Según el relevamiento llevado a cabo por Inquilinos Agrupados en septiembre, sobre 2.400 casos de todo el país, el 24,3 por ciento destina 40 por ciento de los ingresos totales del hogar al pago del alquiler, 23,6 por ciento destina 30 por ciento y 20,7 por ciento asigna 50 por ciento a ese gasto.

Miércoles 22 de septiembre de 2021 (Télam). La mayoría de los inquilinos destina entre un tercio y la mitad de los ingresos a pagar el alquiler, de acuerdo con los resultados de la encuesta nacional realizada por Inquilinos Agrupados en septiembre.
Según el relevamiento sobre 2.400 inquilinos de todo el país, el 24,3 por ciento destina 40 por ciento de los ingresos totales del hogar al pago del alquiler, 23,6 por ciento destina 30 por ciento y 20,7 por ciento asigna 50 por ciento a ese gasto.
El 80 por ciento de las respuestas se concentraron en la franja etaria entre los 26 y los 45 años, lo que “demuestra que la condición inquilina se va extendiendo a sectores adultos, llegando a los 45 años, mientras que en 2001, según datos del Indec, llegaban a los 40 años”.
El 26,8 por ciento de los que alquilan son grupos familiares de pareja con hijos, 23,9 por ciento parejas sin hijos, 21,2 por ciento vive solo/a y 14 por ciento son familias monomarentales con hijos a cargo.
Los datos arrojaron además que casi la mitad de los inquilinos están endeudados: el 48,8 por ciento respondió estar endeudado y en ese sector el 30,1 por ciento está endeudado con la tarjeta de crédito, 16,5 por ciento adeuda servicios como luz, gas o agua, 15,2 por ciento tiene deudas con un familiar, 14,8 por ciento con bancos, 6,8 por ciento con financieras y 5,8 por ciento tiene deudas de alquileres.
El porcentaje de deuda de alquileres “es bajo porque lo último que se deja de pagar es el alquiler y cuando no se puede pagar son desalojados legalmente o por la fuerza”, indicó IA.
Por otra parte, en las renovaciones de contratos de alquiler el 50,6 por ciento respondió que sufrió aumentos de hasta el 60 por ciento, el 28,8 por ciento tuvo aumentos de entre el 70 y 150 por ciento y 17,7 por ciento entre 20 y 30 por ciento.
“El acceso a la vivienda en Argentina se ha transformado en uno de los problemas estructurales más subestimados; o se profundizan las regulaciones del acceso a la vivienda en alquiler o no habrá forma de frenar la crisis habitacional pero tampoco de recuperar la economía mientras que 3 millones de familias inquilinas destinan la mitad de los ingresos totales del hogar al pago del alquiler”, dijo el presidente de Inquilinos Agrupados, Gervasio Muñoz.
La agrupación relevó también los precios de los alquileres en contratos firmados y registró que un precio promedio de alquiler de un monoambiente va de 13.500 pesos en la provincia de San Juan a 23 mil pesos en la Ciudad de Buenos Aires.
En tanto, una de las propiedades más buscadas como el tres ambientes tiene un costo de alquiler de 20 mil pesos en San Juan, 22.500 pesos en Santa Fe, 24.500 pesos en Córdoba, 25 mil pesos en Mendoza, 30 mil pesos en Río Negro y en Neuquén, 31 mil pesos en Santa Cruz, 32 mil pesos en la provincia de Buenos Aires y 37 mil pesos en la Ciudad de Buenos Aires.