El acampe frente al Inym y el bloqueo de las oficinas impide que el organismo libere las estampillas que necesita la industria para comercializar los paquetes de yerba. La postura de no dejar trabajar al organismo le da más fuerza a los reclamos de los pequeños productores yerbateros que exigen soluciones de fondo.

Posadas (lunes 20 de marzo) ¿Por qué los productores yerbateros que acampan frente al Instituto Nacional de la Yerba Mate no cortan las rutas o bloquean a las industrias que los perjudican? Porque con la protesta frente al edificio y con el bloqueo a las oficinas, impiden el funcionamiento del organismo y con ello la industria no puede acceder a las autorizaciones para comprar las estampillas y así poner los paquetes en el mercado.
“Están tan desesperados que están presionando al presidente del Inym, Alberto Ré, para que abra las oficinas y liberen las estampillas, pero no vamos a dejar entrar a nadie hasta que no solucionen nuestro problema”, aseguran desde el acampe y lamentan que “una vez más, el directorio trabaje para los más poderosos y no para los eslabones más débiles de la cadena productiva”.
Este mismo lunes, Ré solicitó tanto a la policía como a la gendarmería el desalojo compulsivo del acampe, que no prosperó. Mientras tanto, las actitudes de la presidencia del Instituto y de los directores solo caldea los ánimos y refuerza la protesta: este domingo llegaron unos 500 productores y colonos y para esta semana reforzarán con más si sigue la pulseada.
Los productores analizan distintas estrategias pero ratifican que se quedarán hasta resolver el conflicto que surge por la falta de controles, por un lado, y por la actitud de la industria que incumple las normativas. En este contexto, todos los sectores conocen la situación pero nadie pone freno.
“No cortamos las rutas porque vamos a generar molestias en sectores que no tienen nada que ver, nos van a dejar tirados por meses y nos debilitarán. Con estas medidas, acá frente al Inym, vamos a lograr visibilizar el conflicto y dejar bien en claro que Alberto Ré trabaja para los más poderosos, como lo está demostrando ahora y que no le interesa resolver este conflicto”, aseguran desde el acampe.
El domingo a la noche, las sucesivas órdenes del directorio del Inym para que corten la luz y el agua a los productores que acampan frente al organismo chocó una vez más con el ánimo de los productores, que se mantienen firmes en la postura de que el Instituto les pertenece y que los funcionarios no están para ocuparse de esas nimiedades sino en solucionar el conflicto de fondo.
Sobre el mediodía de este lunes, la reunión entre productores, directores del Inym y funcionarios provinciales sigue su curso, en busca de alguna solución.

Epígrafe:

En la foto de portada se observa el momento en que unos 500 productores y colonos provenientes de distintos puntos de Misiones ingresan a la ciudad en ocho camiones y unas 25 camionetas, este domingo por la noche, llenas de gente y de mercadería, para reforzar la protesta.

Anuncios