El veto de Alberto Fernández a la Zona Aduanera Especial para Misiones es percibido por los misioneros como un bloqueo porteño al desarrollo provincial que tiene vasos comunicantes con el desprecio de Mauricio Macri a los problemas de frontera y su desdén en reglamentar el artículo 10 de la Ley Pymes. Son percepciones que se traducen en el respaldo a la Renovación en las Paso. Las encuestas conocidas traducen poco corrimiento de votos en relación al 6 de junio cuando el Frente Renovador se impuso por 20 puntos a Juntos por el Cambio y más de 30 al Frente de Todos. El clima profederal anuncia que en Misiones no se registrará la polarización de la grieta.

Sábado 31 de julio de 2021. A cuarenta días de las elecciones primarias, para disputar en noviembre tres bancas en la Cámara de Diputados de la Nación que pone en juego Misiones, las encuestas empiezan a hablar. Las conocidas registran pocos desplazamientos en la intención de votos en relación al pronunciamiento popular del 6 de junio. En esas elecciones la Renovación superó por 20 puntos a Juntos por el Cambio y en más de 30 al Frente de Todos. Ahora suma los porcentajes de los partidos que se presentaron por afuera y hoy adhirieron al Frente Renovador, en tanto las otras dos alianzas mantienen el mismo espectro de representación.
De todos modos, como en toda elección que elige representantes al Congreso de la Nación, “el qué” se vota es puesto en tensión entre la polarización de lo que se dirime en el orden nacional y la construcción y consolidación de una voz propia que se haga escuchar en Buenos Aires institucionalmente en el Parlamento.
De un lado y del otro de la grieta, los que se benefician con la polarización, con la ayuda de los medios de alcance nacional vienen magnificando el impacto que tendrá el pronunciamiento popular en la Casa Rosada. Es cierto que, habitualmente, las elecciones de medio término sirven de termómetro relativo sobre cómo están las relaciones entre el Gobierno nacional y la sociedad.
Sin embargo, y como lo admiten varios analistas y consultores de la City, perder en estas elecciones meramente legislativas no tiene consecuencias categóricas. En 2005, 2009 y 2017 el peronismo kirchnerista perdió las elecciones en el distrito donde se libra “la madre de todas las batallas”, con Cristina, Néstor, Scioli y Massa en las boletas y a los dos años ganó las presidenciales.
Eso de “están a siete diputados de convertirnos en Venezuela”, o desde la otra cara de la misma moneda “estamos a siete diputados de tener la fuerza política necesaria para hacer los cambios”, no son más que consignas de campaña.

Elecciones con impronta provincial

Esta visión acotada que pretende abarcar el todo desde las luces de Buenos Aires y reducirlo a las consignas de los 7, no percibe que las elecciones de este año tienen una impronta provincial mucho más marcada de lo que suele considerarse en las valoraciones que sesgadamente ponen la lupa en la Casa Rosada.
Para sostener esto alcanza con la mención del kilombo que armó Agustín Rossi en Santa Fe con el inexorable debilitamiento del gobierno peronista de Omar Perotti y la rebelión del gobernador Gerardo Morales que desde Jujuy cuestionó la toma de decisiones de los porteños del PRO y lanzó un exocet al pretendido liderazgo de Rodríguez Larreta.
En este contexto más que analizar las encuestas sobre intención de voto, habría que poner la lupa sobre “el qué” van a votar los misioneros. Es decir cómo el votante decide apoyar a un frente partido o candidato. Es lo cultural que va construyendo subjetividades.
Y lo que subyace en la intención del voto, no está determinado sólo por la realidad política, económica y social sino la percepción que se tiene esa realidad.
El bloqueo a Cuba puede ser un espejo relativo para Misiones más allá de las realidades bien diferentes. El bloqueo imperialista fue empobreciendo al país pero al mismo tiempo fortaleciendo el sentimiento de pertenencia de la sociedad cubana. Aquí, el veto de Alberto Fernández a la Zona Aduanera Especial para Misiones es percibido como la continuidad de un bloqueo porteño que tiene vasos comunicantes con el desprecio de Mauricio Macri a las empresas de la provincia y su desdén en reglamentar el artículo 10 de la ley de Pymes. También con el incumplimiento de la promesa de constituir un Fondo Compensador por los desequilibrios en la distribución de la coparticipación que relega a Misiones con relación a provincias como la del Chaco con casi los mismos indicadores económicos y sociales que sirven de referencia objetiva para determinar la distribución secundaria de los ingresos tributarios.

Aquí el bloqueo no paraliza

Como subraya una fuente del Gobierno, el orden y la previsibilidad de la gestión del Frente Renovador se evidenció nuevamente esta semana en el cumplimiento de los plazos para presentar el proyecto de presupuesto del 2022, enviado a la Legislatura para su análisis por parte del gobernador Oscar Herrera.
Los objetivos centrales del proyecto de ley están centrados en la permanente mejora de los servicios de salud y educación, la innovación, las obras públicas como viviendas principalmente para las familias que todavía no tienen, el impulso a la economía a través del incentivo al comercio y la inversión atrayendo nuevas empresas que generen miles de nuevos puestos de trabajo, que es la principal demanda que están teniendo los misioneros. El gobierno escuchó y actuó en consecuencia, enfocándose en programas para generar trabajo en 2022, sobre todo para los jóvenes.
El cálculo es de casi 50% más que el presupuesto en ejecución actualmente. Se piden en el proyecto 226.696.244.000 pesos para el año próximo, para el funcionamiento del Poder Ejecutivo, el Judicial y los Tribunales de Cuentas y Electoral. Pero además se incorporan fondos para numerosas leyes sancionadas este año por la Cámara de Diputados que apuntan a mejorar los servicios de educación y principalmente de salud, que se brindan a los misioneros.
Se destaca que el 70% se destinará a las áreas sociales: “Este proyecto vuelve a priorizar la atención en la inversión social que orilla el 70% del presupuesto, repitiendo las proporciones en la finalidad de sus erogaciones respecto del presupuesto anterior, priorizando aquellas inversiones y atenciones en la salud pública que registra el mayor incremento, pero también atendiendo a cuidar y potenciar el reactivismo económico de la provincia, el desarrollo de sus potencialidades y apoyo a los emprendedores”, sostuvo Herrera Ahuad.
En el desagregado, indicó que “la inversión social, está conformada por tres áreas: salud, bienestar social y cultura y educación. Para el 2022, asignamos a este sector el 65,92% del total proyectado; se trata de un monto de $149.429.406.000”. A su vez, aseguró que “la finalidad cultura y educación por lejos es la mayor de todo el presupuesto, con un monto asignado de $ 53.985.353.000 nuevamente cifra récord, con lo cual ratificamos nuestro pensamiento de que la verdadera inclusión social, la real igualdad de oportunidades es la que brinda la educación y por eso apostamos decididamente a ella”.
En el mensaje remitido a los legisladores, Herrera Ahuad se refirió al gasto en personal, sobre 58.385 cargos y 268.182 horas cátedra. “Este rubro muestra una importante participación en el total de las erogaciones proyectadas para el ejercicio 2022, con 30,64% de participación, que refleja la política salarial de nuestro gobierno, diseñada cuidadosamente, con alto contenido de solidaridad social; con el objetivo de proteger la fuente de trabajo de nuestros empleados públicos; y también de mantener el poder adquisitivo de los salarios de activos y pasivos de la provincia, y consecuentemente sostener los niveles de consumo de la población”.