Juan Manuel Irrazábal adelantó que saldrán a recorrer la provincia para recuperar el voto peronista. Como uno de los referentes insoslayables del PJ de Misiones, que integra el Frente Renovador de la Concordia, se reunió con el Gobernador para coordinar la militancia. Destacó que desafío es ganarle a Cambiemos desnudando que sus dirigentes, por más misioneros que sean, terminarán votando en contra de los derechos de los trabajadores y de los derechos de Misiones. El resultado de las PASO, analizó, fue consecuencia del contexto de la pandemia y de la crisis socioeconómica heredada de Mauricio Macri, pero observó que al Gobierno nacional le faltó “política” y por su matriz porteño céntrica se encerró en sí mismo.

Sábado 25 de septiembre 2021. Hace falta acción política y explicar claramente el proyecto para desnudar lo que verdaderamente expresa Cambiemos y poder ganar las elecciones de noviembre sostiene Juan Manuel Irrazábal, uno de los referentes indiscutidos del peronismo misionero. En declaraciones al programa que conduce Ariel Sayas en Canal 4 de Posadas, el dirigente que en su momento construyó junto a Néstor Kirchner el espacio que lo llevó a la Presidencia en 2003, consideró que el resultado de las PASO deben comprenderse en el contexto de la pandemia y de la crítica situación socioeconómica que dejó el gobierno de Mauricio Macri. Pero lejos de una actitud negacionista admitió que todo lo que hizo el gobierno nacional no llegó a atemperar el malestar generalizado porque faltó política. “Creo que el gobierno nacional se cerró en sí mismo en una lógica que no le permitió ver gran parte de lo que estaba ocurriendo en el resto del país”, dijo para formular críticas a la matriz porteño céntrica tanto del gobierno nacional como de la conducción del PJ.
Ironizó también por el formato de las campañas cuando mostró la ineficacia de la repetición de consignas como mensaje. “Estoy en mi casa y escucho eso de que hay dos modelos en pugna y no me están diciendo nada. Hay que decirles, estos candidatos que tiene Cambiemos, aunque son misioneros responden a un frente político nacional que está proponiendo quitarles derechos a los trabajadores, ir por conquistas sociales. El votante tiene que saber qué vota cuando vota a alguien de Cambiemos”, enfatiza para poner en el centro del debate político lo que verdaderamente está en juego en las legislativas de noviembre.
Reconoció que también faltó “política” en Misiones y reveló que se ha reunido con el gobernador con el propósito de coordinar la militancia y salir a caminar la provincia. “El Frente Renovador de la Concordia, con el Partido Justicialista integrado al mismo, quiere recuperar espacios desde la acción política, desde la política y desde el mensaje político.
Por lo que dijo la estrategia será salir a buscar el voto peronista que obtuvo Pedro Puerta. “No puede estar en Cambiemos si es peronista –expresó- son compañeros con los vamos a hablar. Si quieren estar en Cambiemos pueden estar, pero ideológica y doctrinariamente no tendrían que estar ahí”.

La entrevista
-¿Cómo ves lo que está pasando en el país, vos que sos un hombre con fuertes vínculos con el peronismo nacional?

-Después de un resultado electoral como el que tuvimos el gobierno nacional está tratando de recomponer políticamente su espacio y prepararse para la gran batalla que se viene en las definitivas.
En el trasfondo de cualquier análisis de lo que ocurrió el domingo 12 hay una cuestión socioeconómica. Hay una multicausalidad que influye en el voto. Estas elecciones fueron muy especiales porque veníamos de una pandemia en una situación socioeconómica muy complicada, con una insatisfacción generalizada de la mayoría de los sectores de la población. Pese a los esfuerzos del gobierno nacional no se ha llegado a atemperar el malestar de los que la están pasando mal económicamente.
Además faltó política del gobierno nacional para internalizar en su población de beneficiados que todo ese esfuerzo es producto de un proyecto que se debe mantener con participación y con compromiso de todos, del que gobierna y del que de alguna manera pretende algo del que gobierna.
Creo que el gobierno nacional se cerró en sí mismo, un Gobierno de dirigentes de la Capital Federal y de la provincia de Buenos Aires, le falta ese perfil federal, le falta hombres y mujeres de raza política que les guste recorrer el país, conocer el territorio, conocer las situaciones, construir poder político desde esas situaciones que encontraron en el territorio, y lamentablemente está muy cerrado en sí mismo. Eso hizo que estuviera muy confiado a la hora de esperar un resultado electoral.
También hay una cuestión sociocultural que tiene que ver con lo socioeconómico, porque culturalmente nuestro pueblo es sujeto y objeto de muchas influencias que hay que saber evaluar a la hora de determinar su voto, y fundamentalmente en la ausencia de una gran parte del peronismo en la campaña, y de las decisiones de gobierno, y también de una gran parte del sector sindical. Si ustedes ven la composición del Partido Justicialista en su Consejo Nacional de la actualidad, de 75 miembros, tiene 58 integrantes de provincia de Buenos Aires y Capital Federal, y en esos 58 integrantes no vas a encontrar hombres relevantes de la actividad empresaria como tenía en la época de Néstor el Partido Justicialista, ni de la actividad sindical.
Es una lógica que lamentablemente se cerró en sí misma y no pudo ver gran parte de lo que estaba ocurriendo en el resto del país. Donde los gobernadores con esfuerzo tratan de hacerlo ver, pero no alcanza con recibir un gobernador y que te cuente lo que pasa en su provincia, sino que tenés que hay que ir mucho a la provincia y caminarla.

-En la ciudad de Buenos Aires, en la provincia de Buenos Aires, incluso acá en Misiones, en los sectores más populares no votan peronismo, ese es un tema. Y segundo, que recién lo mencionaste, el tema de los empresarios, ¿qué le pasa al peronismo con aquel que quiere ganar plata? Vos mirás en las dos puntas, el pobre y el empresario, los dos no están votando al peronismo, el peronismo no está dialogando con esos sectores de la sociedad, ¿a qué se debe?
-Los sectores más humildes de la población, relacionados históricamente con el peronismo y con movimientos nacionales, populares, vienen siendo sujetos de un deterioro progresivo y permanente de su capacidad de consumo, de su capacidad de inserción laboral, y de su capacidad de realización en la vida. El peronismo puede defender la educación pública, la salud pública, puede defender una serie de ámbitos del Estado al servicio de la realización personal, pero eso se tiene que trasladar al día a día de cada una de esas personas. Una cuestión de fondo en la Argentina es la distribución de la riqueza y la distribución de la renta. Hasta que no haya una distribución equitativa de la renta y de la riqueza el sector más humilde de la población va a seguir dependiente de planes y programas sociales, pero no va a tener la capacidad y la posibilidad de realizarse en la vida sobre la base del trabajo, en un mundo laboral que está cambiando notablemente y donde cada vez más se expulsa fuerza de trabajo y se la reemplaza por tecnología.
Entonces hay un gobierno peronista, ¿sabés qué hay hoy en la Argentina? Peronistas por todos lados. Peronistas de pensamiento, de percepción, pero no hay un proyecto político peronista. No hay un proyecto político del peronismo encarnado en un modelo de ejercicio del poder desde el Estado. Hay medidas, que algunas son más a gusto de un sector, otras más a gusto de otro sector del peronismo, pero en verdad no hay un proyecto peronista, a nivel nacional, que se sostenga desde el Estado. Pero ese proyecto peronista se tiene que hacer cargo primero y principal de la distribución de la renta en la República Argentina. Después viene el resto de los temas, de leyes laborales, de incentivo a las PyMES, todo lo que sabemos, de modelos tributarios, etcétera. Pero hay que mejorar la distribución de la renta en Argentina.
Con respecto a los empresarios, hay dos o tres cuestiones que quiero marcar. El peronismo vino a recuperar derechos para los trabajadores desde el 17 de octubre del 45, vino a recuperar conquistas para el pueblo argentino y lógicamente eso tensionó con una parte del empresariado a determinadas actividades económicas y con mucha influencia mediática desde que Bartolomé Mitre fundó el diario La Nación, que tuvieron que hacer concesiones: el salario mínimo vital y móvil, las vacaciones pagas, tantas cosas…
Hay una parte del empresariado que no entendía que tenía que ser así en la Argentina. Estoy hablando de la historia. Hoy mismo, fijate que a los empresarios les fue muy mal con el macrismo. Hoy mismo estuve leyendo la cantidad de empresas que cerraron con el macrismo. Claro, modelo de acumulación financiera, rentístico, ligado al sector externo de la economía, no le interesaba el tejido empresarial argentino. Ahora, hay que trabajar también para una política desde el peronismo hacia el empresariado, y no acordarnos de los empresarios cada vez que gobernamos. Hay muchos compañeros peronistas que son empresarios, pero no militan, no trabajan en política, tienen sus reclamos, sus reivindicaciones, sus urgencias, pero por ahí están más contentos con este proyecto del macrismo, de Cambiemos, de quitarle a los trabajadores la posibilidad de estabilidad, flexibilizando leyes laborales a la hora de contratar y de despedir, quitarles las indemnizaciones, obligarlos a que hagan su propio fondo de resguardo, para en el caso de ser despedidos, de ahí ser indemnizados, por ahí se sienten cómodos. Entonces, nuestra tarea es militar políticamente la reconstitución de un proyecto peronista que incluya también a un sector empresario para entender que no se va a salvar con esas leyes de ocasión de Cambiemos, quitando reivindicaciones y quitando derechos a los trabajadores, se va a salvar con un Estado presente, que cuida la empresa, que cuide el desarrollo empresarial argentino.

-¿Y qué está pasando en la provincia de Misiones?
-Bueno en la provincia de Misiones fue sorpresivo. Voy a empezar por mi ciudad, Podadas, que está tan linda, tan hermosa, una ciudad que me tocó administrar por un tiempo, y en circuitos que se transformaron profundamente. Un voto inexplicable en sectores humildes, votando a propuestas de muy buenos dirigentes misioneros de Cambiemos como candidatos, pero que en el fondo van a tener que votar lo que esa fuerza nacional está proponiendo, que es la quita de derechos laborales a los trabajadores, todo lo que sabemos que propone Cambiemos.
Creo que faltó política en Misiones, y faltó un mensaje político en Misiones, desde nuestro frente y de todos los frentes que querían competir con Cambiemos. La sociedad votó un poco motivada por la bronca, otro poco motivada por la situación económica acuciante, un poco motivada por querer darle un mensaje a la política.
Esto pasó en Posadas y después en el resto de los municipios. Tenemos que trabajar fuertemente, primero desde la política y desde el mensaje político a la sociedad, no decirle “hay dos modelos en pugna, dos proyectos en pugna”, porque yo estoy en mi casa y escucho eso y no me están diciendo nada. Hay que decirles, estos candidatos que tiene Cambiemos, aunque son misioneros responden a un frente político nacional que está proponiendo quitarles derechos a los trabajadores, ir por conquistas sociales. El votante tiene que saber qué vota cuando vota a alguien de Cambiemos.
El Frente Para la Victoria tampoco hizo su trabajo, Frente de Todos se llama ahora. Quedó enredado en una interna entre tres sectores para dilucidar las candidaturas, pero no tuvo un mensaje claro de cara a la población.
Nuestro frente, el Frente Renovador de la Concordia, con el Partido Justicialista integrado al mismo, quiere recuperar espacios desde la acción política, desde la política y desde el mensaje político. Esto lo hemos hablado con el gobernador el primer acto de reunión política que tuvo fue con nosotros, que se lo pedimos. Le fuimos a ratificar que más que nunca vamos a salir a caminar la provincia.
Hay un voto que, por más que Pedro Puerta sea un excelente pibe que nos caiga simpático, no puede estar en Cambiemos si es peronista. Son compañeros que vamos a hablar con todos y cada uno de ellos, vamos a ir a toda la provincia a hablar con toda la dirigencia. No pueden estar en Cambiemos, si quieren estar, pueden estar, pero ideológica y doctrinariamente no tendrían que estar ahí.

-¿Por qué?
-Por la propuesta política de Cambiemos, por los intereses económicos a los que responde, por las corporaciones que lo sostienen y porque después en su plan de gobierno, desde el parlamento van a tratar de ir en busca de los beneficios para esas corporaciones, no para los trabajadores que los votaron. Ellos tendrían que estar votando, si quieren, con bronca, si quieren con desaliento, y si quieren hasta con desconfianza, a un frente provincial que hoy les está diciendo que está defendiendo los intereses de Misiones, y que está defendiendo el federalismo, y que no va a dejar de luchar por una zona aduanera especial para Misiones, para que haya regalías que lleguen a Misiones y se vuelquen en obras que se ven todos los días.
Desde que está gobernando este frente se ven las obras. Eso hoy con un modelo centralista y unitario se hace cada vez más difícil. Es un frente que tiene un modelo para la provincia, y tampoco pudimos discutir modelos de provincia. A mí me gustaría escuchar a mis candidatos hablar de modelos de provincia y de modelos de país. Pero no en abstracto, en cuestiones concretas, y este frente que gobierna la provincia tiene mucho para mostrar en todos sus municipios. Los reclamos que tiene ante nación son para seguir desarrollando y transformando la provincia. Y eso es palpable. Eso no se inventa en la campaña. Eso se muestra en las obras de un gobierno que durante mucho tiempo vino haciendo obras con un sentido de lo que quiere hacer con su provincia. Y acá en la capital nomás hay que ver cómo se socializaron las obras públicas que eran un reclamo histórico de los posadeños, están llegando a todos los lugares de la capital con obra pública.
Hay que trabajar mucho con los intendentes para que sean claros con su pueblo, y el que quiera competir en 2023 con ese intendente, sepan que el escenario y la cancha se arma ahora, y todos tienen que tener el mismo mensaje, el mismo discurso, las mismas propuestas y las mismas defensas del modelo provincial.

-Ahí dijiste algo muy interesante, diste en un punto que me parece hay una cierta confusión, incluso en el oficialismo. Están todos pensando en la final del mundo en el 2023, en el partido con Brasil, y no se están dando cuenta que tienen octavos de final en noviembre con un rival duro que puede ser Francia, Alemania o Colombia. Es decir, no hay 2023, incluso para aquellos que quieren definir candidaturas, si no ganás en noviembre de 2021.
-Fuiste más claro que yo porque fuiste a un ejemplo futbolero. Hoy me decía Carlitos Valenzuela que no hay que pelear por la cereza de la torta, sino que hay que ver cómo armamos la torta para que esa cereza tenga sentido arriba de la torta. Primero veamos qué torta tenemos y después si le ponemos cereza a la torta.
En noviembre hay que frenar esta tendencia y consolidar un voto que históricamente no es que votó anti peronismo o no peronismo, votó esquemas políticos nacionales parecidos a los de Cambiemos. No hay que tener mucha memoria para pensar a rememorar lo que hicieron dos años atrás en la Argentina cuando gobernaron. Entonces hay que tener conciencia. Los dirigentes tienen que tener conciencia que si quieren competir con los intendentes en los pueblos tienen todo el derecho, pero la cancha se arma ahora como lo decís. La cancha se arma en noviembre. Y por lo menos hay que frenar esa tendencia a consolidar un voto que va a complicar la cancha para todos los que tienen aspiraciones si en noviembre no revertimos la situación y generamos condiciones objetivas de acción política que le permitan ofrecer alternativas superadoras, pero las alternativas superadoras se ofrecen compitiendo en la defensa de un proyecto común, de un proyecto compartido, y defendiendo un modelo de provincia. Y ahí en la cancha se ven los pingos. Pero no hay que ir a buscar la final si todavía no clasificaste al mundial, como tan bien lo dijiste vos Ariel.

-Del otro lado hay muchos dirigentes del PJ, muchos militantes del PJ que se preguntan: “¿che, internas en el PJ para cuándo?” y te piden y te torean con la interna, ¿qué le tenés miedo a Juanchi a la interna, por qué no llamás a internas? Y por ahí se olvidan el resultado de junio.
-La interna va a ser después de las generales, porque de ninguna manera nosotros podíamos estar en una interna. Nos tocó justo el proceso de internas cuando ya llegaban las PASO, antes de las PASO, y ahora las generales. Pese a que nuestros adversarios vienen saliendo muy mal posicionados en cada una de las contiendas electorales que les tocó jugar, yo no subestimo a nadie, respeto a todos y si quieren interna, le va a hacer muy bien al partido una interna.

-Pará, eso es un título. ¿Querés internas?
-Yo quiero internas, apenas termina el proceso electoral.

-Es título: ‘quiero internas en el PJ’, ¿Vos, Juanchi Irrazábal, querés internas?
-Necesita internas el PJ. Se va a movilizar, se va a fortalecer, se va a activar, y que gane el mejor. Y si tenemos que bajar las dos listas y rearmarlas, hagámoslo, y si tiene que entrar una tercera lista, hagámoslo. Pero el PJ tiene que discutir las internas cuando es momento de discutir las internas.
No puede discutir su interna cuando estamos discutiendo las cuestiones de interés general para la nación y para la provincia. Pero el PJ necesita internas. Le va a hacer bien las internas. Unas internas sanas equitativas, competitivas, transparentes, donde tengamos alguna idea para trasladar a los compañeros qué queremos hacer, cómo vemos el partido en esta etapa de la historia, y cómo lo queremos ver para adelante. Yo tengo confianza en el trasvasamiento generacional que tiene nuestro espacio, tenemos hombres y mujeres excelentes y estoy con ganas de acompañar cualquier propuesta de transformación profunda del peronismo, pero con un norte.

-Es decir, esto sería primer semestre de 2022.
-Sí, si se puede. Mirá, si se puede terminado diciembre, nosotros no estamos desesperados para irnos de vacaciones, ni creo que podamos hacerlo en este marco socioeconómico, así que ya con tiempo les voy avisando a los compañeros, por ahí votamos en enero. Voy a pedir al presidente del partido que contemple la posibilidad de armar todo el cronograma en diciembre para que se vote en enero.