La UCR de Eldorado organizó una reunión con el sector maderero para conocer en detalle el cuadro de situación que empresarios y trabajadores entienden está en crisis. Aunque estuvieron presentes autoridades del comité provincia, legisladores y delegados de oficinas nacionales en Misiones, nadie se hizo cargo de los reclamos. El comité municipal en cambio se mostró preocupado por las delegaciones vacantes y exige se ocupen con gente del partido.
Por Alejandro Fabián Spivak.

ELDORADO. (Lunes, 24 de Abri) Empresarios y trabajadores del sector maderero expusieron sobre el cuadro de situación en una reunión organizada por el Comité Municipal de la UCR el sábado pasado. “Necesitamos mayor protección de parte del gobierno nacional hacia la industria maderera”; coincidieron dirigentes del capital y el trabajo. Pero, grande fue la desazón. Después de sus alocuciones sólo se llevaron el agradecimiento y un cerrado aplauso de los concurrentes. Ningún funcionario nacional; legislador nacional o provincial,  concejal o dirigente que participó de la reunión alzo la voz para plantear el acompañamiento al reclamo
La crítica situación que está pasando el sector maderero fue el tema central de la reunión convocada por la UCR de esta ciudad. “La estamos pasando muy mal. Con un mercado interno deprimido al igual que el externo es inevitable la reducción horaria de trabajo y despido de personal”, coincidieron el dirigente empresarial de la Asociación Maderera Aserraderos y Afines del Alto Paraná (Amayadap) Gabriel Marangoni y el secretario general del  Sindicato Obrero de la Industria Maderera de Eldorado Aureliano Sánchez. Tanto el dirigente empresarial como el sindical fueron los principales oradores del encuentro que se desarrolló el sábado.
Ante la mirada atenta del presidente del Comité Provincia de la UCR Francisco Fonseca; el diputado nacional Luis Pastori; el delegado de esa entelequia llamada Plan Belgrano, Hernán Damiani; legisladores provinciales, concejales del norte de la provincia y dirigentes de la zona. “Necesitamos mayor protección en la industria maderera”; dijo Marangoni. De su parte el dirigente gremial Sánchez afirmó que “si bien hasta ahora no cerraron empresas madereras, hubo unos 2.000 despidos y, además la mayoría de las empresas están reduciendo la cantidad de horas de trabajo”. Puso como ejemplo las empresas madereras Henter de Montecarlo, Coama Sudamérica de Eldorado y Maderil de Caraguatay. “las tres están trabajando tres veces a la semana”.
Muy preocupado por la situación Sánchez sostuvo que “necesitamos el acompañamiento de los legisladores nacionales ante el gobierno nacional para que se revierta esta situación”.
Dijo que, por ejemplo la empresa Henter de Montecarlo había logrado el Repro para los trabajadores (un subsidio ante la crisis). Eso se mantuvo entre septiembre de 2016 y febrero de este año. Durante esos meses los trabajadores recibían un subsidio de unos 3.000 pesos que completaba el salario ante la reducción horaria de trabajo. Hacia fines de febrero, a pesar de que tanto el intendente de Montecarlo Julio Cesar “Chun” Barreto y el representante del sindicato en Montecarlo Domingo Paiva junto con la empresa presentaron toda la documentación ante el Ministerio de Trabajo de la Nación que demostraba la continuidad de la crisis preventiva de empresa, la Nación no renovó esta ayuda económica”. Sánchez dijo que “en el caso específico de Coama Sudamérica se está trabajando tres veces a la semana y, por tal motivo tuvo que despedir a unos 60 trabajadores”. “Estamos en una crisis muy dura a la que encima se le agrega muchos trabajadores en negro o en cooperativas principalmente en aserraderos ubicados sobre la ruta nacional 14 en la zonas de San Vicente y San Pedro”.

Mercados deprimidos

De su parte el dirigente empresarial Gabriel Marangoni dijo que tanto el mercado interno como el exportador están deprimidos, principalmente para las Pymes. “En el primer caso sostuvo que empresas como Arauco (ex Alto Paraná) se está metiendo en el mercado interno ante la imposibilidad de exportar con un dólar deprimido, esto hace que se achique el mercado para las Pymes madereras. A esta situación se le debe agregar lo que está sucediendo con las empresas que se dedican al aglomerado; terciado y fenólico que deben competir con el ingreso de madera provenientes de países limítrofes en forma indiscriminada. Necesitamos que el gobierno nacional revea esta situación”.
Respecto al mercado exportador dijo que “con un dólar planchado no cierran los números. De entre 30 ó 40 empresas madereras que exportaban sólo lo están haciendo unas tres ó cuatro que exportan, muchas veces a pérdida sólo para mantener el mercado”. “Para nosotros el dólar debería ubicarse por encima de los 20 pesos”, afirmó Marangoni.
Respecto al ingreso al país de las viviendas chinas Marangoni dijo que “el impacto, en principio será una cuestión de marketing. Creo que 15 mil viviendas ante una demanda  de unas 3 millones que tiene el país no son significativas. El problema es que si el gobierno nacional no colabora en aumentar el consumo de madera la crisis se agravará”. “Desde el sector maderero le planteamos al gobierno nacional que Misiones está en condiciones de proveer la construcción de viviendas de madera”.

UCR reclama cargos nacionales

Tanto Marangoni como Sánchez fueron escuchados por los funcionarios nacionales del radicalismo; legisladores nacionales; provinciales;  concejales pero no obtuvieron respuesta alguna. Como se observó, todo quedó en el agradecimiento por las exposiciones y  un cerrado aplauso de parte de los concurrentes. Ningún compromiso de gestión y ni siquiera la elaboración de un documento.
La preocupación central del Comité Municipal de Eldorado fue resumida en un pronunciamiento orgánico después de la reunión del sábado 8. Entonces, no dudaron en hacer público un documento en el que consideraron “imprescindible que se proceda al nombramiento de los jefes de varias reparticiones nacionales en la provincia”.  Con energía, destacó que no se cumplió con la promesa de designar al doctor Juan Abelardo en la delegación Pami Eldorado. Con evidente tono amenazante, subrayaron que “la UCR forma parte del gobierno de Cambiemos y como sector integrante de dicho gobierno, fijó una serie de pautas y acuerdos que significaron establecer con claridad los espacios que ocuparía cada uno de los partidos integrantes y recuerdan que para la distribución de cargos, en la provincia de Misiones, todos los partidos participantes de Cambiemos (UCR, PRO, Coalición Cívica, entre otros) aceptaron que en Eldorado las jefaturas del Pami, Anses y oficinas de pensiones asistenciales serían ocupadas por la UCR. En el caso específico de Pami, el nombre propuesto para ocupar la jefatura fue el de Giavotto, a quien nunca le ofrecieron dicho cargo, sino que la propuesta se modificó a ser “médico auditor” del organismo. Propuesta que fue desechada por Giavotto al no corresponderse con los acuerdos previos. Un caso similar ocurre en el Anses y en la oficina de pensiones asistenciales que aún no cuentan con un jefe nombrado. El comité de la UCR cierra filas para presionar a “los funcionarios políticos que tengan la responsabilidad de cumplir con los acuerdos oportunamente realizados, a fin de avanzar en la construcción de una manera distinta de entender la política, donde lo principal sea aportar soluciones a la sociedad”.

Anuncios