La actividad agropecuaria en Misiones avanza en el camino de la industrialización. La producción lechera es modelo en el trabajo de cooperativas y productores que dan valor agregado a esta tradicional práctica en las chacras. Unas 320 familias producen más de 17 mil litros de leche a diario destinados a la industrialización cooperativa. El Ministerio del Agro y la Producción busca fortalecer las tres cuencas provinciales: la del Alto Uruguay, la del Centro Sur y la del Nordeste, indica el informe del Ministerio del Agro y la Producción que se publica a continuación.

Miércoles 10 de junio de 2020. La distinción de la lechería misionera es muy clara: el valor agregado se da en origen. Los diferentes productos elaborados se realizan en instalaciones próximas a la zona productora, todas de orden asociativo o cooperativo, en un proceso que mejoró en calidad y variedad, según cada zona, con diferentes grados de desarrollo pero siempre con integración al interior de su cadena productiva.
El conjunto de los productos lácteos se comercializa en la región, lo que contribuyó a disminuir el déficit lácteo de la provincia, con precios y valores competitivos en el mercado local, promoviendo la seguridad alimentaria.
La producción de lácteos formó parte de las labores domésticas, acompañando a las producciones de tabaco, yerba mate, té o ganadería. Con los años, la producción lechera se consolidó, desarrollada, como actividad productiva y económica de trascendencia para las familias agrarias.
Misiones cuenta con unas trece organizaciones que producen lácteos, algunas con mayor capacidad industrial pero todas en expansión y desarrollo: las más grandes, la del Alto Uruguay y la del Nordeste mientras que la de la zona Centro Sur busca su consolidación.
El Ministerio del Agro y la Producción impulsa la organización de estas cuencas con la Mesa Lechera Provincial, desde donde definen acciones y analizan problemáticas.

La cuenca consolidada

La Cuenca Lechera del Alto Uruguay abarca los municipios de Alba Posse, 25 de Mayo, Colonia Aurora, San Vicente y El Soberbio. Surgió por la inquietud de transformar esa “costumbre de producir leche” en una actividad industrial formalizada y comercial. Se estima que en esta zona hay 4.500 familias productoras de las cuales unas 200 se dedican a la lechería.
Esta región logra producir unos 15 mil litros de leche diarios y cuenta con cinco salas de elaboración para la industrialización en origen. Según los registros del Ministerio del Agro y la Producción, las industrias del Alto Uruguay llegan a elaborar 41.772 Kilogramos mensuales de diferentes tipos de quesos y ricota. Allí se producen diferentes variedades de quesos (barra, cremoso, mozzarella, holanda, saborizado, sardo, ricota) y uno de los productos más requeridos: yogur.
Esta cuenca lechera tiene un valor adicional: todas las cooperativas están declaradas con el status “libre de brucelosis y tuberculosis”, un aspecto central en lo que refiere a la sanidad animal y al cuidado de la salud de las personas.
Forman parte de esta gran cuenca lechera: Cooperativa Agropecuaria Las Mercedes, Cooperativa Agropecuaria Sarandí, Cooperativa Agropecuaria Tambera y Forestal Esperanza Kilómetro 7, Cooperativa Agropecuaria del Alto Uruguay (Caul) y Cooperativa Agroindustrial Tambera y Granjera Aurora Limitada.

Un Norte de dulce de leche

En el Nordeste misionero, en los departamentos de San Pedro y Belgrano, conformaron la cuenca lechera con gran potencialidad, a partir de las prácticas tradicionales familiares de ordeñe y producción de quesos para autoconsumo.
En los últimos años, la actividad se convirtió en salida económica rentable frente a otras actividades más tradicionales de las chacras. En la zona es trabajan este rubro la Cooperativa Agropecuaria El Polvorín Limitada, la Cooperativa Avícola Tres Marías, la Cooperativa Agropecuaria para pequeños Productores de San Jorge, la Cooperativa Agropecuaria Ganadera y de Servicios Azul Limitada, que elaboran entre todas sus productos con unos 1.617 litros diarios.
En la región se destaca la elaboración de dulce de leche. La Cooperativa San Jorge llegó a producir 264 Kilogramos de este dulce por mes, bajo la marca Encuentro de Colonias. Actualmente, está en un proceso de reestructuración para reactivar su producción.

La diversidad del Centro Sur

Forman parte de esta zona productora las cooperativas de Pueblo Illia, Leandro N. Alem y San Ignacio, con la producción diaria de 555 litros de leche, aunque cada cooperativa tiene sus particularidades. La Asociación Civil Feria Franca Nuevo Horizonte Pueblo Illia cuenta actualmente con trece productores lecheros activos y elaboran quesos criollos que venden en las ferias zonales.
Por su parte, la Cooperativa M´bareté de San Ignacio está en desarrollo para aumentar la producción láctea, con apoyo y acompañamiento del Ministerio del Agro y la Producción: son quince productores lecheros que elaboran 240 Kilogramos de queso sardo artesanal al mes.
En tanto que la Cooperativa Agrícola Ganadera de Leandro N. Alem, luego de varios altibajos, a fines de 1019 formuló un plan de producción lechera con apoyo del Gobierno Provincial. La iniciativa tiene a un grupo de mujeres como protagonistas que se encargan íntegramente de la producción industrial. Por otra parte, ocho productores entregan a la industria alrededor de 800 litros semanales para elaboración de helados, leche pasteurizada, yogurt, postres, queso, crema y manteca, entre otros.

Financiamiento y acompañamiento

Lechería - 1

La producción láctea cuenta con el respaldo del Ministerio del Agro y la Producción a través de una diversidad de acciones orientadas a la consolidación de la actividad lechera, el desarrollo del agregado de valor en origen y el fortalecimiento del arraigo rural.
En este sentido, la conformación de la Mesa Lechera Provincial permite un espacio de articulación público privado para avanzar en la promoción de esta actividad entre los productores. También, buscan mejorar la capacidad productiva, sanitaria, rentabilidad e infraestructura.
Forman parte de esa Mesa el Ministerio del Agro y la Producción de Misiones; SENASA; INTA; los Municipios; la Secretaría de Agricultura Familiar de la Nación; la Subsecretaría de Lechería de la Nación, el Ministerio de Agricultura Familiar de Misiones, representantes de cooperativas y asociaciones, entre otros actores de la producción.
Además, las acciones que ejecuta el Ministerio del Agro y la Producción contemplan grandes inversiones por medio de la planificación, formulación y financiamiento de cinco planes del Proyecto de Inclusión Socio Económica en Áreas Rurales (PISEAR). Entre ellos, la construcción de nuevos tambos modelos, la instalación de un canalizado de línea de leche, tres proyectos de nivel industrial para hacer más eficiente el proceso y un proyecto para la compra de maquinaria agrícola de uso colectivo.
También, entregaron créditos recientes para la compra de semillas de avena y fertilizantes con la proyección de amortiguar la etapa más crítica de la producción lechera que es el invierno, asegurando la provisión de pasturas y forrajes.

Desarrollo genético

Lechería - 3

El componente central para el fortalecimiento de la lechería fue el desarrollo genético de una raza lechera adaptada a la región, realizado íntegramente en Misiones.
Mediante un proceso de selección en el Centro de Genética Aplicada, el Gobierno Provincial desarrolló un biotipo lechero mediante la combinación de la genética de las razas Jersey y Holando, promoviendo un equilibrio entre niveles de productividad de leche, presencia de materia grasa y adaptabilidad al clima.
A su vez, la sanidad animal es un aspecto central que se trabaja de manera sostenida desde la cartera agraria mediante las campañas de saneamiento en brucelosis y tuberculosis, mastitis y análisis de calidad de leche.

Los desafíos para el sector

Lechería - 2

El conjunto de las cuencas productivas lograron una diversidad de productos y un desarrollo industrial que sigue en crecimiento en la provincia de Misiones. El arraigo rural se consolida con productores que viven y producen en las chacras, promoviendo el agregado de valor en origen mediante la industrialización de la ruralidad, la integración de la cadena láctea y la generación de empleo, con un Estado presente con políticas públicas para el sector productivo lechero en la provincia.
En relación a los desafíos para la producción láctea provincial, buscan una mayor eficiencia y competitividad incrementando los índices productivos de litros de leche por vaca apoyados en la genética; consolidar al sector para poder abastecer en mayor medida la demanda provincial de productos lácteos; promover una mayor diversificación de la producción a nivel industrial y alcanzar el status sanitario de libre de brucelosis y tuberculosis en todo el sector.
La intención es, también, posicionar al Centro Genético como herramienta fundamental de difusión de conocimiento e innovación tecnológica, prestando servicios de laboratorio para el diagnóstico de enfermedades infecciosas y parasitarias y sistematizar las unidades productivas para generar un manejo sustentable de los recursos naturales relacionados con proyectos de utilización de los recursos hídricos y así lograr una planificación forrajera sostenible fortaleciendo la nutrición animal, consigna el informe del Ministerio del Agro y la Producción de Misiones.