que fueron los más.
La presencia de los dirigentes nacionales de la “mesa chica” de CFK no solo le dio relevancia y trascendencia nacional al encuentro, también puso enfáticamente el eje en que Unidad Ciudadana debe ser la base de la construcción de un gran frente patriótico que se oponga tanto al ajuste brutal que castiga al pueblo como a la aprobación del perverso Presupuesto nacional 2019 impuesto por el Fondo Monetario Internacional. “Ese es el límite”, coincidieron en señalar en Misiones Jorge Kreimer (PC), Carlos Castagneto (Kolina), Diana Conti (Partido de la Victoria), Mario Secco (Frente Grande), Lepoldo Moreau (Movimiento Nacional Alfonsinista), Martín Sabbatella (Nuevo Encuentro), Oscar Parrilli (Instituto Patria) y el diputado nacional y ex ministro de Economía Axel Kicillof.
En adelante el desafío no es menor. A las más de veinte organizaciones que asumimos la responsabilidad que nos demanda la hora deberán sumarse muchas más y fortalecidos todos deberemos apelar a nuestros mejores anhelos, poner por delante la Patria, fortalecernos en la confianza de que la unidad es la única herramienta para recuperar el proyecto nacional y popular que nos otorgó derechos y promovió políticas públicas que hicieron valer el esfuerzo de nuestro trabajo para que aspiremos a una vida digna, y esa unidad será posible desde el debate de ideas, con convicciones firmes, despojados de mezquindades y con valentía, con humildad y mucha, mucha generosidad.
Militamos en UC para volver, y sobre todo para volver mejores.
Unidad Ciudadana se lanzó en Misiones integrada por el Partido de la Victoria, Nuevo Encuentro, Movimiento Nacional Alfonsinista, Frente Grande, Kolina, Frente Patria, Partido Solidario, Encuentro Peronista, Movimiento Agrario Misionero, Agrupación Unidad, Peronismo Militante, Converger, Corriente Nacional de la Militancia, Descamisados, Partido Arandú, La Tupac, Proyecto Popular, Surco, Fetía y Educación Superior, Ciencia y Tecnología en UC.

Foto: Facebook, MT

Anuncios