Los datos son de una especialista de la OMT. Explicó que la valoración que se realizó hace unos meses indicaba una caída del 30%, es decir, 440 millones de turistas menos, “pero hemos estado revisando y prevemos que hacia fin de año esa caída será del 80%, es decir, 800 millones de turistas menos de los 1.500 millones que se llegó en 2019”, dijo.

Lunes 4 de mayo de 2020 (Por Alejandro San Martín). La experta en innovación y transformación de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Natalia Bayona, aseguró hoy que las previsiones para fines de 2020 indican que habrá “800 millones de turistas menos”, lo que implica una caída del 80% respecto del año anterior.
En una videoconferencia organizada por Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación, Bayona indicó que un informe de la OMT que se dará a conocer en los próximos días mostrará que “esta es la peor crisis en la historia del turismo mundial”.
Por su parte, “un informe que la OMT divulgó ayer muestra que en el mundo hay un bloqueo total, con el 100% de los destinos cerrados”, señaló.
La especialista explicó que la valoración que se realizó hace unos meses indicaba una caída del 30%, es decir, 440 millones de turistas menos, “pero hemos estado revisando y prevemos que hacia fin de año esa caída será del 80%, es decir, 800 millones de turistas menos de los 1.500 millones que se llegó en 2019”.
Sin embargo, Bayona dijo que “no todo es negativo”, y en ese sentido destacó el poder de resiliencia del sector “que puede resurgir en cuestión de empleo, 7 veces más que el resto de la economía, según nuestros estudios”.
En el caso del continente americano, ese incremento de la base laboral “se puede triplicar respecto al resto de las industrias”, pero puso énfasis en que hay que proteger los empleos en riesgo.
“Tenemos millones de empleos en riesgos, obviamente necesitamos proteger a los más vulnerables que son los autónomos, las pymes y sin duda alguna las mujeres y los jóvenes que son la población que mas emplea al turismo”, agregó.
Durante la videoconferencia, que fue coordinada por la secretaria de promoción Turística del Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación, Yanina Martínez, la especialista de la OMT enumeró seis puntos prioritarios para que sean puestos en práctica por el sector turístico en el país y en el mundo.
El primero es la apertura de fronteras “con responsabilidad”; después “recuperar la confianza gracias a la seguridad”; en tercer lugar la innovación “como la nueva forma de trabajar”; en el punto cuarto “ganar habilidades digitales”; para el quinto punto el “empleo con valor agregado”; y por último, “la sostenibilidad como nuevo modelo turístico”.
Estos puntos surgen de las 23 recomendaciones que hace unos días lanzó la OMT que tiene que ver con la promoción pura y dura del turismo.
“Debemos apostar por políticas de apoyo fiscal y monetario y actuar con coherencia en los planes de recuperación, y por eso una de las primeras acciones de la OMT fue establecer un comité global de crisis integrado por las principales instituciones a nivel internacional”, explicó.
En relación a América Latina, Bayona recomendó planes coordinados, públicos y privados; la diversificación de productos y mercados; y ayudar en todo lo posible al turismo sostenible.
“Esto último tiene que llegar como una realidad, no como una tendencia, y al menos en el corto plazo el turismo va a ser mucho más verde, con apoyo a las comunidades, y creo que ese turismo masivo que teníamos va a cambiar”, indicó.
Respecto de Argentina, Bayona recomendó que es el momento “para decir que el destino sigue presente y se sigue promocionando a nivel mundial”.
“Hay que trabajar todos unidos, porque no se trata de que los tour operadores y aerolíneas, por ejemplo, se muevan cada uno por su lado, sino del desarrollo de que impliquen a todos, incluidas todas esas experiencias únicas que permitan en el corto plazo posicionar argentina”, agregó.
Bayona aseguró que para recuperar el turismo hay que brindar seguridad, “y la seguridad se recupera con confianza” que, subrayó, es “lo que hay que promocionar”.
“Los viajes de corta duración, de corta estancia, los rurales, los viajes de ciudades cercanas, a poblaciones nuevas juegan una importancia clarísima”, añadió.
Recomendó crear nuevos paquetes turísticos, donde el tema seguridad en sanidad sea trascendente, y mucha flexibilidad “con las políticas de cancelaciones de vuelos o de paquetes turísticos dependiendo de lo que pase con el sector”.