“Esperaba que Macri demuestre que se ha puesto a gobernar, pero sigue con la lógica marketinera de echarle la culpa al pasado”, declaró hoy algo decepcionado el diputado Jorge Franco al analizar el mensaje del Presidente ante la Asamblea Legislativa. Consideró que Macri pintó una realidad que no se vive en la calle e irónicamente dijo que parece que vive en Macrilandia. De todos modos ratificó la voluntad de diálogo y sostener la gobernabilidad, para lo cual, observó, hay que hablar con la verdad.

Buenos Aires (Miércoles, 1° de marzo) Alejandro Fabián Spivak, enviado especial. El presidente del Bloque del Frente Renovador de la Concordia Social de la Cámara de Diputados de la Nación, Jorge Franco, fue contundente al analizar el discurso del presidente Mauricio Macri  en la apertura de la asamblea legislativa. “Vive en un país que no es la Argentina. Yo quisiera vivir en Macrilandia, donde todo está muy bien”. Franco reveló que inclusive “a los amigos de Cambiemos les envié ese mensaje porque realmente viven en otro país. Para ellos los jubilados están muy bien, los trabajadores también, la economía funciona, hay seguridad, y las economías regionales están creciendo. Bueno para Macri las economías regionales pasan solamente por la producción de arándanos”. En una entrevista, realizada en el despacho del diputado misionero, dijo que “fue un  discurso marktinero como todo lo que hace el presidente Macri y su equipo de gobierno”.

La realidad no es “Macrilandia”

Para Macri toda la culpa la tiene el pasado sin preocuparse por cuestiones que hacen al presente”. Señaló que “podemos ver que el  plan Belgrano y, espero que no pase con el plan Patagonia, no son ni más ni menos que las obras iniciadas  por el gobierno anterior. El presidente habló de pobreza cero y le sacó los medicamentos a los jubilados, el plan remediar está por desaparecer, por ejemplo; no se discute en paritarias los salarios docentes, hay más de 200 mil despidos en todo el país; las economías regionales están muy mal y el claro ejemplo es la yerba mate cuyos productores estarán en la plaza de Mayo planteado su crítica situación; tenemos un país donde la obra pública sólo apunta a Capital Federal, provincia de Buenos Aires. Macri se llena la boca hablando de un país federal y sin embargo las provincias no reciben recursos”.

Franco sostuvo que “el año pasado el país decreció un menos 3,5 por ciento y la tasa de inflación el gobierno nacional la mide sólo en los últimos meses cuando se debe medir anualmente. Las balanzas comerciales dan negativas; ya China nos está dando una paliza e  términos comerciales al igual que Brasil. Tenemos un dólar planchado que no ayuda que no nos permite competir. Un dólar a 15,70 no es ni por lejos el dólar de Duhalde de tres por uno. Indudablemente el presidente Macri vive en un país donde está todo bien y el resto de los argentinos vivimos en otro país. Yo lo felicito; a mí me gustaría vivir en ese país”. Y fue más contundente al afirmar que “para mí el presidente no vive en la Argentina. Vive en Macrilandia porque la película que contó hoy no es la que se vive en Misiones o en el resto del país. Es una Argentina muy ideal pero no la de Jorge Franco”.

Dejar de echarle la culpa al pasado

¿Qué esperaba usted del discurso presidencial?, le preguntó este periodista al legislador nacional. “Que de una vez por todas se ponga el traje de presidente. Esperaba que diga a partir de hoy se terminaron las vacaciones y me pongo a gobernar,  dejar de echarle la culpa al pasado que podrá haber tenido errores pero también tuvo importantes aciertos que permitieron que los argentinos estén mejor. La pregunta es cómo vive hoy doña Rosa y cómo vivía con el gobierno anterior. Esa es la pregunta que hay que hacer y no formar figuras icónicas para convencernos que en el país está todo bien y en realidad no está todo bien en el país”

Sólo con la verdad hay gobernabilidad 

Franco recordó que “los diputados del Frente Renovador de la Concordia Social estamos dispuestos a ayudar desde el primer día de gobierno para que al presidente Macri le vaya bien,  pero  mintiéndonos –enfatizó. Se nos hace difícil poder avanzar en el diálogo y  en las cosas que él quiere”. Insistió en subrayar que “desde un primer momento los misioneros le dimos gobernabilidad Macri. Nosotros estamos dispuestos en ayudar al gobierno nacional siempre y cuando esto tenga un correlato en favor de los ciudadanos misioneros”.

Ante otra pregunta concreta respecto a que se esperaba algún anuncio paras el nordeste en general y Misiones en particular Franco dijo que “Las obras del plan Belgrano que anunció son las obras del Norte Grande. Nada dijo de la continuidad del gasoducto del Nea o de obras eléctricas que para Misiones son fundamentales. El plan Belgrano lo único que tiene es un representante que cobra un sueldo todos los meses”.

La coparticipación está cayendo.

En otro orden,  relativizó la afirmación del Presidente referida al incremento de la coparticipación a las provincias al devolver puntos en el índice de reparto, que es de recordar fueron reducidos en un 15% como retención para financiar el sistema previsional. Sin negar el dato en abstracto, Franco aseguró que “por los números que estoy manejando Misiones no recibe más recursos por coparticipación. Al contrario disminuyó debido a que bajo la recaudación  y porque disminuyeron los indicadores macroeconómicos del país”. Para abonar su convicción de que el gobierno de Macri no es auténticamente federal, destacó que “es inentendible que el gobierno nacional no plantee medidas macroeconómicas para defender, por ejemplo al comerciante y empresario posadeño ante la fuga de dinero a Encarnación”.

Al preguntarle cómo vislumbra el 2017 tras el discurso de Macri, el legislador nacional dijo que “si me guio por el discurso de Macri vivimos en Macrilandia. Si me guio por lo que veo todos los días en la calle no será un año fácil para los argentinos”.

Anuncios