La rectora de la Universidad de Misiones, Alicia Bohren, reveló que la devaluación que se produjo en agosto afecta el pago de todos los servicios aunque “tenemos las cuentas equilibradas. No gastamos más de lo que nos ingresa, pero tuvimos que dejar de hacer un montón de cosas porque las condiciones económicas y financieras no son de lo mejor”. Así lo reconoció el director Nacional de Gestión Universitaria adense Paulo Falcón al subrayar que “las universidades no son una isla en el contexto económico y financiero que vive el país”.


Lunes, 9 de septiembre. La rectora de la Universidad Nacional de Misiones (Unam) Alicia Bohren sostuvo que en la reunión del Consejo Interuniversitario Nacional (Cin) que tuvo lugar en las capitales de las provincias de Corrientes y Chaco no se habló del presupuesto 2020 para las universidades, sino que “sólo se acordó solicitar al gobierno nacional un refuerzo presupuestario para el presente año de unos 4.000 millones de pesos”.
Destacó que “este pedido tuvo el apoyo unánime de los rectores que integramos el CIN. Este tema está en evaluación del ministro de Educación de la Nación Alejandro Fonocchiaro”.
En la charla con Radio Spika104.5 de Eldorado Bohren afirmó que es necesario que nos otorguen esta ampliación de presupuesto “porque dada la devaluación que se produjo en agosto será difícil sostener las políticas de inclusión social y el pago de todos los servicios y no que decir de la calidad universitaria”
En el caso específico de la Universidad Nacional de Misiones, Alicia Bohren dijo que “tenemos las cuentas equilibradas. No gastamos más de lo que nos ingresa, pero tuvimos que dejar de hacer un montón de cosas porque las condiciones económicas y financieras no son de lo mejor y estamos utilizando recursos que tenían, tal vez otro destino, como ser mejoras de infraestructura, equipamientos, pintura, renovación de vehículos, etcétera”.

paulo
La universidad no es una isla
De su parte el director Nacional de Gestión Universitaria Paulo Falcón dijo que “la universidad no puede ser considerada una isla”; y reconoció que “la situación económica del país es problemática”.
Subrayó que “en este contexto se debe garantizar que las universidades funcionen muy bien y, para eso son importantes los acuerdos paritarios que se llevaron adelante con todas las entidades gremiales docentes y no docentes que tienen clausulas, de revisión que habilitan a la actualización conforme a la inflación para que no pierda el trabajador universitario el poder adquisitivo”
En tal sentido dijo que se está discutiendo presupuesto a futuro; “pero me parece que en procesos económicos donde hay inflación también es importante tener presente que en lo inmediato el sistema universitario no se verá afectado en términos salariales. Esto significa que la paritaria debe acompañar al proceso inflacionario”.

Fotos de archivo