En consonancia con el pronunciamiento del Episcopado que señala que el “diálogo es el único camino”, gobernadores y legisladores que ayer no dieron quórum para el tratamiento de la reforma previsional se comprometieron hoy a sancionar la ley el lunes. Si bien es cierto que habrá una compensación a los haberes de menos de 10 mil pesos, la cuestión de fondo no cambia ya que la fórmula queda igual. Habría una cumbre de Macri con los gobernadores el lunes para fortalecer la política y las instituciones.

Buenos Aires (viernes, 15 de diciembre. Enviado especial). Gobernadores de cinco provincias gobernadas por oposiciones, que ayer se rebelaron a dar quórum en la frustrada extraordinaria de Diputados para tratar la reforma previsional, acordaron hoy sesionar el lunes para sancionar la ley tal cual fue aprobada en el Senado. Es decir que la fórmula para determinar la evolución de los haberes de los jubilados y pensionados quedará igual. Esto desnuda la debilidad política de los mandatarios y legisladores que ayer cedieron a la presión de la calle y los escraches perpetrados a través de whatsapp y hoy vuelven sobre sus pasos. Es cierto que ahora se introdujo una compensación a la pérdida que tendrán los incrementos de los haberes jubilatorios y pensiones por el cambio de fórmula. Pero es una compensación mínima que no cambia la cuestión de fondo. Parece más una justificación por la ambigüedad de su comportamiento.
Los gobernadores fueron convocados por los ministros Rogelio Frigerio y Nicolás Dujovne y no a una cumbre con Macri como circuló ayer. Tan es así que la reunión fue celebrada en la Presidencia de la Cámara de Diputados y fue ampliada a todos los bloques a excepción de los que ya anunciaron su oposición frontal a la reforma. Quedaron afuera, el FPV, el massismo y la izquierda. Pero apuntaba fundamentalmente a las provincias que no cumplieron con el compromiso asumido el 16 de noviembre en la Casa Rosada.
Tras cuatro horas de reunión en el despacho de Emilio Monzó, entre los ministros, diputados y gobernadores, se difundió un comunicado para que la información no sea distorsionada. Además de gobernadores de la Alianza Cambiemos que tuvieron una participación testimonial, la reunión fue protagonizada por los mandatarios de Salta, Juan Manuel Urtubey; Domingo Peppo de Chaco; Rosana Bertone de Tierra del Fuego; Gustavo Bordet de Entre Ríos y Omar Gutiérrez de Neuquén, además de diputados.
Los ministros de Interior y de Hacienda se comprometieron a impulsar, mediante un decreto posterior a la sanción de la ley, un incremento extra que totaliza 4 mil millones de pesos, a desembolsar por única vez. El aumento alcanzará a los jubilados que cobran menos de 10 mil pesos y al 100% de los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH).
En el comunicado se confirma el compromiso de “garantizar la presencia de los diputados nacionales de las distintas fuerzas políticas por ellos representados, tanto para la constitución del quórum como para la aprobación del temario”. Además, agrega, “este beneficio alcanzará a más del 70% de los jubilados y pensionados y al 100% de los beneficiarios de la AUH, y será abonado en el mes de marzo”. El monto de la compensación tendrá tres variantes. Los jubilados que hicieron aportes cobrarán $750 por única vez, mientras que quienes se jubilaron sin aportes cobrarán $300. A su vez, los beneficiarios de AUH cobrarán $400.
Para llegar a firmar el comunicado, los funcionarios y diputados de la Alianza tuvieron que contener las quejas de los cinco gobernadores y a la docena de diputados de las oposiciones, incluso a lo que dieron quórum, por el mal manejo político. Le hicieron saber que la sobreactuación del Ministerio de Seguridad con el operativo que hizo en varias cuadras alrededor del Congreso y las provocaciones de los diputados de la Alianza condicionaron su voto más que la presión de las organizaciones sociales movilizadas. Los cordobeses se quejaron de que el oficialismo llevó todo a tal extremo de blanco o negro, que los dejaban descolocados y para colmo revelaron su hartazgo a las actitudes como las de Carrió que pretende convertirse en juez y parte, en defensora del proyecto y a la vez salvadora de la patria con el bono y la oposición a un DNU con argumentos republicanistas que sólo convence a su audiencia potenciada por los medios hegemónicos.
Trascendió aquí, que la cumbre del presidente Macri con los gobernadores se hará el lunes con el propósito de sostener el diálogo institucional que se fue logrando entre nación y provincias, por voluntad política y por imperativos de época. No sólo será una vigilia de la sesión parlamentaria sino un gesto de la política como el único recurso democrático a las presiones de las movilizaciones sociales que bien pueden expresar sus demandas en las calles con todo derecho, pero que sólo pueden resolverse en el funcionamiento de las instituciones de la República.
No es casual que La Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) hizo este viernes un apremiante llamado al diálogo, al expresarse conmovida por la “creciente violencia política” en las calles y en el interior del Congreso de la Nación.
En un comunicado con el título “El diálogo es el único camino”, los obispos argentinos sostuvieron que “para responder a las muchas urgencias y angustias de nuestros hermanos más frágiles, especialmente los jubilados, y para construir una sociedad justa y equitativa, no existen dos caminos, el diálogo o la violencia, solamente hay uno, el diálogo”.
“Parece necesario repetirlo: únicamente a través del respeto por las instituciones democráticas, que garantizan un diálogo al servicio del bien común, será posible superar las dificultades que agobian a nuestro pueblo”, agregaron.

Texto del mensaje episcopal

En estos días las familias argentinas han sido conmovidas por una creciente violencia política, que no solo se ha registrado en las calles, sino que ha llegado incluso al interior del Congreso impidiendo su normal funcionamiento.
Como pastores deseamos hacer un nuevo llamado al diálogo. Para responder a las muchas urgencias y angustias de nuestros hermanos más frágiles, especialmente los jubilados, y para construir una sociedad justa y equitativa, no existen dos caminos, el diálogo o la violencia, solamente hay uno, el diálogo.
Parece necesario repetirlo: únicamente a través del respeto por las instituciones democráticas, que garantizan un diálogo al servicio del bien común, será posible superar las dificultades que agobian a nuestro pueblo.
Exhortamos a todos a multiplicar los esfuerzos necesarios para poder celebrar estas próximas fiestas de Navidad en paz, e invocamos la protección de María Santísima, Nuestra Señora de Luján, sobre cada uno de los argentinos.

Anuncios