El paso de Bonfatti por Posadas, referente del socialismo democrático que pudo gobernar Santa Fe en alianza con radicalismo alfonsinista no sólo fue para apoyar al Frente Avancemos sino para sentar las bases de construcción de un espacio alternativo a la falsa opción Macri – Cristina. Sostiene que la experiencia santafecina puede ser una referencia ética para enfrentar una crisis similar a la del 2001, que dice, será la herencia de este gobierno

Posadas (Jueves, 28 de septiembre) Antonio Bonfatti, un referente insoslayable del socialismo democrático del país, pasó por Posadas con el propósito explícito de respaldar al Frente Avancemos para las elecciones de octubre. Además del aporte simbólico con la foto junto al candidato alfonsinista a diputado provincial Hugo Escalada, no ocultó que su corazón tiene afecto especial por el sublema Progresistas que encabezan como representantes del socialismo de Posadas, Javier Fleitas y Laura Díaz. Son los candidatos que expresan la ideología del socialismo que tiene en Santa Fe la primera experiencia de gobierno en la Argentina en alianza, precisamente con el radicalismo que se asocia a la impronta alfonsinista y no ha renunciado a las convicciones a cambio de cargos que reciben prebendariamente los que acompañan a Cambiemos como meros socios menores.
La referencia no es antojadiza. Bonfatti que sin pelos en la lengua anuncia un final del gobierno de Macri parecido al del 2001, no se deja ganar por la desazón y en Posadas dejó también las bases para ir conformando en todo el país una alternativa progresista con la ética inquebrantable del socialismo que incluye la ética de la solidaridad de Raúl Alfonsín con la ética del funcionario como conducta. Y en ello los médicos socialistas que gobernaron Santa Fe desde 2007 son un ejemplo, no sólo de gestión sino también de vida.
En las reuniones con la dirigencia misionera, Bonfatti trazó con toda crudeza un panorama político marcado por el avance de las derechas en todo el mundo. Su experiencia de gestión le abre una perspectiva realista a su análisis del cuadro de situación. Se mostró alerta por el resultado electoral en Alemania, donde Ángela Merkel, a pesar del logro indiscutible de sostener la economía y el nivel de vida de los alemanes cuando el resto de Europa se hunde, ha perdido votos hacia la derecha xenófoba. Hizo referencia también al Brexit y a la consagración de Trump en Estados Unidos para encuadrar la época y afirmar que la Argentina no es la excepción. Considera que los verdaderos gobiernos detrás de los tronos son la banca financiera internacional aliada al poder de la comunicación que llevarán a los países al endeudamiento y las quiebras.
Como la ve venir, lejos de renunciar a la política como herramienta que tienen los ciudadanos para disputar la toma de decisiones, Bonfatti está promoviendo la conformación de una amplia alianza pluralista para enfrentar, no sólo al gobierno de Macri sino a la crisis que, afirma es inevitable.
En ese sentido ya en la vereda de enfrente a lo que expresa el gobierno de Cambiemos, se diferencia del kirchnerismo al que le reconoce un proyecto pero al que le critica fundamentalmente sus métodos y su lógica de concentración de poder, tendencia que percibe también en la construcción que pretende Massa.
En síntesis, el socialismo santafecino entiende que la alternancia entre gobiernos neoliberales y populistas en la Argentina no se terminará con Macri que no tiene la intención de modificar la matriz productiva del país, sino de favorecer al Capital en la distribución del ingreso. Con realismo también no esconde su preocupación por los retrocesos y la destrucción que dejará la nueva experiencia neoliberal y trabaja, precisamente para la construcción de un espacio de representación que termine con ese péndulo. La experiencia santafecina, sostenida en la alianza entre socialistas y radicales alfonsinistas marca a su criterio un camino. El segundo puesto de Binner en 2011 es un antecedente. No prosperó justamente por las operaciones del poder, el económico y el mediático porque entendían expresaba un verdadero cambio de época ya que Macri y Cristina con las dos caras de la misma moneda.
En las reuniones reservadas, adelantó que las bases del radicalismo de su provincia están cuestionando el rumbo de la Alianza con Macri. Reveló que conversa mucho con Ricardo Alfonsín que viene denunciando que la decisión de Gualeguaychú no tenía el objetivo de restauración de la derecha neoliberal. Por eso no descarta que la experiencia santafecina sirva de base para la conformación de ese amplio espacio plural que se muestre como alternativa ética a los argentinos.bonfatti en posadas

Fleitas ya le ganó al PRO

Dato al margen de este comentario, vale rescatar que hace pocas semanas, Fleitas se enfrentó y le ganó en las urnas a candidatos del PRO. Fue en la elección de los delegados de Villa Sarita que tuvo lugar el último fin de semana de julio. fleitas.pngLa lista que tenía como candidatos a Marcelo Julien, titular de la Anses Posadas y a Martín Göerling, el jefe de campaña de Humberto Schiavoni, cayó derrotada por Fleitas y María Flores, los dos de Vancemos, por una amplia diferencia, 175 a 75. Este resultado puso en evidencia que el cara a cara, el contacto directo con el vecino todavía logra imponerse a la prédica de los medios de comunicación, incluidos los emergentes de las nuevas tecnologías que no escapan al control monopólico.

 

Anuncios