Un plenario interclaustros fue convocado hoy por organizaciones universitarias para tratar el contexto actual de recortes presupuestarios en las universidades y en ciencia y tecnología. Bajo la temática: Educación, Ciencia y Tecnología en el contexto actual la reunión se iniciará a las 17:00 en el SUM Juan Figueredo de la Facultad de Humanidades..

Lunes, 20 de mayo. Un plenario interclaustros fue convocado hoy por organizaciones universitarias para tratar el contexto actual de recortes presupuestarios en las universidades y en ciencia y tecnología.
Durante los últimos tres años los recortes en las Universidades alcanzan al 67% en términos reales además de perpetrarse la subejecución de las partidas destinadas en el Presupuesto. En tanto que en Ciencia y Tecnología los recursos se recortaron del 1,5% del PBI al magro 0,5%.
El gobierno de Mauricio Macri y la UCR nunca tuvo una política respecto a la investigación en ciencia y tecnología. Es una cuestión coherente con los enunciados neocoloniales del neoliberalismo aplicado en países atrasados como el nuestro. La inserción internacional está diseñada como país proveedor de materias primas para importar tecnologíade los países desarrollados. Ni siquiera se ha fomentado la investigación privada. La inversión de las empresas en I+D+I sigue estancada con relación al inicio de la gestión Cambiemos y entre las más bajas de la región, cercana a 0,15% del PBI a valores de 2018 según fuentes de la Red Iberoamericana de Indicadores de Ciencia y Tecnología.
Más allá de la crisis financiera de 2018, la devaluación de más de 100% del tipo de cambio y el nuevo régimen de política monetaria, y la aceleración de la inflación que afectaron al presupuesto de prácticamente todas las finalidades y jurisdicciones del Sector Público Nacional, Cambiemos no supo o no quiso definir un modelo de Ciencia, Tecnología e Innovación.
El informe de CONADU sobre la situación universitaria señala que, aunque en 2018 las transferencias a las universidades nacionales representaron un 22,4% más que en 2017, el presupuesto quedó en 25 puntos menos que la inflación de 2018.
En las negociaciones con el gobierno nacional, el sindicato plantea:
1) Ninguna suma en negro. Todos los aumentos deberán ser remunerativos y bonificables, integrados a los sueldos básicos.
2) El pase al básico en el transcurso del presente año de todas las sumas en negro (19% en total) que fueron producto del acta salarial 2018, que nuestra federación rechazó.
3) La garantía de que exista cláusula de actualización automática (gatillo) y no de revisión como fue en 2018.
4) La incorporación de un Programa Nacional de pago de salarios para las y los docentes ad honorem.
5) La recomposición de los nomencladores universitarios y preuniversitarios y la continuidad del Programa de Jerarquización Salarial Docente.
6) Que la base de cálculo de todos los incrementos 2019 sea sobre el salario conformado a abril de este año (44%)
Según trascendió, la propuesta salarial formulada por el gobierno en el día de hoy fue la siguiente:
• MAYO: 4% de aumento (al básico y a las sumas en negro)
• JUNIO: blanqueo del 5% otorgado en enero de 2019.
• JULIO: 4% de aumento (al básico y a las sumas en negro)
• AGOSTO: del 14% restante de las sumas en negro, bonificación de un 7%
• SEPTIEMBRE:
a) aumento del 8% (al básico y a las sumas en negro).
b) aplicación de la cláusula de actualización automática conocido el IPC del mes de septiembre.
• NOVIEMBRE: bonificación del 7% restante.
• DICIEMBRE: se completa el blanqueo haciendo remunerativo el 14% que fue bonificado en los meses de agosto y noviembre.
• ENERO 2020:
a) recomposición de los nomencladores universitario y preuniveristario.
b) Adicional por jerarquización salarial.
Estos dos ítems totalizarían un 4% de incremento remunerativo y bonificable.
• FEBRERO 2020: aplicación de la cláusula de actualización automática conocido el IPC del mes.