“Hablemos de federalismo en serio”, enfatizó Alfredo Schiavoni para defender la transferencia de la responsabilidad financiera de los programas de Salud a las provincias. Argumentó que hay recursos porque Macri incrementó el índice de coparticipación primaria de 25 al 35 por ciento. Confirmó la continuidad del FONAVI para la construcción de viviendas y apuesta al éxito de las PPP para obras de infraestructura.

Posadas y Eldorado (Lunes, 11 de junio) El presidente del PRO Misiones aseguró anoche que la reducción de los gastos acordados con el Fondo Monetario no afectará la continuidad del Fondo Nacional de la Vivienda. De esa manera salió al cruce de las informaciones que interpretaban que la reducción de las transferencias corrientes a las provincias establecidas en el documento que difundió el ministro Dujovne el jueves pasado terminarían afectando el presupuesto para la construcción de viviendas.
Sin embargo, admitió que es cierto que serán eliminados los programas especiales en Salud, Educación y Desarrollo Social, que figuran en el Presupuesto como aportes no reintegrables de la nación a la provincia. Considera que los programas deberán ser asumidos por las provincias. “Hablemos de un federalismo en serio”, subrayó y reveló que sobre el tema, como enlace entre el Ministerio nacional que tiene a su cargo las obras públicas con la Provincia, son temas que viene conversando con el Gobernador y el Vicegobernador. Defiende de esa manera una visión política en uno de los temas que está en el centro del debate. El ejemplo más elocuente en estos momentos es la embestida de los gobernadores contra los subsidios al agua y la luz que benefician a los porteños y los bonaerenses que tienen el servicio prestado bajo la regulación del Estado nacional. Es decir que en estos temas hay mucho para discutir.
Con relación al anuncio y la interpretación que tenemos sobre los efectos en la paralización de las obras públicas y las políticas de prevención en la salud, destacó que “no me parece que vaya a haber impactos tremendos de ajustes para poder cumplir lo que tengamos que cumplir
Los programas de salud estaban concebidos no por Cambiemos sin por la gestión anterior que después de un determinado plazo debían ser transferidos a las provincias” Explicó que “esto se fue prorrogando, pero cuando se analiza que las Provincias hoy reciben más fondos de coparticipación provincial que lo que percibían en el anterior gobierno es de suma justicia que las provincias se hagan cargo de alguno de los programas que estaban concebidos de esa forma”
De esta manera refuta también el cuestionamiento de que el estado nacional trasfiere responsabilidades pero no recursos. Enfatiza que: “esto se venía prorrogando porque en la gestión anterior las provincias recibían de coparticipación solamente el 25 por ciento de la masa coparticipable, y hoy perciben el 35 por ciento. Es decir que reciben proporcionalmente más de lo que recibían”. Son datos que respaldan su argumento: “por eso deben hacerse cargo de algunas cuestiones que así estaban pensadas”
Contrariamente, consideró que “no creo que les corresponda a las provincias hacerse cargo de los recursos del FONAVI, por consiguiente no creo que haya recortes”. El FONAVI, desde su creación en los 60 sufrió varias modificaciones pero actualmente su fuente de ingreso es un porcentaje de lo recaudado con el Impuesto a los combustibles líquidos. Por eso es intangible.
Refutó también Schiavoni la idea de que el estado de Misiones sufrirá un recorte de 10 mil millones de pesos por las medidas anunciadas en el acuerdo con el FMI. “Habría que definir que es recorte porque la provincia se debe hacer cargo de lo que en debía hacerse cargo en su momento no es un recorte sino es asumir el compromiso que debía haber asumido tiempo atrás “, reiteró como criterio para el análisis.

El FMI un buen mensaje

Con relación al anuncio del jueves por el ministro de Hacienda y el presidente del BCRA, aseguró que “el importe otorgado de crédito por parte del FMI, 50 mil millones de dólares no me sorprendió”, aunque se había anunciado que iban hacer unos 30 mil millones. “Yo creo que si la Argentina puede fondearse a la tasa más barata con 20 mil millones de dólares más implica que ese organismo de crédito internacional entiende que la Argentina le va a poder devolver ese dinero y, también es un buen mensaje para el resto del mundo y las inversiones institucionales tener ese respaldo ese dinero al alcance de la mano, que se use o no es otro tema”
En declaraciones a nuestros cronistas no eludió referirse a la tensión que existe en la economía argentina entre la necesidad de devaluación pero rompiendo el arrastre sobre los precios que termina diluyendo el efecto positivo sobre la competitividad. “Lo que Cambiemos está haciendo y según lo que manifestó el propio presidente del Banco Central no es una libre flotación del todo del dólar. Es decir que podría meter mano en la moneda norteamericana ante la devaluación del peso” precisamente buscando el equilibrio en el dólar y la inflación.
“Cualquier empresario que tenga un sesgo exportador, como los madereros están contentos con un dólar por encima de los 26 pesos porque la moneda norteamericana refleja un poco más los costos internos”, agregó para reiterar el concepto que asocia la inflación con el gasto público. “La inflación no baja porque seguimos gastando más de lo que producimos”, destacó para poner énfasis en el círculo perverso entre déficit e inflación. “Estoy convencido que estamos en el camino correcto tomándose todas las medidas necesarias para que la reducción de ese déficit no se traumático para la sociedad argentina”, agregó defendiendo la necesidad de ajustar pero ateniendo el gasto social. Y consideró que “no diría que en este camino hay muchos que quedan afuera del sistema porque hay en revisión, sobre todo en el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación de mecanismos para que aquellos argentinos que están dentro de algún régimen social del Estado puedan paulatinamente de la forma menos traumática posible ir incorporándose al mercado laboral y a producciones externas que empiezan hacer rentables a partir del tipo de cambio actual”,
Salió al cruce también de las versiones sobre privatizaciones, “La Argentina no está en un programa agresivo de privatización de empresas como plantearon algunos legisladores inclusive locales oficialistas provinciales que dijeron que Cambiemos, por ejemplo, quiere privatizar, entre otros el Banco Nación”, enfatizó.
Volviendo sobre la continuidad de las obras públicas, admitió que “tenemos muchas expectativas puestas en los PPP porque permite financieramente tirar para adelante el costo de las inversiones porque no podemos pretender que los argentinos de hoy paguen la infraestructura para los argentinos de dentro de 40 años. En tal sentido hay gente interesada en hacer inversiones en el corredor de la ruta nacional 12”.

 

 

 

 

Foto: captura youtube: Grupo 33

Anuncios