“Queremos que la 25.080 trabaje más sobre la cadena industrial”, sostuvo ayer el ministro del Agro y la Producción. Abona el criterio de dar prioridad en esta etapa a la industrialización de la madera con respaldo a las pymes, pero sin abandonar las plantaciones para no generar baches de oferta futura de materia prima. Expectativas favorables por la deuda de 250 millones con los productores misioneros.

Eldorado (Viernes, 19 de enero) El ministro del Agro y la Producción José Luis Garay confirmó que Misiones pedirá la prórroga de la Ley 25.080 con algunas modificaciones. Considera que se debe apuntar a la industrialización de la madera, aunque sin abandonar el ritmo de plantaciones para no generar baches en la oferta futura de materia prima. Ante la reunión prevista para el lunes de la Comisión Asesora de Mesa nacional de la foresto – industria para la revisión de la 25.080, reveló tener expectativas favorables. No descarta además que el Estado nacional, que debe a los productores misioneros 250 millones de pesos desde antes que asumiera Mauricio Macri, decida saldar la deuda en efectivo a los pequeños productores. Hay que destacar que la ley “de inversiones para bosques cultivables” además de establecer regímenes fiscales especiales, determina apoyos económicos no reintegrables de hasta el 80% del valor de las plantaciones hasta 300 hectáreas.
En una entrevista con Alejandro Spivak para misionesplural.net el funcionario provincial también se tomó tiempo para dejar en claro que la Provincia quiere que las grandes empresas, como las celulósicas sigan trabajando y en ese sentido anuncia que “les daremos todas las herramientas para mejorar su competitividad”.

 

¿Con qué postura va a ir Misiones a la mesa forestal del lunes oportunidad en que se analizará prórroga o no de la Ley de Incentivos forestales 25.080 que vence hacia fines de 2018?
“Concretamente vamos a pedir la prórroga de la Ley 25.080 con algunas modificaciones. Queremos que se contemple al pequeño y mediano productor forestal y además queremos que la ley trabaje además sobre la cadena industrial; es decir que contemple a la pequeña y mediana industria a fin de poder procesar toda la masa boscosa que logramos con la ley 25.080”

 

Hoy la Argentina tiene 1,3 millones de hectáreas de bosques implantados y no industrializa ni cola mitad; y como publicamos en nuestro medio, la prioridad no debería estar entonces en incrementar la oferta de materia prima como sucedió en los 90 cuando se plantaron 100 mil hectáreas por año promedio. Por eso le pregunto si ¿hay que seguir plantando?
“Es todo un proceso. Hay que apuntar a la industrialización y seguir con el ritmo de plantaciones porque cuando uno frena de golpe esos ciclos productivos de bache se notan. El pequeño productor debe orientar su forestación a una de mayor valor adaptada a algún sistema productivo que pueda complementar en pequeña superficie una industrialización mayor de su chacra; en tanto que seguramente las grandes firmas harán sus plantaciones de forestación donde en todo un proceso obtienen un beneficio mayor al final”

 

¿Confía en el compromiso del presidente Mauricio Macri de pagar la deuda que mantiene el gobierno nacional por la Ley 25.080? (A Misiones se le adeuda unos 250 millones de pesos).
“Se debe aclarar que la deuda es del Estado Nacional y que fue heredada por el presidente Mauricio Macri ya que viene del gobierno anterior. El Estado nacional debe honrar sus deudas y por consiguiente debe hacerse cargo. Creo que alguna alternativa se debe buscar. Por ejemplo, el pago a los pequeños productores forestales se debería hacer en efectivo y, a los grandes forestado res se les podría entregar, por ejemplo, bonos del Estado como para consolidar la deuda, eliminarla y honrarla”.

 

¿Cuál es la postura de Misiones con respecto a las grandes empresas; ¿por ejemplo, las celulósicas?
“Nosotros queremos que sigan trabajando dándole todas las condiciones necesarias que puede darle la provincia de Misiones para la competitividad. Vamos a seguir trabajando en las rutas terradas que sabemos que hay un sector de las pasteras que les ayuda. En febrero vamos a tener una mesa de trabajo donde vamos a definir algún corredor; el puerto de Posadas está en proceso de licitación porque fue construido con el objeto de mejorar la competitividad de las exportaciones misioneras. Todo lo que pueda hacer la provincia para que volvamos a tener competitividad comercial como la tuvimos, por ejemplo, en 2011/2012 desde la Provincia vamos a tratar de llevarlo a cabo. Si creo que necesitamos un encuadre macro de la economía que nos asegure la competitividad que tuvimos durante esos dos años”.

 

¿Misiones ratifica la ley de Tierras? (En 2012, la ley 26.737 puso en vigencia el Régimen de Protección al Dominio Nacional sobre la Propiedad, Posesión o Tenencia de las Tierra Rurales, denominada comúnmente como Ley de Tierras. La ley limitó la venta a extranjeros al 15% del territorio nacional y obligó a las provincias a informar en los 60 días posteriores a su vigencia, la cantidad de tierras en manos de personas físicas o jurídicas extranjeras).
“Sí. Primero aclaremos que no hay mucha más tierra disponible. Creemos que la superficie que necesitaría la instalación de una pastera no tendría superficie como para plantar una producción forestal propia. Si creo que puede asociarse a algunos grupos empresarios que tienen tierras forestadas y, sobe esa basa se podrían trabajar proyectos de grandes envergaduras. Tenemos todo el inventario forestal hecho y sobre ese inventario que está disponible quien tenga intención de hacer inversiones podamos acercar a los distintos actores a fin de que se puedan realizar emprendimientos a grandes escalas”.

 

Misiones no grababa ingresos brutos a las exportaciones… ¿Es así?
“Se grababa la actividad. Lo que sucede es que se hace un distingo y a partir de este mes no se pagará absolutamente nada lo que salga de celulosa para exportación como así tampoco lo que salga de la madera. Si se compara las exportaciones de celulosa en los años en que no se grababa ingresos brutos con los que, si se grababa los volúmenes de exportación, en estos últimos años fueron lo de mayor volumen de exportación y de mayor precio en el exterior con lo cual demuestra que se debe decir toda la verdad porque queda demostrado que no incidía para nada esas tasas en el volumen ni en los precios de las exportaciones. Ingresos brutos sobre la exportación de pasta bajó automáticamente. Está en un valor del 7 por ciento que progresivamente bajará hasta el 3 por ciento en 2022”.

Anuncios