La aerolínea alemana presentó una solicitud de sobrevuelo y aterrizaje para viajar al archipiélago ante la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) y la provincia de Tierra del Fuego, lo que marca un reconocimiento de la soberanía argentina sobre las islas del Atlántico Sur. El viaje de 13700 km demando más de 15 horas de vuelo.

Martes 2 de febrero de 2021. La aerolínea alemana Lufthansa realizó este lunes el vuelo con pasajeros y sin escalas más largo de su historia que unió Hamburgo con las Islas Malvinas. La compañía, que había pedido autorización a Argentina para sobrevolar y aterrizar en el archipiélago, utilizó un Airbus A350-900 que demoró 15 horas y 35 minutos en llegar a destino.
Según informó el portavoz de Lufthansa el viaje de 13.700 kilómetros fue realizado por un grupo de investigadores del Instituto Alfred Wegener (AWI), con sede en la ciudad alemana de Bremerhaven, y la nueva tripulación del rompehielos de investigación “Polarstern”.
Los 92 pasajeros se trasladarán al barco que está amarrado en las Malvinas para pasar dos meses en el mar antártico de Weddell recogiendo datos a largo plazo que serán utilizados para realizar previsiones climáticas.
La semana pasada, la aerolínea alemana presentó una solicitud de sobrevuelo y aterrizaje para viajar al archipiélago ante Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) y la provincia de Tierra del Fuego, lo que marca un reconocimiento de la soberanía argentina sobre las islas del Atlántico Sur.
“Se destaca la relevancia de la presentación de la solicitud de Lufthansa ante autoridades argentinas, en tanto implica el reconocimiento de las Islas Malvinas como parte del territorio argentino”, celebró la Cancillería argentina.
Además del vuelo de este lunes, Lufthansa tiene otro viaje previsto para el 30 de marzo. Según explicó un portavoz del Instituto Alfred Wegener, el motivo de los viajes es la pandemia. Antes de salir de Hamburgo, los pasajeros y la tripulación de Lufthansa estuvieron en cuarentena durante dos semanas.

Detalles del vuelo

Aeropuerto de Mount Pleasant, en Islas Malvinas.


Un comunicado de la aerolínea alemana dio detalles sobre el viaje que fue el vuelo de pasajeros más largo en la historia de Lufthansa y uno de los más «singulares», ya que recorrió 13700 kilómetros ente Hamburgo y las Islas Malvinas, en el aeropuerto de Mount Pleasant, inaugurado en 1985 aunque comenzó a funcionar al año siguiente. La estación fue construida como parte de los esfuerzos británicos para reforzar la defensa de las Islas Malvinas después de la guerra de 1982 con las fuerzas argentinas. La base de Mount Pleasant es el más reciente aeródromo de la Real Fuerza Aérea británica y reemplazó las anteriores instalaciones en el Aeropuerto de Puerto Argentino.
El tiempo de vuelo fue de unas 15,5 horas, realizado por el Airbus A350-900 bajo el número de vuelo LH2574. La nave transportó 92 pasajeros (todo un lujo considerando que la aeronave tiene 293 asientos), la mitad de los cuales son científicos del Instituto Alfred Wegener y la otra mitad la tripulación del barco para la próxima expedición del Polastern.
Este miércoles 3 está previsto el retorno desde Mount Pleasant hacia Munich, con la tripulación del Polarstern que había partido de Bremerhaven el 20 de diciembre para reabastecer la Estación Neumayer III en la Antártida, y que ahora fue relevada.
Para este vuelo, la tripulación y los técnicos de Lufthansa (17 personas en total) estuvieron en cuarentena en Hamburgo, y permanecen en cuarentena en las Islas Malvinas. A pesar de las restricciones, informaron que más de 600 empleados se ofrecieron para realizar este viaje.
El Instituto Alfred Wegener compensará las emisiones de CO2 de los vuelos a través de la organización sin fines de lucro de protección climática Atmosfair, que también es el caso de este vuelo en particular. El instituto dona fondos para plantas de biogás en Nepal por cada milla recorrida, reduciendo así la misma cantidad de emisiones de CO2.
Los preparativos para el vuelo especial comenzaron junto con el Instituto Alfred Wegener en el verano de 2020.
Desde Lufthansa también destacaron que los preparativos para este vuelo fueron “inmensos” e incluyeron entrenamiento adicional para los pilotos y del manejo de combustible disponible en la base militar de Mount Pleasant para el regreso.
Toda la carga y equipajes del avión fue subido en Hamburgo totalmente desinfectados y sellados; el avión cuenta con contenedores adicionales para los residuos de a bordo, dado que recién se pueden eliminar al regresar a Alemania, todo para prevenir cualquier tipo de transmisión de COVID-19.
Normalmente este vuelo se hace vía Ciudad del Cabo, pero como Sudáfrica está pasando una situación epidemiológica compleja se decidió por la escala en las Islas Malvinas. Desde allí los científicos continuarán hasta la Antártida en el Polastern.
«Nos complace poder apoyar una expedición de investigación polar durante estos tiempos difíciles. El compromiso con la investigación climática es muy importante para nosotros. Hemos estado activos en este campo durante más de 25 años y hemos equipado aviones seleccionados con instrumentos de medición, los cuales luego son utilizados por científicos de todo el mundo para hacer que los modelos climáticos sean más precisos y mejorar los pronósticos meteorológicos”, manifestó Thomas Jahn, capitán de la flota y director de este viaje.
«Nos hemos estado preparando meticulosamente para esta expedición, que hemos estado planeando durante años y ahora podemos embarcarnos a pesar de la pandemia. Durante décadas, hemos estado recopilando datos fundamentales sobre las corrientes oceánicas, el hielo marino y el ciclo del carbono en el sur Océano. Dado que estas mediciones a largo plazo constituyen la base para nuestra comprensión de los procesos polares y las predicciones climáticas que se necesitan con urgencia, es importante que la investigación en la Antártida continúe en estos tiempos difíciles. No podemos permitir grandes lagunas de datos en la investigación climática», manifestó por su parte Hartmut Hellmer, doctor oceanógrafo físico de AWI y líder científico de la expedición Polarstern.