tapa clarin 12julio2016

La tapa de Clarín hoy emite un claro mensaje al poder político. “Cede el Gobierno”, titula para informar sobre la decisión, adoptada por Macri de poner tope a los aumentos de tarifas cuando bien pudo darle un sesgo positivo como hace La Nación. Pero no es todo, en la volanta desliza que “es un intento de solución política al tarifazo” y una llamada destaca la existencia de una fuerte interna en el gabinete en una manifiesta defensa de los Ceos sobre los políticos.

Posadas (Martes, 12 de julio) La tapa del Clarín de hoy emite un claro mensaje a Macri. Le marca la cancha. Sirve para una clase didáctica de los usos de los medios para presionar al poder político. Todos en la Argentina saben que los sinceramientos de las tarifas de los servicios públicos y en especial del gas se volvieron irrazonables por la sencilla razón de que no son pagables por una inmensa mayoría de usuarios.
El gobierno nacional se vio acorralado por las protestas y las decisiones del Poder Judicial que, con la excusa de las audiencias públicas, congeló los aumentos. La crisis es inocultable. Y ¿Qué hace Clarín? Instala a Macri “cediendo” a las presiones por “decisiones políticas” y en medio de “internas” en el gabinete entre “políticos” y “gerentes”. Pudo haber adoptado el criterio de La Nación, que puso un título en positivo al destacar que el gobierno “le puso un tope” a los aumentos.
Evidentemente, Clarín inicia una nueva fase en la relación con Macri. Recordemos lo que fue haciendo desde el inicio de la democracia recuperada. Primero apuesta al candidato, se juega en las elecciones. Una vez en la Casa Rosada, como amigo y como parte del pago por el respaldo consigue prebendas. La tercera fase depende del rumbo que toman los gobiernos. Clarín intenta co-gobernar en representación de las empresas concentradas y las relaciones con Washington. Si el poder político resiste las presiones de las corporaciones, Clarín empieza a presionar. Si no logra mantener espacios en la toma de decisiones, ahí es cuando rompe y da lugar a cualquier crítica.
En este esquema, la tapa del Clarín de hoy constituye un claro mensaje a Macri para que no se aparte del rumbo que, para simplificar, diríamos de menos Estado y más Mercado manejado por las decisiones del poder económico.
Sabe Clarín, como sus socios en AEA y la Embajada (así con mayúsculas) que la impericia de Aranguren, que no distingue gestiones públicas de empresarias, afecta la confianza en los gerentes. Si bien Macri en sus discursos ratifica el rumbo y habla como un Ceo, los errores en la conducción del Ministerio de Energía, lo hicieron vulnerable a las sugerencias del sector político del gobierno que se nutre en el PRO como partido.
En varios medios ya se analiza las diferencias de criterios entre Frigerio, Peña, Monzó y Pinedo por un lado, Aranguren, Prat Gay, Quintana y Sturzenegger del otro, para mencionar a los más expuestos públicamente.
En esta pulseada al interior del gabinete, las provincias han establecido una relación institucional con el ala política de la Casa Rosada. De ahí que es una interna que trasciende la lucha por espacios al interior del gobierno por la toma de decisiones. Un claro ejemplo son las obras públicas que, siempre se realizan en territorios provinciales. Mientras Prat Gay paraliza el envío de fondos a los gobernadores para la construcción de viviendas e infraestructura, Frigerio y Monzó se comprometen en su reactivación. Clarín se ubica inconfundiblemente del otro lado.

tapaclaríncompleta120716

 

Anuncios