costanera 1er tramo
Primer tramo de la Costanera de Posadas (Foto: Ministerio de Turismo)

Ingresó al parlamento misionero un proyecto para investigar toda la obra pública y contratos del Estado con privados desde 1983. Presentado por Vanguardia Radical pone centralidad en las obras multimillonarias que realizaron aquí las empresas de Macri. Desde una concepción dialéctica del proceso histórico, el propósito de los diputados alfonsinistas es investigar a fondo para cerrar los debates en los que se monta la prédica de la anti-política y neutralizar el discurso irresponsable de los oportunistas que se montan en casos como el de José López. “Cerrar el pasado para debatir el futuro y las necesidades concretas de la gente”, dijeron

Posadas (Domingo, 26 de junio) La Cámara de Representantes aprobó un pedido de informes referido a esclarecer todo lo que tiene que ver con la obra pública realizada por las empresas de la familia Macri en la provincia, desde 1983. El proyecto, presentado por el bloque alfonsinista Vanguardia Radical, fue girado a comisión con el voto positivo de todos los diputados presentes en el recinto el jueves 23.
El pedido de informes se suma al ingresado la semana pasada por el bloque de la UCR pero, limitaba la investigación a las obras licitadas desde 2003. El proyecto del radicalismo alfonsinista es copia del ucerreísta ya que solicita se informe con la misma terminología la “relación de todas las obras públicas cuya ejecución haya sido encomendada a terceros, indicando modalidad de contratación, fechas de apertura de las licitaciones o concursos de precios o cualquier otra forma de selección de los oferentes y respectivas fechas de adjudicación; monto total por las que fueron adjudicadas y monto de cada una de las ofertas formuladas, como asimismo los funcionarios públicos electivos o técnicos que intervinieron en los actos administrativos correspondientes a las respectivas contrataciones”.

Además requieren la “nómina de proveedores de bienes y servicios del Estado Provincial y contratos que hayan celebrado desde el año 2003 hasta la fecha indicando los funcionarios públicos, cualquiera sea su rango, que hayan intervenido en los correspondientes procedimientos de selección y adjudicación”.
Los dos pedidos de informes tienen un contexto político que descubre su significación. Están montados en la caso del corrupto José López (probablemente el primer “arrepentido” si se sanciona la ley). Se podría decir que más que el caso en sí, se impone su componente narrativo, su espectacularidad cinematográfica y su montaje visual, que es la fuente del verdadero impacto en la sociedad.
Gustavo González, vocero del pedido de la UCR, al exigir que el informe tenga respuestas en quince días, estaba deslizando la verdadera intención del proyecto: no le interesan los balances ni rendiciones de cuenta, sino el efecto político de asociar a López, que medió toda la obra pública financiada por la Nación con los funcionarios de la Renovación.
Hugo Escalada, vocero del pedido de Vanguardia, siguiendo la misma lógica, le devuelve la chicana y lo pone a la defensiva. Bien conoce la UCR que Mauricio Macri fue uno de los grandes beneficiarios de las adjudicaciones de las grandes obras públicas realizadas en Misiones desde 1983 y ya antes, en la dictadura. Investigar a Macri tiene también cabida en el escenario político nacional. Aunque la prensa hegemónica esté dedicada a una saga destinada a desacreditar las gestiones del kirchnerismo, no silencia las denuncias contra el Presidente y sus ministros.

Los Panamá Papers, la fuga de divisas, los manejos del fútbol, y los negocios con la deuda externa son temas también presentes en los diarios. Y aquí en Misiones, la UCR se cansó de denunciar sobrecostos en las obras adjudicadas a Macri en los 90. Hay un testimonio que fue levantado en youtbe cuando Miguel Angel Toma, jefe de la SIDE bajo la presidencia de Eduardo Duhalde, aparece en una grabación en la que Ramón Puerta le dice: “Mauricio por ser amigo mío pagó un alto precio… no pudo construir mientras fui gobernador… lo que no dije, es que cobraba lo mismo sin construir, pero bueno… je je je, ésa es otra historia”. Quienes la escucharon aseguran que ésa es la voz del ahora embajador en España.

 

La antipolítica es la política de los poderosos
Graciela Camaño, peronista y a la vez antikirchnerista, enrolada en el frente de Massa, salió a decir que López y toda la corrupción del gobierno anterior no puede ocultar el clima de malestar social por la caída del empleo, la inflación, las tarifas, y el aumento del desempleo. Está advirtiendo que lo central es la situación social y la economía. No es la única. Aquí los yerbateros, tabacaleros, tealeros, comerciantes, madereros, expresiones de la economía real de Misiones, son la cara humana que no contempla el ajuste y la trasferencia de ingresos a los poderosos. Hace varias semanas, el diputado Jorge Franco advirtió que la dinámica disfrazada de mani pulite “nos va a llevar puestos a todos”. El mismo Escalada lo viene diciendo en el parlamento misionero. Su interpretación es que las grandes empresas, las corporaciones no sólo vienen por Cristina sino también por Macri. Su amigo Leandro Santoro del movimiento nacional alfonsinista sostiene que “así como la derecha se equivoca al pensar que “volviendo a matar a Nestor” puede ganar oxígeno para profundizar aún más el ajuste, el campo popular se equivoca también si pretende defenderse de la ofensiva neoliberal, contraatacando solo con denuncias de corrupción que salpiquen al actual oficialismo. No creo que ese sea el camino”. Y agrega “honestamente pienso que si continuamos debatiendo que bando tiene más delincuentes en sus filas, vamos a terminar recreando las condiciones del hartazgo antipolítico que dio origen a la crisis del 2001”.
En esta sintonía, lo que Escalada propone es cerrar el capítulo de las investigaciones, de la utilización irresponsable de la prédica de los poderosos. La historia reciente de los argentinos es aleccionadora. Hasta los militares aprendieron que durante todo el siglo XX fueron utilizados por los Martínez de Hoz para hacer el trabajo sucio. Repasar los negocios de los grandes grupos económicos desde 1983 servirá en ese sentido de aprendizaje.
Propone cerrar el debate por estas mutuas acusaciones del pasado para debatir el presente. ”Nosotros no queremos que la vaya mal a Macri”, enfatizó al cerrar el pedido de informes, pero queremos poner en debate cuestiones centrales de su gobierno “porque entendemos que van en rumbo equivocado. Debatir en serio el federalismo, si el dólar planchado es la única manera de controlar la inflación, si como dicen los monetarias es sólo causa de la emisión o si es policausal y tiene raíces en las insuficiencias de la oferta”. En definitiva, dejar de hacer política con eslóganes oportunistas. Dejar de hacerle el juego a las derechas que trabajan activamente en el desprestigio de la política como herramienta de los pueblos para modificar una realidad adversa.
El brexit de Gran Bretaña, es también una lección para los políticos locales que se mueven discutiendo en la superestructura lejos de las urgencias de los pueblos. El conocido James Galbraith, el economista hijo del famoso John, escribió ayer que “las bases de la debacle se colocó en julio pasado, cuando Europa aplastó a Syriza en Grecia, el último gobierno pro-europeo progresista de la UE”. Y enfatiza que es de “tontos” creer que la desregulación es la fuente universal de crecimiento.
Investigar desde 1983 para cerrar el pasado
Escalada en el pedido de informes hizo primero referencia al documento de la Comisión Especial Investigadora de la Deuda Pública conformada en el parlamento, y que trabajó desde 2005 con sucesivas prórrogas hasta 2011.
Le llamó la atención que el estudio realizado por la Comisión concluya que “se desconoce en detalle el destino de los empréstitos más importantes” tomados desde 1983 situación que evidencia que las deudas contraídas no se utilizaron en la producción, el desarrollo y la infraestructura provincial, sino que una parte se utilizó para pagar gastos corrientes de la administración pública, y otra porción importante actuó como simple asiento contable, por el cual Misiones asumió una deuda por un dinero que jamás ingresó en sus arcas”. Y observa que a pesar de que se identificaron responsables, “nuevamente, aparece en escena la ausencia de justicia. Mucha de la deuda fue ilegítima ya que se utilizó para gastos corrientes. ¿Pero se investigó si fue ilegal?
Por ejemplo, a sólo tres días antes de entregar su mandato, o sea el 7 de diciembre de 1999,
Ramón Puerta suscribió el contrato de fideicomiso entre Misiones y el Amor Bank N. V. por la emisión de 100 millones de “dólares estadounidenses” en concepto de bonos de reestructuración de deuda. Mediante decreto 955 del 25 de junio de aquel año, el gobernador le había otorgado al banco Macro la función de agente operador de la emisión. Los bancos fueron socios claves de los gobiernos neoliberales, tan ese así que para el año 2000 la participación de las entidades bancarias y financieras osciló entre el 40 y el 60 por ciento del total de la deuda.
¿Qué pasó con los famosos bonos Senior y Junior? ¿Cuánto ingresó de los 100 millones? ¿Cuántos quedaron en el camino?”.
La deuda del Banco Provincia
Agrega Escalada que “la Comisión Investigadora de la Deuda, pone la lupa en las operaciones a partir del 10 de diciembre de 1983. Monto, origen y destino de los empréstitos, pero en el período 1983/1989, la gran deuda, no se operaba desde la administración central del Estado, tampoco de las empresas públicas. Sino a través de los adelantos del Banco Central al Banco Provincia, que en esos años era manejado por el poder político”.
Recordó que “se tomaba dinero en call a 180% de interés en los períodos de la hiperinflación, pero se colocaba a mucho menos en el mercado local” Y se preguntó si ¿Eso no es dolo? ¿No es corrupción?. El Banco de la Provincia en 1991 debía al Central 413 millones de dólares. Y el Estado misionero era el garante. Por eso Humada quería meter preso a Barrios Arrechea”, rememoró
“Esa deuda con el Central, fue iniciada con un mecanismo ideado nada menos que por Cavallo cuando estuvo al frente del Banco en 1981/2. Después desde Economía presionó para la privatización del Banco que con esa carga parecía inviable. ¿No hay que investigar esas operaciones? ¿Cuáles fueron las empresas que se beneficiaron?
“Repito el mecanismo: el Banco provincia tomaba dinero a una tasa de 160%, pero colocaba créditos a 100, 110 en la plaza local. Las empresas beneficiadas, un puñado de privilegiados, tomaban el dinero y lo colocaba en otros Bancos a tasas más altas. Síntesis, el Estado se fundía con el Banco”.
Los negocios en la CRYM
En el repaso de lo que incluye en el pedido de informes, se refirió también a “la crisis del sector yerbatero que hoy está nuevamente descargándose sobre el eslabón más débil de la cadena, los pequeños productores y los tareferos. Nos quejamos de la incapacidad del INYM –dijo- pero revisando los procesos de la deuda y de la obra pública, vale preguntarse por qué se pudo disolver la CRYM. No fue sólo la ideología desreguladora del neoliberalismo. La CRYM estaba destruida hacía tiempo. Intervenida por el gobierno radical, habilitó plantaciones por 47 mil hectáreas a la vez que paralizaba el Mercado Consignatario. ¿Dónde fueron a parar los 16 millones de dólares del famoso on-lending? ¿No fue acaso la insolvencia del Mercado el factor que destruyó la capacidad reguladora de la CRYM. ¿Quién fue el responsable con nombre y apellido?”.
Los negocios en Urugua-í
Se refirió también el diputado de Vanguardia Radical a la “crisis en el sector energético y se preguntó retóricamente: ¿desde cuándo arrastra EMSA sus altos costos de operación?” Y en ese sentido recordó los mayores costos reconocidos al Grupo Socma, por la construcción de la represa durante el gobierno de Cacho Barrios. Recordamos que ya en el poder, durante su primer mandato (1991-1995), Ramón Puerta le concedió a los Macri el manejo de la represa. EMSA, le pagaba un canon de 340 mil pesos dólares mensuales hasta 2000, generara o no electricidad para ser utilizable en el territorio misionero. Siempre fue una lucha de los misioneros para que la presa sea operada por los técnicos de la empresa estatal”.
Destacó asimismo que “en el año 1992, a través del famoso Acta Nº 22 se firmó el Acuerdo por el cierre de la obra. Recordamos la famosa foto de Barrios Arrechea acompañando a Puerta en Casa de Gobierno. En el Contrato suscripto en esa oportunidad le dejó a EMSA un pasivo de más de 200 millones de dólares. ¿Quiénes son los responsables de semejante hipoteca?”.
Los negocios con las celulosas
En el proyecto se incluye también negocios en el sector forestal. “Podemos revisar lo sucedido con Celulosa Argentina destacó- con operatorias que se inician en 1987 y se extienden por años, el citibank se hizo cargo de Celulosa Argentina y de sus emprendimientos Puerto Piray y Alto Paraná en una complicada operación financiera. En Celulosa Argentina invirtió 40 millones de dólares en títulos y comprometió 90 en efectivo. Su participación llegó a ser del 29 por ciento. Celulosa era el principal deudor del Banco Nacional de Desarrollo. El Citi compró esa acreencia con títulos de la deuda externa y los capitalizó a través de Celulosa. En Puerto Piray, también deudor del Banade, donde aportó 200 millones de dólares en títulos y debería invertir a largo plazo 300 en efectivo, los socios eran el grupo Magneto-Clarín y Macri. Participaban en aproximadamente el 20 por ciento. Pero el negocio no era la producción sino los títulos de la deuda”, afirmó.
Los negocios de Macri con Puerta
El proyecto abunda en pedidos de informe sobre los contratos del Grupo Macri bajo el mandato de Ramón Puerta para realizar diversas obras públicas en Misiones para lo cual tuvo que mudar su domicilio a la estancia Iporá de su amigo gobernador.
En el recinto, Escalada hizo referencia a “una documentada investigación de la revista misionera Superficie que denunció hace años que Iecsa mantiene a 30 kilómetros de Oberá, una mina a cielo abierto que contamina el medio ambiente y provoca efectos devastadores sobre algo más de 200 familias que viven en la periferia del obrador Acaraguá”.
Los negocios de la antipolítica
Al finalizar, el diputado Escalada puso especial énfasis en señalar que las investigaciones del pasado tienden a dilapidar esfuerzos para la construcción de una sociedad más justa. Por eso propone investigar a fondo desde 1983 para cerrar el pasado y debatir sobre el futuro
El negocio de la antipolítica es precisamente entretenernos en esta retórica para dividirnos. “Investigar sería útil si sirve para cerrar etapas y no andar volviendo en forma oportunista y demagógica. Investiguemos todo para cerrar las grietas del pasado y ponernos seriamente a debatir el futuro”, subrayó .
Y concluyó “nadie apuesta al fracaso de Macri, pero nosotros entendemos que el rumbo que marcan sus políticas y que él ratifica en sus discursos, es el equivocado, por eso no acompañamos. Buenos esto es lo que hay que discutir”.

Anuncios