El subsecretario de Agricultura Familiar de la Nación, Santiago Hardie, sostuvo en su paso por Misiones la semana pasada que “los conflictos por la distribución de la renta al interior de las economías sectoriales como la yerba se solucionan agrandando la torta y no peleándose por las migajas”.

Eldorado (Lunes, 15 de enero) Santiago Hardie, subsecretario de Agricultura Familiar de la Nación, encuadró la distribución del ingreso al interior de las economías sectoriales como la yerba en la filosofía del gobierno de poner prioridad en el crecimiento. Sin negar la injusticia de los precios que reciben los productores primarios, dijo que “lo que sucede es que somos un país poco competitivo con una carga impositiva muy grande que muchas veces la torta no se la queda nadie porque quizás el productor no gane; el intermediario tampoco porque debe pagar logística e impuestos, por ejemplo. El tema pasa por agrandar la torta para que todos reciban el dinero que les sea útil para generar crecimiento. Ese es el camino. Más que pelearnos por las migajas debemos generar lo suficiente para que haya para todos”.
El funcionario nacional mantuvo una entrevista con el periodista Alejandro Spivak, el jueves último en el municipio de Pozo Azul donde junto al vicegobernador Oscar Herrera Ahuad y el intendente Waldemar Muller participó de la entrega de 29 títulos de propiedad

¿Qué se propuso como titular de la Secretaría de Agricultura Familia para el presente año?
“Estamos trabajando fundamentalmente en ejes que tengan que ver con industrialización y la asistencia técnica para que el productor con financiamiento pueda acceder a mejores condiciones de comercialización. Para ello debemos fortalecer el Registro de la Agricultura Familiar que está incompleto porque no refleja la cantidad ni la realidad de los pequeños y medianos productores y así toda política pública que se implemente desde el gobierno nacional pueda ser recibido por el pequeño y mediano productor”.

Hoy, las economías regionales están pasando por una difícil. ¿Cómo se reacomodan?
“En lo que tiene que ver con las economías regionales hemos trabajado muy fuerte en el aspecto sanitario, casos como la lobelia en el sector vitivinícola o el caso de las moscas de los frutos en las peras y manzanas, entre otros y, luego trabajamos mucho en la apertura de los mercados tanto internos como externos para que puedan encontrar mejores condiciones de comercialización. Es en eso estamos, es un proceso en el que estamos muy atrasados pero que estamos recuperando”.

La Subsecretaría de Agricultura Familias tuvo recortes en el presupuesto nacional. De hecho, los gremios denunciaron qué en Misiones, por ejemplo, se produjeron unos 50 despidos…
“Nosotros no hablamos de recortes. Si tenemos un proceso de relativa austeridad que es lo que marca el presidente (Mauricio) Macri. El presupuesto nacional tiene un 75 por ciento destinado al área social y, por supuesto debemos hacer esfuerzos en otras áreas del Estado nacional, pero sin dejar de atender las cuestiones importantes siendo más eficientes y austeros. Aclaro que el ahorro no va a ir en detrimento de trabajo que venimos haciendo con los pequeños y medianos productores”.

Usted habla de conquistar mercados en el exterior. ¿Con un dólar entre 18 y 20 pesos se pueden conquistar nuevos mercados?
“Pienso que el precio del dólar puede ser en la coyuntura más o menos importante pero no es la variable única. Creo que para conquistar nuevos mercados se necesita mejorar la competitividad, ser más eficientes; debemos resolver el tema logístico como lo estamos haciendo en el rubro de la madera con los bitrenes, en la reapertura de los puertos bajando los aranceles. El dólar, insisto es una de las variables, pero no es la única. Abrir mercados significa abrirse al mundo comprar y que nos compren y, en eso estamos trabajando”.

Los tabacaleros, yerbateros, lecheros, vitivinicultores sostienen que los grandes empresarios no cumplen con los precios y encima les pagan con cheques a varios meses… ¿Cómo se hace para que se cumplan los precios establecidos en la producción? ¿Debe haber un control de precios?
“No debe haber control de precios. Cada una de las economías regionales que mencionó tiene una realidad distinta. En el caso de la lechería, por ejemplo, los precios se recompusieron. Con el sistema de transferencia con Estados Unidos los quesos argentinos van a poder ingresar con arancel cero. China también bajó los aranceles para el ingreso de productos nacionales”.

¿En el caso específico de la yerba mate, el producto “madre” de Misiones?
“En el caso de la yerba mate el principal desafío más allá del precio es que al sector le vaya mejor en toda la cadena. El consumo de la yerba es elástico y debemos promocionarlo para recuperar mercados como el brasileño, el uruguayo o el chileno por eso debemos entender que todos deben ganar y no generar esa tensión en los distintos eslabones de la cadena”.

¿Quién se queda con la mayor porción de la torta yerbatera?; porque hoy el productor cobra menos del valor establecido por la hoja verde y con cheques diferidos a varios meses y en la góndola el paquete elaborado cada vez cuesta más…
“Es cierto. Lo que sucede es que somos un país poco competitivo con una carga impositiva muy grande que muchas veces la torta no se la queda nadie porque quizás el productor no gane; el intermediario tampoco porque debe pagar logística e impuestos, por ejemplo. El tema pasa por agrandar la torta para que todos reciban el dinero que les sea útil para generar crecimiento. Ese es el camino. Más que pelearnos por las migajas debemos generar lo suficiente para que haya para todos”

Anuncios