Miguel Pesce, presidente del Banco Central, consideró que no deberían repetirse los “inconvenientes” que se vieron este viernes en las entidades bancarias. Los cientos de miles de personas expuestas en las colas de las entidades bancarias son, para el funcionario, “inconvenientes”. Los bancos abrirán el fin de semana para pagar jubilaciones y asignaciones sociales.

Viernes 3 de abril de 2020. El presidente del Banco Central, Miguel Pesce, aseguró que se vivió una “situación inédita” tras la reapertura al público de los bancos para el pago de jubilaciones y pensiones, en el marco del aislamiento social obligatorio que rige ante la pandemia de coronavirus. La imagen que ilustra esta nota es la captura de pantalla de un video registrado esta mañana en Posadas, aunque la situación fue similar en casi todo el país.
En declaraciones a Télam, Pesce destacó que, a pesar de los inconvenientes que se registraron en algunas sucursales, “tanto en el interior como en el ámbito metropolitano, la atención fue fluida, sin que faltara dinero”.
El titular del Central consideró que no deberían repetirse estos inconvenientes, ya que a partir de ahora los bancos “permanecerán abiertos” para el pago de los beneficios de la seguridad social.
El funcionario admitió que la situación “desbordó” las previsiones iniciales, porque evidentemente “no fue suficiente” la solución que se pensó para hoy, que duplicaba las bocas de pago.
En otro orden, el presidente del BCRA admitió que tienen “en estudio” la posibilidad de habilitar otros trámites, además del pago a beneficiarios de la seguridad social.
Asimismo, Pesce planteó la necesidad de “insistir en el uso de los medios electrónicos para reducir el uso de efectivo como medio de pago” y evitar aglomeraciones.

Bancos, sábado y domingo

Por otra parte, el Banco Central dispuso que las entidades bancarias trabajen durante el fin de semana en su horario habitual para el pago de jubilaciones, pensiones y asignaciones sociales de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) a aquellas personas que no operan con tarjeta de débito.
Es que este viernes mMiles de beneficiarios realizaron hoy largas filas ante los bancos, que volvieron a abrir sus puertas para permitir el pago de haberes y subsidios de la Anses, en muchos casos sin respetar el distanciamiento social recomendado como medida preventiva frente a la pandemia de coronavirus.
Para evitar las aglomeraciones, el Banco Central (BCRA), a través de la Comunicación A 6951, amplió al sábado y el domingo la apertura de las entidades financieras en su horario habitual para la atención de beneficiarios de haberes previsionales y pensiones integrantes del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), sin tarjeta de débito.
A pesar de las distintas recomendaciones, en la Ciudad y el conurbano bonaerense las filas comenzaron a formarse en algunos casos durante la madrugada e incluso hubo zonas donde las personas arribaron a las entidades por la noche.

Esperan que no se repita la aglomeración

Al respecto, el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, aseguró que hoy se vivió una “situación inédita” tras la reapertura al público de los bancos para el pago de jubilaciones y pensiones después de tantos días cerrados por el aislamiento social obligatorio dispuesto ante la pandemia de coronavirus.
En declaraciones a Télam, Pesce destacó que, a pesar de los inconvenientes que se registraron en algunas sucursales, “tanto en el interior como en el ámbito metropolitano, la atención fue fluida, sin que faltara dinero”.
El titular del Central consideró que no deberían repetirse estos inconvenientes, ya que a partir de ahora los bancos “permanecerán abiertos” para el pago de los beneficios de la seguridad social.
El funcionario admitió que la situación “desbordó” las previsiones iniciales, porque evidentemente “no fue suficiente” la solución que se pensó para hoy, que duplicaba las bocas de pago.
Tras agradecer la colaboración de las fuerzas de seguridad y los respectivos municipios, Pesce señaló que desde la entidad se hicieron llegar indicaciones a los bancos para mejorar la atención.
En ese sentido, la conducción nacional de la Asociación Bancaria (AB) aseguró hoy que “los pagos de la seguridad social deben redistribuirse con la participación de la totalidad de la sucursales, sin excepción”.
En un documento, el gremio advirtió esta tarde que en ausencia de “esa redistribución se reiterará la difícil situación vivida durante la jornada de hoy” y enfatizó que urge resolver de forma solidaria “los pagos a quienes lo solicitan” y resolver “sin vueltas” la necesaria “reforma financiera”.
Al respecto, Pesce planteó la necesidad de “insistir en el uso de los medios electrónicos para reducir la utilización de efectivo como mecanismo de pago” y evitar aglomeraciones, aunque admitió la falta de hábito en su uso.
Por su parte, el titular de la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses), Alejandro Vanoli, dijo este mediodía que “son pocos los bancos que pagan a jubilados”, y resaltó que se intentan las “mejores soluciones posibles” en un contexto de emergencia.
“Esta situación fue más que cualquier previsión”, señaló Vanoli, quien remarcó que la “primera reacción” fue decidir la ampliación de los días de apertura, mañana y pasado, para “que la gente vaya sólo si es necesario”.