Productores yerbateros cansados de promesas incumplidas de la Nación, tomaron la sede del Inym. Aseguran que no abandonarán las oficinas hasta tanto sean recibidos por funcionarios que garanticen alguna solución de fondo. Piden que la Provincia actúe de garante ante la Nación.

Posadas (Miércoles 15 de marzo). La falta de solución y el incumplimiento de la Nación a los productores yerbateros disparó en principio la protesta del sector y después la toma del edificio del Instituto Nacional de la Yerba Mate, este miércoles 15, en reclamo de lo que pareció ser una salida temporal al conflicto: los productores tenían la certeza de que el Gobierno dispondría de 1500 millones de pesos para la compra de los cheques con los que paga la industria pero al final esta medida fue desconocida por funcionarios nacionales.
Fue el Momo Benegas quien se erigió en vocero del presidente Mauricio Macri cuando los productores realizaron el yerbatazo en Buenos Aires y les transmitió la promesa de que el Gobierno intervendría con la compra de los cheques, lo que llevó un poco de tranquilidad al sector. Misiones Plural alertó entonces que ese fondo de financiamiento beneficiaría nuevamente a los empresarios, pero los productores entendieron que solucionaban de alguna manera parte del problema y aseguraron entonces que el secretario de Agroindustria, Ricardo Negri, les prometió que analizarían esta posibilidad, hecho que después fue desmentido por el funcionario. También se adelantó entonces que la intervención de Benegas no era garantía de nada, en función de sus antecedentes.
La mentira oficial, que entonces desarticuló la protesta en el centro de Buenos Aires, tuvo su correlato este miércoles en Posadas cuando los productores tomaron la sede del organismo encargado de regular la actividad yerbatera, exigiendo la renuncia de todos los directores y la presencia del gobernador Hugo Passalacqua, como garante de una salida que los contemple, “cansados de que nos mientan”, dicen.
La tumultuosa toma del edificio asustó a los funcionarios del Inym, quienes llamaron a la policía de Misiones para que intervengan, cuando en realidad las fuerzas con jurisdicción son las nacionales, y que se trata de un organismo de la Nación donde la policía misionera solo puede actuar a pedido de los afectados.
La intervención policial impidió el ingreso de más productores pero los que lograron entrar aseguran que no se van a retirar hasta que no tengan respuestas y compromisos de solución. Piden, nuevamente, que les cumplan los precios pactados por el laudo y que los pagos sean al contado.
Cerca de 25 productores permanecen dentro del organismo a la espera de reuniones que pueden ser dentro del Inym o en el Ministerio del Agro y la Producción, ya que entienden que las autoridades misioneras podrían oficiar de garantes ante la Nación.

Epígrafe: los productores están dispuestos a recrudecer las protestas, con la toma del edificio del Inym y cortes de rutas. En la fotografía se observan los vehículos dispuestos en la entrada a Posadas, con los que se desplazan y con los que pretenden cortar la vía pública.

Anuncios