Escritora abre en plena pandemia “Salvaje Federal”, una librería virtual de literatura de autores argentinos con envíos a todo el país.

Selva Almada es una escritora entrerriana de gran importancia en la literatura argentina actual que suele escribir, además de novelas cuentos y poemas, crónicas de viajes que realiza por todo el país. En Chicas muertas (2014) investiga tres femicidios ocurridos en el interior del país en la década del ochenta y que han quedado impunes. Ahora Almada abre una librería virtual de autores de todas las provincias.
Salvaje Federal vende literatura de autores argentinos con envíos a todo el país.
A pesar de la incertidumbre socioeconómica y la crisis, la escritora nacida en Villa Elisa en 1973 abre una librería en sociedad con cuatro amigas, Raquel Tejerina, Natalia Peroni, Carla Gorlero, y Maricel Cioce.
La autora de El viento que arrasa inauguró esta librería virtual y boutique especializada en títulos de literatura que se escribe y se publica en las provincias argentinas que, si bien es abundante y rica, tiene aún escasa visibilidad debido a las políticas centralistas.
“…lamentablemente durante la pandemia y sumada a una crisis de larga data muchas librerías cerraron. Por mi cercanía con la literatura de las provincias, además de mi propia obra, voy con frecuencia a ferias y festivales provincianos, y nos pareció una buena idea focalizar ahí. Y, por supuesto, este año nefasto terminó de redondear la idea de una librería online”. -dijo Almada a LA NACION-.
Como son optimistas, las socias aspiran a tener un local a la calle en 2021.
La escritora entrerriana publicó recientemente “No es un río”, cierre de “la trilogía de la masculinidad” que inició con “El viento que arrasa” y “Ladrillero”.
Los catálogos de editoriales de las provincias llegan poco a las librerías porteñas y a veces es difícil conseguir títulos o conocer a autores que, con sus obras, amplían el territorio de la imaginación. “Hay una producción literaria y editorial que se mueve muy poco lejos de sus zonas de influencia -destaca la autora de No es un río-. Y por otro lado, hay editoriales pequeñas de Buenos Aires que publican a muchos autores de provincia pero que circulan muy poco más allá de la capital, porque la infraestructura no se los permite, porque en muchos pueblos no hay librerías y porque la logística es muy cara”. Así, el proyecto de una librería física fue mutando a la de una virtual “de doble mano”: trae literatura de las provincias a Buenos Aires y además la acerca a los lectores de las provincias.
La librería está organizada por regiones, de acuerdo al origen de los autores o al lugar donde vivieron y escribieron la mayor parte de sus vidas. La región Fluvial incluye a autores de Entre Ríos, Corrientes, Santa Fe y Misiones, todas surcadas por ríos; Montaraz, a los de las chúcaras provincias de Chaco, Formosa, Salta y Santiago del Estero; la región Andina comprende Jujuy, La Rioja, San Juan, Mendoza y Catamarca; Pampeana, Buenos Aires, La Pampa, Córdoba, Tucumán y San Luis; y la región Patagónica incluye Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego.
Los anaqueles virtuales de la librería Salvaje federal se recorren como las regiones del país.
Entre otras, Salvaje Federal alberga títulos como el de la editorial Baltasara (donde se publicó la ópera prima del ganador del Premio de Novela Medifé-Filba) además de sellos porteños que publican a escritores de provincias, como Blatt & Ríos, Alto Pogo, La Mariposa y la Iguana y Bajo la Luna.
Las compras se hacen online en la página web de la librería y los envíos se realizan a todo el país. En la ciudad de Buenos Aires es gratuito y al resto del país, por Correo Argentino, con un precio único de $350 y gratis en compras que superan los $3500. Salvaje Federal se acerca también a través de sus cuentas de Instagram y Facebook (@salvajefederal)