Multaron e intimaron a la fábrica de celulosa de Piray por el alto grado de contaminación que genera la planta. Indignación de los vecinos por “la lluvia ácida de café” emanada de las chimeneas de la papelera que, con toda impunidad, se niega a cumplir los protocolos ni paga los impuestos. Por Alejandro Fabián Spivak

Puerto Piray (Miércoles, 30 de noviembre) La Municipalidad de Puerto Piray resolvió imponer una multa de 3,75 millones de pesos a la planta de capitales chilenos Arauco Argentina por la contaminación que provoca con la caldera de su planta de generación de energía para la fábrica de tableros y paneles MDF que posee en esa localidad.
“Tras un arduo trabajo que hicimos junto al ministerio de Ecología de la provincia y empresas privadas que se dedican a medir la contaminación de las fábricas, quedó determinado que esta empresa contamina en grados muy superiores a lo permitido”; dijo el intendente de esta ciudad Jorge Lezcano quien se encontraba junto al abogado del municipio Carlos Kozik. Este anticipó que “se intimó a la empresa para que soluciones esta situación en el perentorio plazo de 45 días de lo contrario se iniciarán las acciones administrativas ante los ministerios de Ecología de la provincia de Misiones y de Medio Ambiente de la Nación y además se llevarán cabo acciones legales”.
En tal sentido el intendente Lezcano, dijo que la empresa debe presentar en el plazo de presente 45 días “un plan para solucionar el problema ambiental que padecen los vecinos de esa localidad, ubicada al norte de la provincia de Misiones.
La contaminación de la planta no sólo afecta a este municipio sino también a municipios vecinos como Eldorado, distante a unos 20 kilómetros al Norte y Montecarlo a unos 25 kilómetros al Sur de Puerto Piray. Precisamente, “el Concejo Deliberante de Montecarlo aprobó una  resolución para intimar a la empresa Arauco para que explique los alcances del hollín que a diario recibe la ciudad de Montecarlo”; recordó el intendente de Puerto Piray.

Llueve café en Piray

“Desde hace ocho meses el problema del hollín que sale de la caldera se agravó, a veces, cuando hay viento Norte, llueve café sobre la localidad, lo pueden ver en la ropa, en las veredas, en todos lados, los vecinos están indignados y piden soluciones”, explicó Lezcano,
Tras mostrar los videos y fotos tomados por el municipio que muestran el grado de contaminación Lezcano, también mostró una sábana blanca de un metro por un metro que presentaba un color tipo café supuestamente por la contaminación que produce la planta. “Nosotros hicimos el trabajo de poner sábanas blancas y telas del mismo color en el piso durante varios días y nos encontramos que del color blanco no quedó nada. Se habían transformado en color café”.
Según el intendente Lezcano en abril pasado comenzaron a notar que el cielo se ponía negro y que partículas de color café aparecían en los jardines, en las veredas. Es decir en toda la ciudad. “Los vecinos empezaron a golpear las puertas de la Municipalidad exigiendo respuestas”
“A partir de allí intenté comunicarme con la gerencia de la planta pero no obtuvimos respuesta. Viajé varias veces a Buenos Aires en búsqueda de reuniones con los directivos de la empresa pero tampoco obtuve respuesta”.

Multa y clausura

El intendente reveló que “nosotros no queremos que la planta cierre sus puertas. Sólo pedimos que cumpla con los protocolos de cuidado del medio ambiente”. “De no hacerlo deberemos clausurar la planta”; dijo el jefe comunal.
De su parte el abogado Kozik dijo que “la planta certificó normas de calidad, por ejemplo ISO 9001. Nosotros vamos a denunciar que no cumple con dichas normas A partir de la notificación de la sanción Arauco tendrá 10 días hábiles para recurrir esa multa o hacer un descargo, o bien puede pagarla. De lo contrario se accionará judicialmente. “Pero lo más importante no es la multa, sino la búsqueda de una solución, tienen 45 días para presentar un plazo de contingencia para resolver este problema”, dijo Lezcano.
La empresa es una de las 100 firmas que más factura en la Argentina, y opera la mayor planta de celulosa en el país ubicada en la localidad misionera de Puerto Esperanza.
Según el balance, facturó 4658 millones de pesos en enero-septiembre de este año.
Sólo en Piray cuenta con unas 21 mil hectáreas de tierra de la 36 mil que tiene el municipio. En su planta de Puerto Piray sólo el 15 por ciento de sus trabajadores son oriundos de la localidad de Piray.
Kozik dijo que “en cuanto a la sanción la pueden aceptar y pagar, o la pueden recurrir judicialmente. También pueden ir al Tribunal Contencioso Administrativo del STJ de la provincia”.

Precipitador electrostático

El intendente Lezcano aseguró que la empresa se niega sistemáticamente y a invertir en un sistema para reducir las emisiones de hollín de su chimenea como tiene instalado en su papelera de Puerto Esperanza.
Según el intendente de Piray, el problema de contaminación  que aqueja a la población de esa localidad se reduciría notablemente si la empresa en cuestión instalara un precipitador electrostático, que permitiría capturar casi toda la carbonilla que emite la caldera, evitando que ese residuo ensucie el aire de Piray.
Según información oficial,  la empresa registró una rentabilidad superior a los 110 millones de pesos en los primeros seis meses del año, “pese a lo cual los habitantes de Puerto Piray siguen esperando que invierta en mitigación de impacto ambiental”; dijo el Intendente de Piray

No paga los tributos

Otro conflicto que se presenta con esta empresa es que desde hace tres meses dejó de pagar los tributos municipales. “De pronto dejó de depositar las tasas municipales”; dijo el intendente Lezcano.
“El costo promedio es de unos 900 mil pesos mensuales. Es decir que nos adeudan unos 2,7 millones de pesos. Mensualmente el tributo de Arauco representa el 34 por ciento del presupuesto municipal”. Lezcano aseguró que “este impuesto le representa a la empresa tan sólo el 0,5 por ciento de su facturación mensual, cuando otras empresa de este rubro en otras provincias abonan el 2,7 por ciento de su facturación mensuales”.
La predisposición de la multinacional Arauco a litigar judicialmente para no pagar impuestos, quedó en evidencia hace unos días cuando se anunció que la empresa se acogió a la moratoria fiscal que está contemplada dentro de la ley de blanqueo. Se ahorró de esa manera unos 643 millones de pesos que eran reclamados por la Afip. En un reporte a los inversores difundido la semana pasada, la gerencia de Arauco explicó por qué decidió revertir su decisión de seguir estirando el juicio que le había iniciado las AFIP en 2007 por la liquidación del impuesto a las ganancias, y que ya tenía fallos adversos para la empresa en primera y segunda instancia.
Otro de los reclamos es la supuesta falta de cumplimiento del ordenamiento territorial. “Tiene una posición dominante. Por Ley debe desprenderse de tierras y no lo hace”.
Asimismo recordó que la caldera de Arauco señalada por contaminar Piray ya se cobró una vida y dejó ocho heridos, algunos de ellos incapacitados de por vida, tras una trágica explosión en 2012.

Tampoco invierte en seguridad

Familiares de los heridos denunciaron abandono por parte de la compañía y denunciaron que el accidente había ocurrido por falta de inversión. Según los informes a los que llegaron las pericias de la explosión “se produjo porque cedió una válvula de vapor, lo que provocó un fuerte  estallido y la liberación de grandes cantidades de candente vapor”. Hubo nueve heridos, uno de ellos -Juan Bautista Gómez, de 40 años que se desempeñaba  como supervisor  de planta-  murió un día después, internado en el Hospital de Posadas, “a causa de las lesiones sufridas en el accidente”.
Celso Esteban Rorihg fue el más perjudicado entre los sobrevivientes de la tragedia. Sobrevivió de milagro, “pero quedó incapacitado y con problemas crónicos en la respiración, la audición y neurológicos. Luego del accidente”. La mujer de Rorihg, Malvina Yunke, denunció  públicamente a la empresa Arauco, por entonces Alto Paraná, “por abandono de persona y consideró que la explosión había sido causada por negligencia de la empresa y aseguró que los propios empleados habían solicitado en reiteradas oportunidades el reemplazo de la válvula que cedió, pero la compañía se negaba a hacer el reemplazo porque ello implicaría parar la caldera, lo que acarrearía una disminución en sus abultadas ganancias”.
La negativa de la Arauco a invertir es uno de los puntos de contacto entre las declaraciones de Malvina Yunke en relación a la explosión de la caldera y la denuncia formulada por el intendente Lezcano, respecto a la contaminación que emana de la misma planta industrial.
Del mismo modo que Yunke afirmaba que Arauco se negaba por motivos económicos a cambiar una válvula”.

Sobre Arauco Argentina

La empresa Arauco Argentina, antes denominada Alto Paraná S.A., es controlada por el grupo chileno Arauco (familia Angellini) que desembarcó en la provincia hace 20 años para quedarse con la empresa de celulosa que había sido fundada en 1976. Por ese entonces, a mitad de los 90, Alto Paraná era controlada por el CEI, un fondo de inversiones relacionado al Citibank. Arauco Argentina posee en la actualidad 263.000 hectáreas en la provincia de Misiones, algo menos de la mitad es bosque nativo. En total, representa algo menos de una quinta parte del territorio de la provincia. Tiene su planta principal de celulosa en Puerto Esperanza a unos 50 kilómetros al Sur de las Cataratas del Iguazú. En Puerto Piray tiene una planta -también muy importante- de tableros MDF y paneles. Utiliza un sistema de generación de energía propia a partir de la biomasa (el desperdicio forestal) que le permite convertir en energía los chips. Las dos calderas de Arauco generan 78 MW/h, de los cuales la empresa utiliza 70 e inyecta el restante a la red eléctrica.

caldera

Anuncios