Lo decidió la Cámara de Representantes al adherir a la ley nacional 27351 que determina la gratuidad de la facturación del servicio público para quienes acrediten su condición ante el Ministerio de Salud Pública. Podrán solicitar equipamiento electrógeno sin cargo. No abonarán derechos de conexión ni de funcionamiento.

Posadas (viernes, 23 de junio) Prensa de Cámara. La idea fue propuesta por los legisladores Nicolás Daviña, Jorge Petersen, Noelia Leyría y María Losada, y unificada en un dictamen sancionado por el cuerpo Legislativo en la sesión de hoy.
Daviña explicó que “los beneficiarios son usuarios que presenten consumos extraordinarios de energía eléctrica por requerir equipamiento o infraestructura especial, debido a una enfermedad diagnosticada por un médico o que tengan la necesidad de contar con un servicio eléctrico estable y permanente para satisfacer necesidades médicas dentro de su hogar”.
“Son aquellas personas que padecen enfermedades permanentes o crónicas diagnosticadas cuyo tratamiento adecuado demande un mayor consumo de energía eléctrica al requerir equipamiento o infraestructura especial”, agregó.
“Creemos que la vida y la salud de estas personas no puede depender de la buena voluntad de las distribuidoras del servicio público de energía eléctrica y que es necesaria una protección legal”, enfatizó.
Recordó que “el artículo 42 de la Constitución Nacional expresamente reconoce la protección de su salud como primer derecho elemental que debe reconocerse y respetarse a todos los consumidores y usuarios de bienes y servicios”.

 

 

 

 

 

 

 

foto: Raúl Echagüe

 

 

 

Anuncios