El caso Niembro, que destapó una olla de corrupción en el gobierno de la CABA, ya la hecho perder dos puntos en la intención de voto. En Misiones, donde el caso tiene ramificaciones que involucran a Ramón Puerta y Humberto Schiavoni, no sólo sufrió la misma caída que en orden nacional, sino que aparece perdiendo gravitación como contramodelo de acuerdo con los estudios de opinión. Deja de ser la esperanza blanca.

Posadas (15 de septiembre de 2015) El Niembrogate del macrismo tiene ramificaciones en la provincia. Esta olla destapada nada menos que por el diario La Nación descubrió un dolo por 700 millones de pesos que figuraban como pauta publicitaria del Canal 4 de Posadas. Por eso hoy el titular del medio, Carlos Valenzuela difundió una denuncia penal contra Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, en el Juzgado Federal de primera instancia en lo Criminal y Correccional de

Posadas, a cargo del doctor Jorge Horacio Campitelli.

LA VALIJA AMARILLA DE ZIELGER: Valenzuela es propietario de la firma Trincheras de San José que tiene desde hace más de 20 años la licencia del canal 4 de Posadas. Con militancia reconocida en el peronismo, tiene vinculaciones directas con varios referentes tanto del kircherismo como lo que hoy se conoce como massismo. Por eso su denuncia trasciende lo meramente jurídico sino que apunta a contribuir al destape de las fuentes de financiamiento del PRO que replicó los métodos clientelistas para hacer pie en las provincias. Confirmó que su nombre figura junto a quienes recibieron fondos del gobierno de la CABA, pero afirmó que nunca recibió un solo peso ya que no tiene pauta con el gobierno porteño. También develó la incógnita de por qué aparece él en las planillas de las pautas. Especuló que quizás tenga que ver con su anterior sociedad con Ramón Puerta, sociedad que disolvió en enero de 2011. Ironizó: “y porque los porteños creen que los del interior somos todos tontos”.

Para dar estas explicaciones Valenzuela convocó a una conferencia de prensa que, con tal trasparencia, que la televisó en directo. “Imagínense –refelxionó- que aquí en la frontera con toda su particularidad alguien crea que tengo 700 millones de pesos, lo que puede suceder”. Pero no sólo se limitó a explicar, sino que contra atacó políticamente. Arriesgó la denuncia de una “sistematización de un método para financiar una campaña electoral” y consideró que los que deben explicar la existencia de una asociación ilícita son Macri, Vidal, Puerta, Schiavoni y Alex Ziegler, “ que además –reveló- se anduvo trayendo una valija amarilla”.

Este hábito de las “valijas” remite al 2007 cuando de buenos Aires pretendieron quebrar a la Renovación con la candidatura de Pablo Tschirsch y de Esteban Lozina. Entonces, todo el apoyo del establishment al entente fue aceitada con una valija con 2 millones de dólares que el embajador de Estados Unidos, Earl Wayne, trajo para contribuir a la causa.

Anuncios