Noelia Leyría está al frente de la Subsecretaría de Planeamiento y Enlace Educativo-Deportivo del Ministerio de Deportes. Desarrollan políticas de Estado que buscan que los jóvenes incorporen actividades físicas a sus rutinas diarias, ya que dedican hasta siete horas -por día- a las pantallas. Destaca el trabajo, la pasión y el ingenio de los profesores de Educación Física en el acompañamiento a los estudiantes chicos, en esas actividades.

Lunes 26 de diciembre de 2022. La subsecretaria de Planeamiento y Enlace Educativo-Deportivo del ministerio misionero de Deportes, Noelia Leyría, destaca el trabajo de los profesores de Educación Física para acompañar, incentivar y alentar a los estudiantes a realizar actividades, en un contexto donde niños y jóvenes pasan hasta siete horas por día frente a las pantallas (celulares, tablet y televisores), con una vida peligrosamente sedentaria.
Un relevamiento indico que el 80 por ciento de los chicos en edad escolar no hacen actividades físicas; caminan solo cerca de 10 minutos y pasan cerca de siete horas frente a la pantalla. En ese contexto, buscaron con políticas de Estado que los niños participen más de actividad física y que los profesionales del campo deportivo educativo “comencemos a amigarnos con los aparatos digitales”, tratando que los profesores utilicen aplicaciones para que los chicos se vayan enganchando en la actividad física”, explicó.
El otro dato relevante: en Misiones, las mujeres hacen más actividades físicas que los varones, dijo Leyría en Plural TV, programa periodístico de Canal 4 Posadas.

La entrevista de Noelia Leyría en Plural TV

-¿Qué estás haciendo por el deporte desde tu área en el Ministerio de Deportes misionero?
-Como diputada provincial (mandato cumplido) escribí varios proyectos de ley sobre el deporte, como la Ley del Deporte Adaptado. Una de las cosas que siempre me movió en el cada lugar que trabajé es la actividad física. No solamente el deporte, porque muchas personas no se dedican a un deporte determinado, pero para la salud es necesaria la actividad física. En el gobierno de Hugo Passalacqua se creó una subsecretaría de enlace Educativo y Deportivo y comenzamos a trabajar en forma coordinada con el Ministerio de Educación y el Consejo General de Educación. El área trabaja con todos los centros de educación física, que son 30 en Misiones, y los centros de educación física especial, que son siete. Hay uno trabajando hace muchos años en Candelaria. Tienen un movimiento muy grande. Una de las primeras cosas que hice fue cuantificar la cantidad del trabajo de los profesores que se venían realizando; uno de los trabajos que hacemos busca que las políticas de Estado lleguen a los profesores de educación física. Hicimos estadísticas que nos sirvieron muchísimo para saber, por ejemplo, que el 80 por ciento de los niños de la Zona Capital tenían un promedio de poca actividad física; encontramos que solo el 20 por ciento hacía actividad física. Fue realmente muy llamativo. Empezamos a trabajar con la Dirección de Educación Física, para ver si las clases estaban bien realizadas.

-¿El 80 por ciento de los niños no hacía actividad física?
-Así es, ni dentro ni fuera de la escuela. Se hizo un test con la ayuda de la Ucami, donde se destaca el promedio de actividad física que tiene el niño. Entonces el chico pasa diez minutos nada más caminando, almuerza, come, luego se acuesta dos o tres horas, mira el celular dos o tres horas. Es decir que el chico se pasa delante de la pantalla aproximadamente siete horas. Esto nos hizo preguntarnos de qué manera los adultos y la política de Estado comenzamos a hacer más partícipe al niño en la actividad física, y también que los profesionales comencemos a amigarnos con los aparatos digitales. Algo del nuevo movimiento olímpico son los e-sports, los juegos digitales. Estamos tratando de que los profesores empiecen a usar aplicaciones para que los chicos se vayan enganchando en la actividad física. En los CEF es muy llamativo que en la zona centro y norte participaban más del 50, 60 por ciento de mujeres en la actividad física y en menor cantidad los hombres. ¿Para qué nos sirvió saber eso? Porque en su momento las políticas públicas de elementos deportivos iban solamente dirigidos a los hombres y no estábamos mirando la parte femenina, que era la que mayor participación tenía. Son pequeños logros pero que van marcando una dinámica y una forma de trabajo, para empezar a hacer más eficiente el trabajo y empezar a ayudar en la calidad de lo que hace al deporte.

-¿Por qué pasa esto? Porque parece que los varones son los que más inclinación tienen al deporte, los que más juegan.
-Hay zonas, en Montecarlo, Puerto Rico, más del 50 por ciento de mujeres son quienes hacen actividad física. En Oberá hay un gran movimiento del deporte, y yo creo que eso se debe a la capacidad humana de los profesores de educación física. Hay una formación de hace más de diez años de profesores de educación física, que llevan un movimiento municipal de la localidad que realmente se ha transformado. También ha ayudado un grupo de intendentes que formaron comisiones que hacen actividad en todos los municipios. Es decir, que el deporte va creciendo, hay que ir profesionalizando de a poco, ir sabiendo los objetivos y también ir sumando la parte digital. El e-sport me sorprendió gratamente. Había ido a una convención del Comité Olímpico Internacional y recién se estaba tocando la cuestión del e-sport, y acá en Misiones ya se aprobó la Ley de los e-sports. Así es que debemos ir acompañando todo lo nuevo que viene.

-¿Estamos hablando de primaria y secundaria?
-Debido a que era una subsecretaría nueva, hice un trabajo macro, desde el nivel inicial hasta el nivel universitario. Entonces comenzamos con una actividad que se llamaba Formas Jugadas, que se trataba de empezar la actividad física del niño desde el nivel inicial. Trabajamos en todos los municipios de Misiones hasta que nos agarró la pandemia. El protocolo para que vayan los adultos a trabajar era muy fuerte en el nivel inicial. El área que yo trabajo son los intercolegiales, que son los primarios y secundarios, y la parte universitaria donde acompañamos a los terciarios, a la Universidad Nacional de Misiones, que siempre es una de las primeras en vanguardia en el trabajo universitario. Otra de las cosas que hicimos, que resultó y fue fantástico, fueron los juegos de playa con las escuelas secundarias, no de forma competitiva, sino ir a jugar con deportes náuticos, deportes en la playa, vóley con globos con agua, cinchadas, es decir, comenzar a jugar para que los chicos se vayan prendiendo en la actividad física.

-¿Se prenden, les interesa?
-Así es. Fue hermoso, muy divertido. No había gordo, flaco, alto, bajo; todos participaron sin problemas. Fue una participación muy linda donde también el ingenio de los profesores -por eso resalto el material humano de los profesores y profesoras de educación física que tenemos, que a lo mejor, sin elementos deportivos la gente del interior se las ingenia. Hay un centro de educación física, el número 20, que trabaja con adolescentes, y ellos fabrican sus propias pesas con latitas. No quiero dejar de nombrar al CEF 17; en Bernardo de Irigoyen se practica mucho el atletismo, es decir que ahí solamente tienen la pista alrededor de una cancha de fútbol, y trajeron muchas medallas. También en los nuevos deportes olímpicos, como levantamiento de pesas, los chicos trajeron dos medallas de oro en los Juegos Evita, que todos participan, desde la escuela, el centro de educación física, el club. Es decir que el niño es el mismo, pero el Estado, los clubes van haciendo a la formación del desarrollo humano.

-¿Qué falta en ese campo?
-Es de a poco. Participo también como dirigente del Club Atlético Posadas, y son pequeñas acciones que debemos ir trabajando. Por ejemplo, me reuní con concejales de Posadas y de otras ciudades para empezar a hacer prácticas de protocolo de violencia, de no discriminación, de que la mamá, el papá o la persona que está a cargo sepa que su niño o niña dentro del club no va a ser discriminado. Hay que trabajar mucho esos temas para que la visualización del cuerpo humano no haga que el niño, la niña no quiera ir a practicar al decir: “estoy gordito”. Así buscamos que el deporte sea realmente inclusivo y que los clubes vuelvan a tener el protagonismo de la familia. Más allá de que practiquen un deporte, se debe hacer actividad física. porque no solamente hace a la mente, al cuerpo, a la salud, sino al desarrollo individual de la persona, de la salud mental. Uno aprende lo que es el sacrificio, los horarios, a cuidarse. Siempre señalo, volviendo a los clubes, que nosotros exigimos a los profesionales del deporte que no salgan, que coman bien, que se cuiden. Pero los dirigentes deportivos, qué hacemos para estar acordes a esos profesionales. Creo que en esta nueva etapa, también los clubes deben comenzar a hacer capacitaciones y a acompañar para tener el mismo nivel; porque le exigimos al deportista, pero el dirigente deportivo también debe tener una misión, una visión, un desarrollo del deporte de lo que va a hacer en su club. Porque no hace falta estar en lo alto, sino desde tu barrio, desde tu comisión vecinal se debe pensar qué hacer. Estoy en el Polideportivo El Zaimán, que siempre digo que es uno de los monumentos más grandes en infraestructura que tenemos en Misiones. Durante muchos años estuvo cerrado, y cuando llegué me acordé de que el ministro Morgenstern me dijo si quería ir al “Finito” Gehrmann y le respondí que era un desafío personal ir levantando el Polideportivo de El Zaimán. Hoy contamos con más de 600, 700 personas que están haciendo actividad física; hacen hockey, rugby, tenis, fútbol, básquet, gimnasia. Estamos trabajando con el Ministerio de Desarrollo para que sea el primer polideportivo que tenga una cooperativa textil de indumentaria deportiva. Viste que uno va y está necesitando la camiseta, el juego de ropa, la pechera, que El Zaimán sea un centro deportivo de primera. También hicimos una biblioteca popular con más de cinco mil libros; creo que también es importante que la madre, que también es humilde, que no tiene dónde dejar a los niños cuando practica deporte, sepa que su niño esté dentro de la biblioteca haciendo la tarea. Es decir, que los centros deportivos vuelvan a ser la comunión, la unión, y para eso los dirigentes deportivos debemos estar al pie, con la gente en el barrio, acompañando las necesidades ya que cada barrio es distinto, cada comunidad es diferente, y creo que se trata de que el dirigente esté acorde a la situación.

-La próxima te invitamos para hablar de fútbol femenino; sos la vicepresidenta…
-Es así, estoy acompañando en la presidencia del club Guaraní a Mirta Paraíva, aprendiendo muchísimo de ella; es excelente, muy generosa. Estamos viviendo el nuevo cambio de paradigma de las mujeres con la pelota. Así que estoy muy contenta porque acompaña el rendimiento deportivo de jugadoras como Otazú, Yamila Rodríguez; el trabajo de todos los clubes que están trabajando con las mujeres; también es un desafío comenzar con el fútbol femenino.