El economista y dirigente de la UCR, Federico Villagra, analiza las estrategias de las fuerzas enfrentadas en las elecciones presidenciales trasladando a la política la teoría de los juegos elaborada por el premio Nobel de Economía, John Nash. La teoría ha contribuido a comprender más adecuadamente la conducta humana frente a la toma de decisiones ya que ayuda a anticipar comportamientos.

Martes, 21 de mayo de 2019. Por Federico Villagra. John Nash nació en 1928 fue un matemático esquizofrénico, pero con una mente brillante que dejo grandes legados en materia Económica. Estudió en Princeston y fue reconocido con un premio nobel de economía por su aporte en la teoría de los juegos y el equilibrio de Nash.
Existen 2 supuestos para esta teoría:
1. Los participantes son racionales.
2. Los participantes maximizan su utilidad.
Con esto cada jugador está ejecutando el mejor “movimiento” posible teniendo en cuenta los movimientos de los demás jugadores.
Este juego ha encontrado diversas aplicaciones en la vida diaria, trasladando al esquema político en el cual Fernández ya ha presentado su fórmula presidencial, la pregunta es: como jugarán los demás jugadores en base a la estrategia electoral vigente.
Un equilibrio de Nash es una situación en la cual todos los jugadores han puesto en práctica y saben que lo han hecho, una estrategia que maximiza sus ganancias dadas las estrategias de los otros. Consecuentemente, ningún jugador tiene ningún incentivo para modificar individualmente su estrategia a menos que los demás sí lo hagan.
Para contextualizarlo en la situación electoral Argentina y suponiendo solo dos participantes, es interesante ver que una de las partes ya ha anticipado su estrategia electoral por lo cual según las encuestas y la información vigente veremos cuáles serían las mejores alianzas maximizadoras para 2 candidatos posibles:

Captura teoria de los juegos nash
A) En el caso de que ninguno hubiera realizado alianzas y suponiendo que Fernández y Macri miden lo mismo en las encuestas, estaríamos en el sector rojo. Ninguno de los dos maximizaría su estrategia (1,1).
B) En el caso de que Fernández se uniera al Peronismo Federal y Cambiemos no haga alianzas Fernández maximizaría su utilidad a (2,0) ganando la partida.
C) En el caso de ambos armen frentes amplios y polaricen la elección en ambos casos la utilidad sería (2,2). Por lo tanto estaría siendo un equilibrio de Nash para ambos en el cual están maximizando su estrategia.
D) En el caso de que MACRI haga alianzas y Fernández no lo haga, MACRI maximizaría su utilidad a 2 ganando la partida (0,2).
En resumen en ambos casos el equilibrio de Nash para estos candidatos sería realizar alianzas por el simple hecho de sumar fuerzas y dejar de lado a los posibles pretendientes jugando una partida uno a uno, voto por voto.
“Por otro lado si cada uno no tuviera en cuenta la estrategia del otro el resultado sería un mero hecho accidental.”
Dejando de lado el egoísmo y las emociones este modelo supone que los jugadores tienen inteligencia suficiente para deducir sus propios equilibrios y los de los demás.
Es importante tener presente que un equilibrio de Nash no implica que se logre el mejor resultado conjunto para los participantes, sino sólo el mejor resultado para cada uno de ellos considerados individualmente.