“El próximo presidente de la Nación deberá hilvanar la esperanza y desesperanza de las provincias porque el país central no puede imponer un proyecto avasallando los intereses provinciales”, consideró el gobernador Hugo Passalacqua. En una entrevista en la que repasa sus cuatro de años de gobierno que, admite, fueron “muy difíciles por la precariedad económica aunque con políticas de promoción del consumo y de créditos la provincia se diferenció del rumbo del gobierno de Mauricio Macri. No obstante, aclara que “nunca me habrán escuchado hablar mal de un político de otro espacio político. Sí he criticado ideas, pero no personalizo. Me parece obsceno cuando veo los programas políticos de la TV nacional y se personaliza la crítica. La política no es eso”

Lunes, 2 de diciembre de 2019. El gobernador Hugo Passlacqua realizó el viernes pasado un repaso de su gestión de gobierno. En declaraciones formuladas al periodista Alejandro Spivak, para este portal y Ámbito Financiero, habló de su relación institucional con la Casa Rosada, de la convicción de que el gobierno de Alberto Fernández abrirá el tiempo de los gobernadores y la restauración del federalismo. Anuncia la consolidación del misionerismo, que explica, no se comprende desde la ideología o desde la doctrina sino en el sentir y proyección de la gran familia misionera. “La gente valora no haber traicionado nuestro ideario misioneristas a lo largo de estos 16 años”, enfatiza
La entrevista:

En estos cuatro años de gobierno, cuando mira hacia atrás, ¿siente que cumplió con el mandato que le otorgó el pueblo misionero desde el 10 de diciembre de 2015?
“Cumplí con el esfuerzo de trabajar todos los días en favor de todos los misioneros. La gente nos pide, a quienes tenemos distintas responsabilidades públicas que hagamos el esfuerzo de intentar solucionar los problemas. La gente mide el esfuerzo que uno hace. El éxito o la solución al problema no se garantizan, pero si el esfuerzo. En eso creo que hemos cumplido; y lo digo en plural porque nosotros conformando un equipo de gobierno, por eso yo no hago un balance de mi gestión, yo soy parte de un proyecto político denominado Frente Renovador Misionero en el cual desde el 10 de diciembre de 2015 me tocó gobernar la provincia, pero anteriormente fui, un militante más, ministro de Educación, diputado provincial, vicegobernador y a partir del 10 de diciembre ejerceré como legislador provincial”.

Siempre se destaca el ideario misionerista…. ¿Qué implican esas dos palabras?
“Es un proyecto donde por encima de todo, primero está Misiones. Y, en el cual está como prioridad la gente. Y, en ambas cosas creo que haber cumplido. Siempre estuvimos muy cerca de la gente defendiendo por encima de todo el interés de los misioneros. Sin falsa modestia puedo afirmar que nunca me alejé de la gente. Traté de defender el ideario que nos marcó la gente; que nos viene marcando el presidente del Frente Renovador de la Concordia Social Carlos Eduardo Rovira, desde 2003 cuando se fundó este proyecto político misionerista”.

Desde que se fundó el FR misionero fue el único gobernador que le tocó gobernar la provincia con gobierno nacional con una ideología política nacional no coincidente. Los gobernadores con quienes tuve la oportunidad de conversar durante estos años dicen… “El gobernador de Misiones nunca levantó la voz en las reuniones con funcionarios nacionales, pero siempre fue muy enérgico en los reclamos en favor de su provincia en particular y del interior en general; siempre fue un ferviente defensor del federalismo…
“No hace falta levantar la voz para reclamar lo que a los misioneros les pertenece”.

El gobierno de Misiones le dio la gobernabilidad que el gobierno nacional necesitó para gobernar durante cuatro. Usted siempre dijo: … “gobernabilidad con gobernabilidad se paga”… ¿Fue correspondido por el gobierno nacional?
“El Frente Renovador Misionero le dio la gobernabilidad porque creo que hay que santificar el voto de la gente. En 2015 la gente eligió a Macri para que gobierne el país hasta el 9 de diciembre de 2019. Y. eso se debe respetar, así como en la provincia la gente votó a la Renovación. En 2015 la Renovación Misionera apoyó a Daniel Scioli, pero no por eso íbamos a poner palos en la rueda al proyecto político que se impuso hace cuatro años atrás. Esto no significó que nos aliáramos, sino que, desde nuestro espacio político provincial, opositor al gobierno nacional respetamos la voluntad popular y dimos gobernabilidad”.

Insisto con la frase gobernabilidad con gobernabilidad se paga…
“Nosotros durante estos cuatro años no traicionamos nuestro ideario misionerista. Insisto con la respetuosidad hacia el presidente Macri, más allá de no estar de acuerdo con sus ideas y con su proyecto político. Nunca me habrán escuchado hablar mal de un político de otro espacio político. Si he criticado sus ideas, pero no personalizo. Me parece obsceno cuando veo los programas políticos de la TV nacional y se personaliza la crítica. La política no es eso, al contrario; la política debe servir para tratar que la gente sea un poco más feliz cada día. Nunca le oculté al presidente Macri mis pensamientos políticos y en cada oportunidad en que tuvimos diferencias se las dije”.

El Frente Renovador hace hincapié en el misionerimo. ¿Esto no significa ser un país dentro de un país?
“Nosotros planteamos defender lo nuestro, es decir educar, tener la salud, energía a la misionera, la gastronomía igual. Es decir, sentirnos dueños de nuestro destino. Aclaro esto no significa que queramos ser un país dentro de un país. Estoy convencido que el próximo presidente de la Nación deberá hilvanar la esperanza y desesperanza de las provincias porque el país central no puede imponer un proyecto avasallando los intereses provinciales. Insisto estoy convencido que con Alberto Fernández vamos hacia este camino: un gobierno verdaderamente federal”

Misiones, desendeudada

El entonces gobernador Carlos Rovira (1999-2007) comenzó un proceso de desendeudamiento que siguió luego con Maurice Closs (2007-2015) y, se podría decir que termina con usted (2015-2019) ya que entregará el 10 de diciembre al gobernador electo Oscar Herrera Ahuad (actual vicegobernador) una provincia solamente con una deuda que no supera el siete por ciento de su presupuesto provincial. ¿Cómo fue ese proceso?
“Pasamos de deber dos presupuestos en la década del ´90 a tener una deuda que no supera el 7 por ciento de su presupuesto. Somos la séptima economía del país siendo la provincia número 23 en tamaño y teniendo pobreza estructural como todo el norte argentino. Ésta es una carga que solamente se puede alivianar el día en que el país central entienda que no puede seguir sesionando y aspirando el interior. Yo tengo mucha fe que el presidente electo Alberto Fernández logrará esto porque en este lugar donde estamos haciendo esta entrevista (en los jardines de la Residencia) Alberto planteó este tema como prioridad. Concretamente habló de su concepción de país federal. Nos dijo que gobernará con los 24 gobernadores, es decir que las provincias serán parte de su gobierno nacional en la toma de decisiones porque las provincias no somos un accidente geográfico somos parte del país”.

Insisto, ¿Cómo fue el proceso de desendeudamiento provincial?
“Principalmente controlar cada peso que ingresa a las arcas provinciales todos los días. No gastar más de lo que ingresa y no tomar crédito. Sinceramente debo decir que no tengo idea como hace un Estado provincial para comprar dólares y pagar deudas crediticias porque Misiones es una provincia que no tomó deuda ni en pesos ni en dólares más allá de los ofrecimientos que tuvimos. El desendeudamiento de la provincia es la gran sabiduría que nos dejó Carlos Rovira desde 1999 a la fecha cuando como gobernador comenzó este proceso”.

Usted durante los cuatro años de gestión cuestionó la inequidad en cuanto al dinero por impuestos que desde Misiones va al gobierno central y su regreso a la provincia…
“Es cierto. Para tomar como ejemplo, de cada tres pesos que enviamos al gobierno nacional recibimos uno (según datos del Ministerio de Hacienda de la provincia en el primer semestre del año 2019 Misiones aportó a la Nación 11.140 millones de pesos, discriminados en 5.500 millones de IVA, 5.400 millones de impuesto a las ganancias y 140 millones de impuesto al cheque y recibió de la Nación 3.775 millones de pesos). Esto se debe corregir porque de lo contrario cada vez seremos más pobres”.

¿Cree que el gobierno nacional encabezado por Alberto Fernández será realmente federal?
Sí. Estoy convencido. Alberto Fernández llevará adelante un gobierno federal y junto a las 24 provincias sacará al país adelante”.

En algún momento todo hacía suponer que Macri iba a llevar adelante un gobierno federal. Recuerdo cuando el 12 de diciembre de 2015 convocó a todos los gobernadores y se comprometió a trabajar en conjunto. ¿Lo desilusionó Macri, al no cumplir, entre otros con esta promesa?
No quiero juzgar su forma de gobernar. Sólo digo que tuvo una gran oportunidad que no la supo aprovechar”.

La perdurabilidad del FR

¿Qué análisis hace de los motivos por los cuales el Frente Renovador Misionero perduró durante 16 años, sorteando momentos muy difíciles y se encamina a gobernar la provincia de Misiones por otros cuatro años más con un alto porcentaje de adhesión? (En las últimas elecciones provinciales obtuvo el 73 por ciento de los votos).
“Estos cuatro años fueron muy difíciles. Gobernar en esta precariedad económica con una inflación galopante fue realmente complicado. Hubo que hamacarse todos los días. Hablar a Hacienda, a Rentas a diario para saber los ingresos fue un proceso de tensión que lo tomamos, a la vez con mucha calma, austeridad y sentido estratégico y poniendo en práctica políticas proactivas como los Ahora (pan, tarjeta, carne, bebé, góndola, gasoil, etcétera) o el Fondo de Crédito Misiones, entre otros. Este tipo de políticas le faltó al gobierno nacional. El otro tema fue no habernos alejado de la gente. Estar siempre al lado. Esto y contar con una conducción solida ejercida por (el presidente de la Cámara de Diputados de la provincia) Carlos Eduardo Rovira hace que la Renovación Misionera perdure. La Renovación Misionera no es una ideología o una doctrina es el sentir y proyección de la gran familia misionera. La gente valora no haber traicionado nuestro ideario misioneristas a lo largo de estos 16 años”.

Sin desmerecer no cuestionar la decisión de otros gobernadores misioneros que optaron por seguir sus carreras en cargos electivos en Buenos Aires, tanto usted como en su momento el ex mandatario provincial Carlos Eduardo Rovira decidieron no atraparse por “las luces de la gran ciudad”, ponerse a disposición de la voluntad popular en cargos electivos en Misiones. ¿Por qué motivo?
“Es una pregunta difícil de contestar. Creo que tiene que ver con el hecho de no alejarnos de la gente misionera que es la que en definitiva la que nos comanda, la que tiene esperanza y desesperanza. Somos de escuchar a la gente de toda la provincia y, eso es lo principal para estar cerca de cada uno de los misioneros. Personalmente soy una persona que camina a diario toda la provincia. Hablo con la gente en un negocio, en su casa en la calle y eso me permite saber cuáles son sus necesidades y el gobernador electo Oscar Herrera Ahuad (actual vicegobernador) es igual, camina, habla con la gente, no se encierra. Ahuad desde que fue médico residente y luego jefe de salud, director del hospital de la localidad de San Pedro y luego subsecretario de Salud, ministro de Salud y vicegobernador siempre estuvo al lado de la gente y lo seguirá estando como gobernador”.

¿Qué objetivos se puso como diputado provincial?
“Seguir estando cerca de la gente. Con el respeto que se merece quien será el gobernador de la provincia a partir del 10 de diciembre me pondré a su disposición y tengo previsto caminar la provincia. Estoy convencido que Oscar Herrera Ahuad será un gran gobernador. Es una persona muy sensible, muy trabajadora y lo demuestra a diario, por ejemplo, cuando ejerció como ministro de Salud uno lo llamaba a las 3:00 (A.M) por algún motivo, él ya estaba lista para ir a solucionar el problema. Él seguirá respetando el ser misionero y estoy convencido que seguirá estando muy cerca de la gente”.

Si tuviera la oportunidad de hablar con cada uno de los misioneros. ¿cuál sería su último mensaje como gobernador?
“Es difícil. No soy quien para decirle nada a la gente. El ciudadano misionero conoce a cada uno de nosotros. Los misioneros aprendimos a conjugar el pronombre nosotros, es decir hablar en plural sabiendo que las cosas se hacen en conjunto. Le digo que no baje los brazos que siga para adelante, aunque el misionero nunca los bajó porque el misionero tiene dentro suyo el objetivo de progresar”.

¿Qué provincia cree que deja?
“Es imposible hablar en forma personal, porque yo soy parte de un proyecto político que se inició en 2003 y que seguirá con el gobernador electo Oscar Herrera Ahuad, que reitero estoy convencido que hará una excelente gobernación. La Renovación Misionera es un cuerpo homogéneo que tiene un rumbo definido, por eso no se puede hablar de una provincia que yo dejo”.

¿Cómo quiere que lo recuerde la gente?
“No sé. Estará a cada una de las personas”.

¿Qué quisiera que diga su epitafio?
“Qué difícil… (piensa) Hizo lo que más pudo”.

La última pregunta la dejo con signos suspensivos ¿…?
“Simplemente digo que hice lo que correspondía. Mi obligación fue trabajar en favor de todos los misioneros. No le mezquiné al trabajo. Fue un honor tan grande ser gobernador de Misiones. Reitero en estos cuatro años intenté cumplir con el mandato que me dio la gente”.