Son tres puntos principales de reclamo: el costo del boleto del transporte urbano, la falta de agua y los cortes de electricidad que afectan a distintos barrios.

Posadas (martes 29 de enero). La mala prestación del servicio de agua potable y los cortes de electricidad, junto al aumento del boleto de transporte urbano de pasajeros fueron los principales disparadores para que este martes, un grupo de organizaciones sociales marche desde la empresa Servicio de Aguas de Misiones SA (Samsa) hasta el centro de Posadas. Así comenzó el martes, con marchas y protestas en busca de soluciones que no llegan.
Por la noche, vecinos del barrio Belén, al suroeste de la capital misionera, bloquearon el paso de la intersección de la avenida 147 y la avenida 170, la esquina más concurrida de Itaembé Miní: pedían la solución definitiva al problema del agua potable, “cansados de que nos mientan y no den la cara”, según explicaron los vecinos que mantenían las cuatro bocas cerradas con tronco, ramas y cubiertas encendidas.
No nos vamos a ir de acá hasta que aparezcan los funcionarios que traigan soluciones, amenazó, cerca de las 21, David Tato, presidente del barrio.
El calor azotó la capital provincial y la mayoría de los reclamos fueron, en la ciudad y sus inmediaciones, por falta de agua potable. Los vecinos por un lado, junto a organizaciones sociales y referentes políticos del gobierno y de distintos partidos fueron parte de los actores de una jornada bastante calurosa, también por los reclamos.
Además de la energía y el agua potable, en Posadas el incremento del precio del boleto del transporte urbano de pasajeros también es parte de los reclamos permanentes. Los vecinos piden que se retrotraigan las tarifas y reclaman mejor servicio de agua potable en la capital, ya que la empresa SAMSA, no logró solucionar la provisión de agua para toda la ciudad, en los 23 años que lleva desde que adquirió la Administración Provincial de Obras Sanitarias (APOS). Y los usuarios también reclaman que caiga la concesión del transporte público, por la prestación ineficiente del servicio y el aumento del boleto, dicen.
Para la siesta, el corte total sobre el puente ubicado entre Garupá y Candelaria provocó serios problemas a la circulación, ya que los vecinos impidieron el paso en reclamo, también, de agua potable.

RP – Misiones Plural.

Anuncios