Los beneficiados son de la comunidad Nuevo Amanecer de Puerto Libertad. Fue la respuesta del Imas a las gestiones de Tierra, Techo y Trabajo.

Lunes 8 de noviembre de 2021 (Prensa TTT). El Bloque Parlamentario Tierra, Techo y Trabajo solicitó a través de un Proyecto de Comunicación que el Poder Ejecutivo gestione con urgencia la adquisición de una bomba nueva que permita el acceso al suministro de agua potable para a la comunidad mbya guaraní Nuevo Amanecer, de la localidad de Puerto Libertad. A la brevedad, el Instituto Misionero de Agua y Saneamiento (Imas) instaló la nueva bomba, según confirmó el propio cacique de la comunidad, César Fernández.
En paralelo con el pedido -que presentó el diputado Martín Sereno (TTT), autor de la iniciativa- el legislador gestionó ante los organismos la solución para este problema que afectaba a más de 20 familias que conforman unas cien personas.
En su intervención en el recinto de la Cámara de Representantes, Sereno recordó que en el 2017 reclamó energía eléctrica y agua para esta comunidad originaria, que tuvo solución. “Pero después de tres años por un desperfecto en la bomba, posiblemente porque trabajó en seco, ya que en la temporada invernal no hubo muchas lluvias, la bomba se quemó.
Hace unos días, el cacique, César Fernández, se comunicó con el legislador para darle la buena noticia que los operarios del Instituto Misionero de Agua y Saneamiento (Imas) estuvieron en la comunidad e instalaron la nueva bomba.
«Tenemos una gran alegría y agradecimiento por las gestiones del diputado, porque ahora gracias a eso volvemos a tener agua sana después de tres meses. Mientras sacábamos la del arroyo pero no es buena porque arrastra flores de pinos y cosas que arroja la empresa Arauco. Tuvimos problemas de salud con varios de nuestros chicos por esa contaminación, y nos pone muy contentos tener la tranquilidad de que volvemos a consumir agua segura», expresó Fernández.

Respuesta a un trabajo colectivo

Técnicos del Imas instalan la bomba.


El legislador manifestó su alegría por la respuesta, que fue posible, dijo, “gracias a la política y al trabajo colectivo. El Estado respondió a las gestiones que iniciamos inmediatamente luego del pedido de ayuda del cacique, que nos remarcó su preocupación por no contar en la comunidad con el líquido vital tan necesario para el consumo humano», aseveró Sereno.
Agregó que sabiendo que las familias se abastecen de un arroyo que cruza en el medio de la comunidad, «destacamos ante el Poder Legislativo que la solución era urgente. Ahora con la reposición de la bomba, las familias mbya vuelven a disfrutar de ese derecho vital que tanto ellos como el resto de los misioneros y misioneras deben tener garantizado», señaló el diputado.

«La huerta se fue secando»

El cacique de la aldea destacó la importancia de contar con agua potable, no sólo para el consumo cotidiano de las familias, sino también porque «en la comunidad producimos variedad de verduras, y las huertas se estaban secando por falta de agua».
Ahora les resta recuperar la producción de verduras. «Agradecemos a los políticos que nos dan su palabra y se ocupan de las comunidades. No son demasiados los que se preocupan; pero para nosotros es muy valioso cuando asumen el compromiso porque en nuestros pueblos hay muchas necesidades de las criaturas, ancianos y mujeres embarazadas», manifestó Fernández.