La postulación de Alfredo Schiavoni como candidato a gobernador por el PRO se ve respaldada por las encuestas que miden a Macri por encima de cualquier otro candidato de las oposiciones.

Posadas (16 de diciembre de 2014) De todos modos, en una entrevista con misionesplural no descarta la realización de alianzas, pero considera que además de encontrar los consensos también debe dirimir la fórmula y candidatos a diputados en elecciones internas. Schiavoni, que muchas veces votó en soledad en la Cámara de Representantes, diferencia al PRO en la manera de razonar de los políticos tradicionales. La entrevista:

MP: ¿El objetivo principal del PRO en la provincia pasa por consolidar el partido para sostener el voto a Macri?
AS: El objetivo del PRO Misiones es armar la herramienta electoral que te permite participar en todas las categorías. Esto es el partido con juntas promotoras en los 75 municipios. Desde esa organización sostener la candidatura de MM y de todo el resto de las listas.

MP: ¿La instalación de su candidatura a gobernador revela que en una alianza con la UCR ese voto no estaba garantizado?
AS: No. Una cosa no tiene vinculación con la otra. En una elección general, la parte izquierda del voto prevalece por sobre el resto. Hasta la fecha los cortes de boletas no han sido muy significativos en nuestra provincia. Mi instalación como candidato a gobernador obedece a seguir con la construcción provincial. No subalternizamos la construcción territorial a eventuales frentes electorales.

MP: ¿ Es cierto que en la provincia Macri mide más que cualquier candidato de UNEN?
AS: Según la última encuesta de Manajamen & Feet, MM y DS están muy parejos a nivel nacional, pero en todo el nea MM se despega. SM está tercero a poco menos de 10 puntos y los candidatos de UNEN sumados no alcanzan los 10 puntos. No tenemos encuestas propias todavía, pero calculo que para marzo haremos una primera toma.

MP: ¿Entonces, las pretensiones de la UCR de liderar la fórmula en una alianza quedan al menos cuestionadas?
AS: Un eventual frente electoral en Misiones, además de encontrar los consensos necesarios, también debe contemplar un mecanismo para dirimir fórmula y candidatos a diputados. Para el PRO lo más sano es una interna entre los partidos que eventualmente compongan el frente. En las categorías municipales hay ley de lemas.

MP: En octubre pasado, cuando un proyecto de Rovira y Mello con aportes del PAyS, para exporpiar 1800 hectáreas en el departamento Capital, para construir viviendas, fue votado por todos los bloques, incluidos los seis ucerreíestas que quedaron atrapados entre el oposicionismo a todo y las expectativas sociales. el único voto en contra fue el Schiavoni. Tiene esta diferencia con el resto una significación política, digamos ideológica? Quedó claro en esa sesión que el único opositor al modelo es el PRO?
AS: En esa votación advertí al resto de los opositores, muchos de ellos del interior provincial, que esa expropiación posibilita la construcción de más de treinta mil viviendas Fonavi, que sumadas a las diez mil de Itaembé Guazú, significa agregar a Posadas unas 160 mil personas más (dos veces Eldorado). Desde el punto de vista del PRO es un error alentar este tipo de políticas. Desde el estado debemos tender con políticas activas a repoblar las chacras, las ciudades, detener la migración rural hacia Posadas. En ese marco, creemos que seguir amontonando gente en Posadas termina resultando mucho más caro para el estado en términos de seguridad, salud, educación, etc; en vez de alentar políticas e verdadera inclusión vinculadas a la producción, a las agro industrias, a la capacitación de los ciudadanos. Convertir a Posadas en una mega ciudad no nos parece una decisión política acertada. Por eso no acompañamos esa ley. En ese sentido, lo único que expresamos es coherencia. Pensamos que el populismo no constituye una solución sustentable, no genera inclusión perdurable, siempre está ligado a condiciones de excedentes excepcionales (como la soja a U$S 600). Desde el PRO creemos que la verdadera inclusión social pasa por la educación pública de calidad y el trabajo. Y que, condiciones excepcionales como las que encontraron los K, deben aprovecharse para sentar las bases verdaderas del desarrollo nacional, no para ganar elecciones aplicando políticas populistas. Si esta forma de razonar nos coloca como los únicos opositores, no lo sé, pero queda claro que no participamos del perimido debate de izquierdas y derechas, sobre todo con representantes que ponen guiño a la izquierda y doblan a la derecha.

Anuncios