La demanda local rompió con las preferencias masivas y se volcó a vivir experiencias en segundos destinos o lugares pocos explorados, un poco más lejos de la masividad y más cerca de la autenticidad. Así, el principal destino de Misiones (Iguazú) perdió interés y creció, por ejemplo, la preferencia por Moconá.

Seguir leyendo “A repensar los destinos y a prepararse para la nueva tendencia”