La multitud sigue tomando las calles en señal de protesta por la muerte de Masha Amini, la joven iraní que apareció muerta después que la Policía de la moral del régimen teocrático la detuvo por no llevar el velo como le exigían. Al grito de “mujeres, vida y libertad” las marchas encabezadas principalmente por mujeres expresaban su repudio a las estrictas medidas que -desde 1979- las obliga al uso del velo ya que sin él estarían “desnudas”. Reclaman, gritan, se manifiestan, por la brutal muerte de Amini.

Seguir leyendo «Masha tenía vida»