El mayor problema de Posadas, según los medios, es el cierre de comercios y las asimetrías con Paraguay originadas en las medidas económicas del país. Los posadeños, sin embargo, votaron por esas asimetrías.

Posadas (Lunes 14 de agosto). Los posadeños (en números absolutos) votaron por las asimetrías al respaldar con el sufragio a la alianza Cambiemos, la fuerza política que gobierna el país y cuyas políticas económicas produjeron las fuertes asimetrías comerciales con los países vecinos, acentuadas en la capital misionera con la oferta de Encarnación, convenientemente aprovechada por algunos que reclaman de este lado pero montan sus comercios del otro.
El comercio posadeño (del centro de la ciudad) es el que reclama el perjuicio que les produce los precios de la vecina orilla y mitigan ese impacto con algunos locales abiertos en la margen derecha del Paraná. Saben que al posadeño en general le gusta ir de compras a Paraguay, que forma parte de la idiosincrasia local y de la cultura de la ciudad, hermanadas desde hace cuatrocientos años cuando Encarnación fue fundada en la orilla donde hoy se asienta Posadas.
El mayor problema de Posadas, según los medios, es el cierre de comercios y las asimetrías con Paraguay originadas en las medidas económicas del país. Los posadeños votaron por esas asimetrías. Están en otra cosa.

Anuncios