El edificio está considerado el más importante exponente del estilo neogótico en toda Misiones y forma parte del circuito turístico histórico religioso y cultural caracterizado por visitas a distintos tipos de iglesias situados en la región centro sur de Misiones.

Lunes 23 de agosto de 2021. La Cámara de Representantes declaró a la catedral San Antonio de Oberá como Patrimonio Histórico y Cultural de Misiones. El director de Turismo de esa ciudad, Fernando Vitelli, destacó la importancia que reviste la declaración de Patrimonio Histórico y Cultural de la catedral San Antonio, a partir del proyecto que impulsó en la Legislatura misionera el diputado Rafael Pereyra Pigerl.
Este reconocimiento, dijo, “pone en valor al edificio icónico de Oberá y desde ahí, a toda la comunidad, porque destaca un aspecto de nuestra cultura diversa; rescata y protege desde ese edificio, desde esa obra arquitectónica, también a nuestra historia, la que mostramos con orgullo porque representa una tradición fuerte y una postal fuerte, una imagen consolidada de nuestra ciudad”.
“Con esta protección del monumento, ya histórico, el diputado Pereyra Pigerl, logró poner en valor provincial también a la ciudad, que se compromete a preservar, enriquecer y potenciar su exhibición como parte de los atractivos turísticos que tenemos, pero esta vez con el respaldo que implica una declaración de tal magnitud”, agregó Vitelli.
El jueves, el diputado obereño, autor del proyecto, explicó en la Legislatura misionera que el edificio “es considerado el más importante exponente del estilo neogótico en toda Misiones” y es parte, dijo, del circuito turístico histórico religioso y cultural, que integra “un recorrido caracterizado por visitas a distintos tipos de iglesias situados en la región centro sur de Misiones”.
El diputado Pereyra Pigerl recordó la historia de la construcción y recuperación del edificio que se convirtió en Catedral con la creación de la Diócesis de Oberá y que resume “la entrega generosa de sacerdotes, diocesanos y laicos que legaron la obra material, que debemos cuidar y acrecentar en este tiempo arduo de la historia contemporánea” porque ahí “están nuestras raíces”, destacó.