Nuevamente un pedido de informes de los diputados de la UCR sirvió para desnudar negocios de la familia Macri en las licitaciones de obras públicas. El acceso a Fachinal está paralizado a pesar de que IECSA cobró un adelanto de 67 millones de pesos.

Posadas (Jueves, 27 de octubre) Les salió mal la jugada a los diputados provinciales de la UCR. A lo largo del año no se destacaron precisamente como legisladores ya que la actuación de los tres que le queda a la bancada ucerreísta se centró en el recurso de “pedidos de informes”. Una herramienta que tienen los diputados en función del control que le atribuye la Constitución. Sin embargo, la forma en que plantean los pedidos ya llevan implícita la sospecha y la condena. Por eso no se muestran inquietos por las respuestas del Ejecutivo, lo esencial no es la verdad sino la denuncia.  Pero hoy se encontraron con una sorpresa ya anunciada.

Iecsa otra vez al final de la línea

Hace unas semanas los diputados de la UCR presentaron un pedido de informes, con el tono condenatorio habitual, para saber qué había pasado con la obra en construcción del acceso a la localidad de Fachinal. Hoy, en la comisión de Obras Públicas que preside Orlando Franco se dio a conocer la Comunicación Oficial del Ejecutivo.  En un voluminoso informe, destaca en el resumen de las actuaciones que “con fecha 4 de diciembre de 2015, se firma la Addenda V entre la DNV y la EBY, donde la EBY se compromete al financiamiento para la construcción de las rutas provinciales 204 y 205, con una inversión aproximada de 450 millones de pesos. La ejecución fue otorgada a través de ampliación de contrato de la EBY con la UTE IECSA – JCR SA, otorgándose una anticipo financiero del 15%”. De esto se desprende que la empresa vinculada al Presidente de la Nación, cobró 67,5 millones de pesos y la obra está paralizada.

El diputado Franco hizo distribuir el voluminoso informe, mientras destacaba que los fondos para el acceso a Fachinal, desde un principio se corresponden totalmente a financiamiento del estado nacional a través del “Plan de Obras para todos los argentinos” en un convenio suscrito en abril de 2009 por un monto de 14, millones aproximadamente. Recordó que la Dirección Nacional de Vialidad giró los fondos con un atraso promedio de 20 meseses y que a pesar de los reclamos efectuados por Vialidad Provincial, la primer empresa contratada sólo recibió fondos por 3 millones de pesos, en concepto de todas las obras ejecutadas, de acuerdo con los certificados. Las demoras provocaron la recesión del contrato. Después de un largo proceso, se llegó al convenio entre DNV y la EBY para la construcción de las rutas provinciales 204 y 205, una obra mucho más pretenciosa, las que se adjudicaron a la empresa de la familia Macri.

De Carrió, Stolbizer y la UCR

Hugo Escalada del radicalismo popular alfonsinista aprovechó el informe conocido hoy para volver a poner en escena el choque de la retórica moralista de la UCR con la realidad que da cuenta que las denuncias que hacen involucra a su propio Presidente. “Esperamos que el republicanismo que caracteriza a los diputados de la UCR los lleve hasta las últimas consecuencias” ironizó después de conocerse la Comunicación Oficial que imputa a la empresa del primo Calcaterra en la construcción paralizada del acceso a Fachinal.

Hoy terminan las sesiones ordinarias en la Cámara de Representantes y como marca la Constitución se reanudarán el 1º de mayo del año próximo. La evaluación de la actividad de los diputados no sólo se debe medir por resultados ni por cantidad de presentaciones como suele hacerse. Ese ranking no demuestra nada. Los diputados hacen también política y en este sentido son los partidos y los votantes los que tienen el pulso del ejercicio de la representatividad de los diputados por los que votó. La bancada mayoritaria que nutre desde el Legislativo al Ejecutivo siempre tiene un comportamiento más en bloque y menos individual. En cambio las bancadas opositoras no pueden sino verse sometidas  a la tensión entre dar respuestas a la gente y el ejercicio de oponerse al Gobierno. Sin entrar en disquisiciones filosóficas, este año los peronistas Pietroski y Rojas, lograron leyes concretas, como Vanguardia Radical, el Agrario y Social y Trabajo y Progreso. Es la referencia que puede contribuir a evaluar la prédica, exclusivamente de “palos en la rueda” de los diputados de la UCR.  Pietroski dejará a su paso las becas Andresito a los abanderados y escoltas, Escalda el Instituto Forestal, Sereno la distribución de tierras, Wipplinger al balance neto que potenciará las inversiones energéticas, Duarte y Rojas la institucionalización en defensa del género y así. ¿Qué deja la prédica denuncista?

Como ya observamos en este espacio, ante la impotencia de construir alternativas,  los diptuados de la UCR, tardíamente Cambiemos, navegaron entre la fe de los conversos haciendo gestos al neoliberalismo de Macri y tratar de trasferir a la provincia la impronta de la antipolítica del denuncismo crónico, al estilo Carrio y ahora de Stolbizer. Como en Misiones el poder hegemónico de los medios nacionales no se reproduce en las cuestiones provinciales en la misma magnitud, fracasaron en el armado del show mediático, aunque su denuncismo logró cierta reproducción mínima con algunos recortes de diario. Denuncian, el diario publica, y ellos vuelven a replicarla y el diario lo da como demostrado y así alimentan un círculo, que aquí fue cerrado a lo que se llama audiencia redundante. Se hablan entre ellos en una burbuja.

Los pedidos de informes, fueron aquí el método para denunciar sin pruebas, como uno de los argumentos centrales de la prédica ucerreísta que vive siempre en campaña electoral. Lo que debería ser una práctica de participación ciudadana se ha convertido en una parafernalia de denuncias sin prueba, que si llega a trascender terminará arrastrando a la dirigencia política a una nueva crisis de credibilidad de todos los partidos, sean o no corruptos.

Como se ha observado Luis Bruschtein:  “las denuncias de este tipo disparan un mecanismo tan perverso como el de la corrupción. En primer lugar, no tendría que importar siquiera que la denuncia tuviera un interés de tipo político. Si es consistente, tiene que ser investigada sin importar quién la formula. Pero cuando hay decenas de denuncias, lo menos que se puede pensar es que está gravitando más el interés partidista que una cuestión ética. Una sola denuncia seguida a fondo, con una investigación sin huecos, llevada hasta sus últimas consecuencias, con pruebas incontrastables, que facilite un juicio y una condena, hubiera sido más fuerte que esta lluvia de espejitos de colores que sólo ha logrado que se dude de todo. Desde un punto de vista ético, ciudadano, periodístico o político, la corrupción es detestable. El lugar de la denuncia es el más consecuente con esa definición. Pero el denunciador serial responde a una derivación bizarra del lugar de la denuncia. El grotesco en ese caso solamente puede ser instalado como natural por el formidable poder simbólico de un sistema corporativo de grandes medios y multimedios”. Aquí, en Misiones, donde el poder mediático no está concentrado, ese grotesco queda al desnudo.

Anuncios