“Nosotros no le pedimos permiso a nadie. Salimos a defender los intereses de todos los misioneros…porque se nos venía la noche”, afirmó ayer Hugo Passalacqua al explicar la decisión de levantarse en contra de las reformas a Ganancias que tiene media sanción en el Congreso. Un gobernador enérgico como nunca y atento a lo que sucede en el Senado, pero lejos de perder su estilo y la dinámica de la gestión, se mostró confiado en el valor del diálogo para llegar a consensos.

Puerto Libertad (Jueves, 15 de diciembre) Hugo Passalacqua aseguró aquí, ayer, que las reformas al impuesto a las Ganancias tal como fueron elaboradas en Diputados vuelven inviable a la provincia de Misiones. En breves declaraciones formuladas a nuestros periodistas después de asistir al acto de conmemoración del 91º aniversario de esta localidad, confirmó la información suministrada horas antes por su ministro de Hacienda. Las reformas que tienen media sanción en el Congreso Nacional implican la pérdida de alrededor de 150 millones de pesos por mes en los ingresos por coparticipación. Es decir, más de 1.500 millones de pesos en el año. Firme, pero lejos de mostrarse alterado, el Gobernador admitió que Misiones fue la primera provincia en levantarse en contra de la ley que tiene media sanción y promover la revisión en el Senado de la Nación en base a consensos que deben alcanzarse en un diálogo que incluya al gobierno nacional, las provincias y las centrales sindicales.
Horas antes, el ministro de Hacienda, Adolfo Safrán, había revelado a este medio que la posición de Misiones en la reunión con el titular de la Afip, había sido tan contundente e ilustrativa que su criterio generó el apoyo de otros gobernadores. El contador Safrán está convencido de que la semana que viene, cuando los senadores traten el tema, primará la postura de los gobernadores. “Estoy convencido que habrá un giro de 180 grados con respecto al proyecto aprobado en la Cámara de Diputados de la Nación”. El ministro había confirmado asimismo, que en Misiones sólo el 13 por ciento de los trabajadores tributa Ganancias, con lo que la reforma de Diputados significaba una trasferencia de ingresos de las provincias más pobres a las más ricas.
Passalacqua había llegado a Libertad proveniente de San Vicente, donde en el marco del Plan “Mi Título” había presidido un acto de entrega de más de 400 soluciones de tierras en la Picada Maderil.  Un día realmente vertiginoso pero que no le quitó la disposición a responder algunas preguntas de nuestros cronistas.

Es cierto que Misiones fue la primera provincia que planteó la inviabilidad de las reformas introducidas en la Cámara de Diputados al impuesto por Ganancias y que luego se sumaron otras provincias?. Si es así, se puede decir que  Misiones marcó el camino?
“Si. Es cierto. Fuimos la primera provincia que planteó la inviabilidad de aprobar la reforma de la Ley de Ganancias como salió de la Cámara de Diputados de la Nación. A Misiones en particular el proyecto con media sanción nos hace un daño muy grande porque son más de 1500 millones de pesos menos al año (alrededor de 150 millones de pesos mensuales) que los misioneros íbamos a dejar de percibir por la coparticipación. Era dinero que no iban a recibir las escuelas, obras públicas e inclusive salarios. Hemos hecho el esfuerzo con otros gobernadores para bloquear democráticamente el proyecto de ley de la oposición. Ahora estamos viendo cómo se abre el diálogo entre el gobierno nacional, los gobiernos provinciales y los gremios para que no se perjudique a los trabajadores pero que tampoco perjudique a las provincias. Estoy convencido que le vamos a encontrar una solución. No hay problema que no tenga solución”.
Algunos dicen que el gobierno nacional esperó mucho para tratar el tema. Que no dialogó antes y que ahora cuando vio que la situación se complicaba abrió el diálogo y tuvieron que ser los gobernadores, como el caso suyo de salir a plantear l el tema. ¿Cuál es su opinión al respecto?
“El planteo de Misiones fue espontáneo. Primero planteé la posición de Misiones en los medios provinciales y nacionales (Diarios como La Nación y La Prensa enseguida transcribieron la postura de Misiones). Nosotros no le pedimos permiso a nadie. Salimos a defender los intereses de todos los misioneros. Es decir salimos en defensa propia porque se nos venía la noche. No a mí como gobernador persona sino a todos los misioneros en particular y todos los ciudadanos de las distintas provincias en general. Tanto los diputados nacionales como los senadores oficialista provinciales por Misiones tienen el mandato de no aprobar el proyecto tal cual salió de Diputados. Los legisladores de la Cámara baja cumplieron con el pedido porque no bajaron al recinto a la hora de votar.
Esperamos que la mayoría de los senadores acompañen la postura de Misiones, que prime la cordura. Yo pedí como gobernador tranquilidad y sensatez. Misiones no es un accidente geográfico. Misiones somos personas y queremos que se nos respete como tales”. (Cabe acotar que cumplieron con el mandato del partido de la Concordia Social Maurice Closs; Silvia Risko y Jorge Franco. No así los diputados del FPV Daniel Di Stefano y Cristina Brítez.  Los senadores harán lo mismo, incluido Juan Irrazábal ya que no firmó el dictamen en Comisión).

En su discurso en el 91 aniversario de Puerto libertad usted aventuró un muy buen 2017. ¿Confía que así será?
“Yo confío en el misionero. Yo confío en la gente de mi provincia que trabaja día a día para salir adelante. Misiones tiene gente de trabajo. Acabo de llegar de un acto muy grande en San Vicente y vi el esfuerzo que hacen todos los días los productores. Es la gente con sus ganas de trabajar. Para el misionero no hay trepada que no pueda subir”.

¿Cómo evalúa su gestión en este primer año al frente del Ejecutivo Provincial?
“A mí no me gustan las autoevaluaciones. Los que deben evaluar mi gestión son los misioneros”.

Usted es uno de los pocos gobernadores cuya imagen creció en este primer año de gestión…
“Insisto no creo en las autoevaluaciones”.

En su discurso en el acto del 91 aniversario de Puerto Libertad usted dijo que quiere a los funcionarios muy cerca de la gente. Fuera de los despachos con aires acondicionado…..
“A mayor dificultad debemos estar más cerca de la gente. Cuando el comerciante no vende, el remisero trabaja menos, y al empresario no le va de lo mejor,  es cuando debe aparecer la alta política. Y, la alta política es estar muy cerca de la gente. Si tengo un peso como gobierno debo analizar bien donde lo voy a invertir. Por ejemplo construyendo puentes, mejorando caminos. Siempre tenemos que estar muy cerca de la gente. Escucharlos, sentir su corazón. En lo personal siempre tuve una política de estar muy cerca de la gente no sentado detrás de un escritorio. Estar solamente con la gente en época campaña es estafar a la gente. Cuando la cosa no está bien no solamente se debe acompañar sino también tratar de encontrar una solución y cuando no se puede ser sincero y decirle a la gente no puedo. Es decir no mentir. El objetivo es solucionar pequeños problemas.
Ayer (por el miércoles) inauguré una red de agua potable en un barrio muy sencillo en el fondo de la localidad de Santa Ana. Una obra sencilla pero vital para la salud de la población de ese barrio. Esa gente tiene ahora agua potable después de decenas de años de buscar el agua en carretilla. Falta mucho, pero vamos, con errores por el camino correcto”.

Anuncios