Urriza y Negri dos

 

“Hay dificultades en la cadena yerbatera que produce el incumplimiento del precio laudado”; reconocieron el subsecretario y el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación Luis Urriza y Ricardo Negri
Por Alejandro Fabián Spivak

 

“El yerbatero es un tema muy importante para resolver y, por tal motivo estamos muy abocado en el trabajo diario para encontrarle una salida no sólo en favor de toda la cadena yerbatera que incluye a todos los actores y, cuando digo a todos, incluyo desde el productor hasta el molinero e inclusive el consumidor final porque si no hay un trabajo armonioso difícilmente pueda llegar al consumidor final. Desde el Gobierno nacional reconocemos que hay problemas a resolver en el sector yerbatero. Tenemos situaciones de corta y larga data para resolver y dentro de esto deseamos fortalecer el funcionamiento del Instituto Nacional de la Yerba Mate (Inym). De hecho hace un par de semanas se produjo el cambio de su presidente. Con la yerba mate tenemos una cuestión muy particular y queremos resolver y el lugar para lograrlo es en el Inym. La mayoría de los directores del Instituto reconocen que debería cambiarse el estatuto y lograr que el voto no deba ser por unanimidad sino por mayoría; esto podría permitir terminar con que el valor del producto lo establezca un laudo en Buenos Aires, porque sabido es que nunca habrá unanimidad.

Con estas opiniones iniciaron, sin pregunta mediante la charla con MisionesPlural y Radio Spika 104.5 de Eldorado el subsecretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Urriza y el secretario Ricardo Negri. Ambos funcionarios respondieron las preguntas, en forma indistinta sobre la problemática yerbatera.

Destacaron el trabajo en conjunto que está haciendo la secretaria con el Gobierno de la provincia de Misiones, en forma particular con el Ministerio del Agro y la Producción. “Deseamos destacar el trabajo del ministro José Luis Garay que demuestra ser un hombre que conoce el sector y que está realmente preocupado, al igual que nosotros de la situación de la cadena yerbatera”; dijo Negri.
En la charla sólo se habló del sector yerbatero. “También nos compete la situación del sector tabacalero y maderero pero de esos podemos hablar en otra entrevista. Hoy aboquémonos al yerbatero.
Sobre el sector maderero sólo dijo que “se le puso cupo a la importación del terciados, aglomerado y fenólico. La situación de crisis que tenía este sector por la importación ya se solucionó”; afirmó Negri.
Del tabacalero, más precisamente sobre el precio y el Fondo Especial del Tabaco (fet) nada dijo el funcionario nacional. “En otra entrevista con mucho gusto hablamos”.

-¿Desde la Secretaría de Agricultura podrían impulsar para que los legisladores nacionales aprueben una ley que permita que el precio de la yerba no deba resolverse por unanimidad y así evitar, como viene sucediendo en los últimos años el laudo de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación?
-Me parece que en este momento es improducente llevar adelante un proyecto de este tipo. Es cierto que hasta el momento la mayoría de las veces tuvo que laudar la Nación. Estamos de acuerdo con que se debería cambiar pero…. Nosotros queremos que el Inym se fortalezca y que pueda encontrar sus precios sólo; es decir que no tenga un laudo permanente. Creemos que hay mucho para avanzar con las estructuras que hay hoy. Queremos ver el vaso medio lleno. Reconocemos que existe un problema que cuando hay un decisor en última instancia el estímulo de los actores es no llegar a un acuerdo total; el problema es de otro, pero antes de llegar a resolver ese tema hay muchas otras cosas que debemos resolver y la participación del Inym en esa cadena es sumamente importante y el ámbito a resolver los problemas es el propio instituto”.

-Esos 4,803 pesos por kilo de hoja verde es el precio oficial para la hoja verde. Este precio además de que no se paga, los grandes molinos ofrecen pagar con cheques posdatados de hasta 297 día; de hecho una empresa correntina situada en la ciudad de Virasoro fue contundente: o los productores reciben esos valores o no compramos. ¿Hay algún control de parte de esta Secretaría para que se cumpla con los precios laudados? Además el mercado molinero está concentrado en tres o cuatro empresas. ¿Qué opinan al respecto?
-“Está habiendo dificultades en la cadena yerbatera y, eso lo reconocemos y, por ende en el cumplimiento del pago establecido en el laudo. Se debe pagar 4,803 pesos el kilogramo de hoja verde de contado y, esto no se está cumpliendo sobre todo en los plazos. Lo primero que deseamos, antes de pensar en nuevos laudos es que se cumpla el precio establecido. Es cierto que la cadena está concentrada en un puñado de empresas pero también en los puntos de venta, pero aclaro que esto no es de ahora viene desde hace muchos años. Sobre este tema también queremos trabajar pero el lugar donde hacerlo es en el Inym”.

-¿Cómo controlar que las grandes empresas paguen el precio establecido en el laudo?
-“El Censo yerbatero sería una de las formas de control, porque es la forma de transparentar Y, así que el Estado, los productores, es decir toda la cadena yerbatera pueda tomar las decisiones correctas en favor del sector. La información asimétrica es la que produce ganadores y perdedores muy complicados en esta cadena. Mientras estamos tras este tema estamos haciendo otras cosas como ser inyectándole financiamiento de parte del Estado; pero deseo que quede claro que el Ceo como existe en el sector de grano permite transparentar los precios, por ejemplo. En el precio de la hoja verde y la canchada lo importante es que además de que se cumpla con el valor establecido se cumpla con las condiciones de pago. Así se obliga a que todo el mercado exteriorice cómo se está pagando. Sería un control del cumplimiento. Lamentablemente no tenemos ahora esa información y es difícil decidir sin toda la información y, eso lo estamos construyendo día a día”.

-¿Coincide que el precio de la hoja verde laudado fue superado por la inflación? -El productor quería 5,17 y ahora está solicitando 7,25 pesos el kilo de hoja verde… Y, por otro lado este lunes si no hay un acuerdo se paraliza toda la actividad yerbatera…
“Es toda una cadena. Por un lado están los productores con sus problemáticas y tenemos a los consumidores del otro lado, con lo cual si esto no está alineado vamos a tener otro lado. Imagínese (dirigiéndose a este periodista) que un próximo laudo sea en 15; 17 o 25 pesos por kilogramo de hoja verde la situación se complicaría rotundamente. Insisto el espacio donde debe resolver a priori este tema es el Inym; por eso es que producimos los cambios en el Inym, lo hicimos para tener información de primera mano y no a través de los medios de comunicación. Encima nos encontramos en un proceso donde la cadena está desfinanciada. Estamos trabajando mucho y bien con la provincia de Misiones para resolver todos los problemas que van surgiendo. Estamos financiando la cadena porque el precio está bien pero los plazos no se cumplen. Tenemos un problema de des financiación. Es por ello que firmamos un acuerdo con la provincia de Misiones para poner dinero del Inym. El Estado financió 30 millones y pusimos garantía de la Nación y de la provincia para financiar a productores pequeños a través del banco Macro y se inyectará al sistema unos 300 millones de pesos gracias a un convenio con el banco Nación a tasas subsidiadas. Nuestro objetivo con esto es acortar los plazos. El otro eje es trabajar en cuanto a la calidad de la yerba mate”.

-La preocupación, por ejemplo en la zona del centro de la provincia de Misiones es que las grandes empresas se están devorando a los medianos y pequeños secaderos. ¿Cómo se ve este tema y, que se está haciendo desde la Secretaria para que esto no siga sucediendo?; porque en definitiva se están perdiendo fuentes laborales.
-“El financiamiento es fundamental. Uno de los grandes problemas de los secaderos es el desfinanciamiento y, también está el problema de los productores porque ahí también existen grandes concentraciones. Tenemos un problema de productividad, el promedio por hectárea es de 4.600 kilogramos de hoja verde. Hay producciones que van desde los 2.000 a los 12 mil kilogramos por hectáreas, con el precio a 4,803 el que tiene por encima de los 10 mil kilos por hectárea hace un muy buen negocio. A nosotros nos preocupa sobremanera el que produce entre 2.000 y 3.000 kilogramos por hectárea; en eso estamos trabajando; en programas para aumentar la productividad con nuevos esquemas de plantación”.

-Insisto, con mi pregunta anterior. ¿Están preocupados en que la yerba mate no se siga concentrando en tres o cuatro grandes empresas?
-“Estamos preocupados en toda la cadena yerbatera y estamos trabajando en la transparencia porque la falta de transparencia en la cadena yerbatera lo que genera es más concentración”.

-¿Quién se queda con la mayor ganancia?. Al productor se le paga 4,803 y el precio del paquete por kilogramo se ubica en torno a los 60 pesos. Los productores y los secaderos dicen que la mayor ganancia se la llevan los súper e hipermercados….
-“Espero la información del Inym para corroborar lo que usted dice, porque hay cuestiones de stock, de acceso al mercado. Esto quiere decir que no es un solo actor. Cuando se mira toda la cadena, está desbalanceada”.

-Insisto con la pregunta. ¿Quién se queda con la principal ganancia?
“Hay un gran tema que es la informalidad y quien venda a través de la informalidad es quien más gana. El informal le paga menos al secadero y, éste a su vez al productor”.

-Disculpen que sea reiterativo, pero ¿Y el supermercadista no se queda con un gran porcentaje de la ganancia? Éste además gana con el lugar en la góndola. Esto significa que tiene una ganancia doble por el sólo hecho de exponer el paquete porque además, muchas empresas yerbateras ponen a trabajar a sus propios empleados para cuidar la imagen y reponer los paquetes. Es decir que el híper y el supermercado no utilizan a sus trabajadores. Todo hace suponer que tienen un negocio redondo…
-“El de la góndola es otro negocio. Pero insisto, la falta de transparencia hace que los supermercadistas y los híper sean los que tienen mayores eslabones en las cadenas. Tienen una posición dominante. Nosotros queremos que Defensa de la Competencia trabaje sobre este tema y, para que ello suceda necesitamos que haya buena información e institucionalidad”.

-Según los productores yerbateros, la promesa de la Secretaría de Agricultura fue que cuando se acordaban las paritarias para el sector se abriría nuevamente el laudo… ¿Se va a cumplir con esta promesa?
-“Todavía el acuerdo no se homologó. En principio vamos a cumplir, dependerá de cuándo se homologuen las paritarias. Depende de cuánto tarde el proceso porque hay parte de ese proceso que no depende de nosotros, La Argentina tiene muchos problemas para resolver y la mirada sobre el consumidor y sobre toda la cadena yerbatera y el impacto sobre los precios nos preocupa y nos ocupa. Debemos trabajar mucho porque no queremos laudar un precio que después no pueda ser cumplido porque no tiene mercado porque si nos encontramos con este problema vamos a generar sobre stock y si lo generamos le sacamos transparencia a la cadena yerbatera”.

-¿Hay sobre producción de yerba?
-“No tenemos información al respecto. Estamos esperando un relevamiento del Inym. Sólo tenemos indicios que hay sobre producción. Hay una demanda estancada. Para salir del sobre stock debe aumentarse la demanda tanto interna como externa. En la interna estamos trabajando para que haya más consumo en verano porque creemos que el consumo de tereré no tiene techo. Debemos conquistar más mercados externos. Es difícil porque la yerba mate es un producto muy nacional, pero hay cosas para hacer en el mercado externo como ser mezclas con té verde, por ejemplo”.

-¿Por qué no se potencia el mercado externo con una buena promoción?. ¿Coincide conmigo que hay mercados que no están explotados…?
-“Es cierto. Si hablamos más de como agrandar la torta en vez de como la repartimos vamos a poder potenciar el mercado externo, pero hoy el 80 por ciento de nuestro esfuerzo es ver como se reparte la torta. Insisto, la política es cómo agrandar la torta. Debemos potenciar, por ejemplo el mercado sirio; máxime que con lo que está sucediendo muchos sirios se van a ir, seguramente a vivir a Europa, para trabajar esos mercados debemos hacerlo con una visión a más de una década. Pero ahora estamos abocados a resolver un problema financiero a corto plazo para resolver los problemas de la cadena yerbatera actual y un problema institucional donde la puesta fuerte está en el fortalecimiento del Inym”.

-Algunos dirigentes yerbateros plantearon el aumento de la estampilla y que con el dinero recaudado se podría financiar a los productores. ¿Usted qué opina?. ¿Por qué no se aumenta la estampilla?; porque según la ley el valor de la estampilla debe ser un porcentaje del valor del precio de la yerba mate y eso no se está cumpliendo.
-“Es una posibilidad el aumento de la estampilla. Tenemos que analizar primero por donde empezamos a resolver el problema yerbatero. Desde el primer día que estamos trabajando sobre el tema. Ni bien asumimos nos pusimos como metas solucionar el laudo y la estampilla. Estamos trabajando pero me parece que se viene una mirada más coyuntural y una mirada a más largo plazo. Aumentar la estampilla para financiar a corto plazo es simplemente un parche. Esto no quiere decir que no lo vamos hacer, pero estamos en una mirada más hacia resolver los problemas inmediatos de la cadena yerbatera para tener futuro porque si no siempre vamos hacer los bomberos y la cadena yerbatera no se merece eso, se merece que resolvamos los problemas actuales con una mirada a largo plazo; por eso el trabajo está dirigido a la financiación, la estructuralidad, los mercados y la calidad del producto”.

-¿Cómo están analizando la corresponsabilidad gremial?
-“Estamos analizando el tema con el Ministerio de Trabajo y seguridad Social. Tenemos una mirada positiva pero aclaro que no es un tema exclusivo de esta secretaría. Estudiamos que es una interesante herramienta y es una de las cadenas donde mejor funcionó”.

El trabajo infantil en el sector yerbatero tampoco los incluye, pero igualmente les pregunto como parte de la pata del Gobierno Nacional inserta en la cadena yerbatera ¿Cómo ven que lo está atacando el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la Nación?
-“Reconozco que no solo se da en el sector yerbatero. Hace unos días estuve reunido con productores que hacen arándanos y también tienen este grave problema. Sabido es que la existencia de trabajo infantil es una limitante para conseguir mercados internacionales, por ejemplo. Hay mucho trabajo para hacer para que no exista más trabajo infantil y otra es cuantificarlo bien al mundo y comunicarlo”.

-¿Cómo se soluciona el problema inmediato de este lunes?; porque de no llegarse a una solución la actividad yerbatera se paraliza.
-“Yo espero que no. Estamos de acuerdo con que cada sector defienda sus intereses, pero el problema es que no nos escuchamos. Entre todo debemos resolver el problema. Puede haber medidas de fuerza y cada uno tiene derecho a realizarla y hacer los reclamos que desee. Nosotros seguimos con el mismo mensaje que dimos el primer día: Es importante para nosotros el tema yerbatero para el desarrollo de Misiones y el país; genera mano de obra y, por eso estamos trabajando en cómo agrandar la torta y cómo repartirla. Las dos se darán pero en el mismo espacio y en el mismo tiempo. Con respecto a las medidas de fuerza nosotros tenemos un plan y de ese plan del Gobierno Nacional no nos vamos a mover: Transparencia, calidad, financiación, fortalecimiento del Inym y apertura de mercado”.

Anuncios