La intención es llegar a fin de año con plan estratégico definido, que se podrán traducir e distintos lineamiento sugeridos por cada sector o conformar un mega plan con todos los proyectos involucrados, anunciaron.

OBERA (Lunes 20 de noviembre). La Municipalidad de Oberá comenzó con la serie de reuniones con distintos sectores que están contemplados dentro del Plan Estratégico de la ciudad (PEO), con la intención de llegar a fin de año con los proyectos definidos, que surgen precisamente de estos encuentros.
Además de fortalecer el vínculo entre instituciones y empresas del medio, las reuniones buscan definir, con cada sector, los temas que formarán parte del Plan Estratégico Oberá. La primera reunión fue con el sector metalúrgico y metalmecánico local, en la dirección de Vinculación, Desarrollo Estratégico y Económico de la comuna.
Los facilitadores de este taller fueron Edgardo Amaro y Emilio Juritch, por parte de la Municipalidad; junto al asesor del PEO, Rodolfo Games y el consultor Mauro Mecozzi, quienes analizaron la situación integral del sector junto a propio intendente Carlos Fernández, el presidente de la Cooperativa Eléctrica Limitada Oberá (Celo), Rafael Pereyra Pigerl y representantes de Facultades de la Universidad Nacional de Misiones; del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (Inti); de la Cámara Regional de la Industria, Producción y Comercio (Cripco), de la Cámara Misionera de Industriales Metalúrgicos (Camim) y empresarios obereños relacionados con estas actividades.
“La reunión fue muy productiva; tuvimos una buena concurrencia y los temas que surgieron de la mesa fueron muy interesante y alentadores”, explicó el jefe del departamento de Planificación Estratégica, Edgardo Amaro, quien recordó que de estas mesas sectoriales surgen los temas o microplanes que formarán parte del PEO y que se realizan de manera participativa, con consultas a la comunidad.
La intención es llegar a fin de año con plan estratégico definido, que se podrán traducir e distintos lineamiento sugeridos por cada sector o conformar un mega plan con todos los proyectos involucrados.
Si bien comenzaron con el sector metalmecánico, están previstas reuniones similares con otras actividades con la intención de conocer y comprender la dinámica que tiene Oberá, con sus particularidades: las próximas reuniones incluirán al eje económico, como yerbateros, tealeros, el sector forestal con aserrados y carpinterías, el de turismo con sus cámaras y asociaciones, el comercio y el transporte, por citar algunos ejemplos.
“Para la semana que viene queremos analizar la zonificación, las áreas de residencia, de comercio y de industrias de nuestra ciudad; ver qué se puede construir y dónde, que no es más que analizar y delimitar el uso del suelo en la ciudad”, agregó Amaro.

Recuperar aportes para la ciudad

Tal como estaba previsto, las mesas sectoriales van definiendo temas y metodologías para sustentar el PEO con una proyección de una década. Cuando los funcionarios presentaron este trabajo ante el Concejo Deliberante de la ciudad, anunciaron que también trabajarían con distintos sectores de la comunidad, para recuperar aportes y convertirlo en el plan de trabajo rector de Oberá, con una proyección de al menos una década: “nos permitirá saber de dónde venimos y quiénes somos, para saber hacia dónde podemos ir”, sostuvo en esa oportunidad Edgardo Amaro.
Primero actualizaron el PEO que se había realizado antes que Fernández asuma la intendencia local. Complementaron datos y agregaron información que no tenían pero que eran necesarias para proyectar. Ahora, con distintos grupos de la comunidad analizan los datos y reciben sugerencias y aportes que ayuden a definir las mejores opciones para la ciudad.

Planificar sobre datos reales

El intendente Carlos Fernández vetó, apenas asumió, el Plan Estratégico Oberá que se elaboró antes de su gestión. “Lo hizo para poder conocer de qué se trataba y evaluar su aplicación” y apenas lo conocieron, buscaron ampliar de tres ejes de trabajo que contemplaba a cinco ejes, sin descartar el material anterior sino bajo los estándares que sugieren el Ministerio de Modernización de la Nación y otros organismos internacionales, como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para que sea un materia de respaldo y de justificación para todo tipo de proyectos. En este año y medio, el PEO fue reestructurado y actualizado.
“Los cinco ejes contemplan, por ejemplo, la identidad de la ciudad (lo primero que tenemos que saber es quiénes somos y contempla un informe histórico de la ciudad, desde los primeros tiempos y su relación permanente con la historia de Misiones); un aspecto físico ambiental (para conocer los elementos ambientales que tenemos: cómo son los arroyos, el clima, el suelo; para saber dónde estamos parados), y el aspecto social. Estos tres ejes se agregaron y se ampliaron a los ejes económicos y ejes urbanos que contemplaba el documento. Este nuevo material tiene cinco cuerpos con un desarrollo aproximado de 120 páginas cada uno. Se trata de un trabajo extenso, completo”, indicaron.
“El trabajo anterior no fue vetado para rechazarlo y comenzar de nuevo, sino para mejorarlo –insisten-, para darle dinamismos. Por ejemplo, el diagnóstico anterior no tenía un componente de actualización del propio diagnóstico y algunas fallas estructurales en cuanto a la toma de datos. Entre la comuna y la consultora externa le dimos una mirada desde el diagnóstico hasta la conformación del plan definitivo”.
Explicaron que el diagnóstico lleva un informe socio-económico que debe ser actualizado año a año como una herramienta especial desde los aspectos más importantes que tiene una ciudad: aspectos urbanos ambientales (dónde vivo, qué tengo, cómo es mi ciudad); lo social (con quién me relaciono, quiénes viven acá); físico natural (cuál es y cómo es mi contexto, mi entorno; si vivo en la montaña , en la selva o en la llanura); el clima, “a niveles de detalles que cualquier persona pueda entender fácilmente de qué se trata ya que explica tanto el concepto de humedad como el de los NBI (necesidades básicas insatisfechas) o la referencia histórica y por supuesto, el campo económico, que me permite conocer de qué vivo y de qué voy a vivir para seguir adelante”.
El PEO surgió de un trabajo en equipo, coordinado por el Departamento de Planificación Estratégica que trabajó e incluyó a todas las áreas de la Municipalidad: “trabajamos de manera transversal con departamentos y direcciones, donde todos aportaron; las distintas áreas que conocen la realidad ayudaron a construir y validar los datos en todas las instancias del diagnóstico”, indicó el director de Vinculación, Desarrollo Económico y Estratégico de la Municipalidad de Oberá, Emilio Juritsch.

Anuncios