El organismo busca promover el aprovechamiento y la gestión de los recursos suelo y agua, como unidades conjunta de manejos. Habilita la participación de usuarios con la mirada puesta en “una adecuada gestión ambiental”. Promueve además la participación de los productores, asociaciones, universidades y centros de investigación en la definición de políticas de manejos de los recursos.

Posadas (Miércoles 13 de febrero). Este martes quedó constituido el Consejo Asesor de Conservación y Manejo de Suelos del flamante Instituto Misionero del Suelo (IMS) durante una reunión que tuvo lugar en el Ministerio del Agro y la Producción de Misiones, donde también delinearon las actividades para el año.
Los ministros del Agro y la Producción, José Luis Garay; de Ecología y Recursos Naturales Renovables, Juan Manuel Díaz; y de coordinación de Gabinete, Adolfo Pischik, presidieron la reunión donde conformaron el Consejo que quedó integrado representantes del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA); la Universidad Nacional de Misiones (UNaM); y los Colegios de Ingenieros Forestales; de Ingenieros Agrónomos; de Agrimensores, junto a representantes de Asociaciones Rurales y Organizaciones de la Agricultura Familiar (CottaProM), entre otros, según informó el área de prensa del Ministerio del Agro.
Los coordinadores ejecutivos del Instituto Misionero del Suelo (IMS) son Guillermo Reutemann, el Ministerio del Agro, y Alberto Sosa, del INTA.
Este organismo busca promover el aprovechamiento y la gestión de los recursos suelo y agua, como unidades conjunta de manejos, con participación de usuarios, los planificadores y los responsables de las decisiones en todos los niveles, en el marco de una adecuada gestión ambiental, además de promover la participación de los productores, asociaciones de productores, universidades y centros de investigación; organismos públicos y privados en la definición de políticas de manejos de los recursos.
Según los fundamentos de su creación, también deberá implementar sistemas de control de degradación de suelos y propuestas de explotación en función de la capacidad productiva de los mismos que incluyan introducción de prácticas y tecnologías apropiadas; brindar a la población misionera el acceso a la información y capacitación en el manejo de los recursos suelo y agua; y capacitar a los profesionales, responsables políticos y al público en general.
La Ley de creación del Instituto también ordenó conformar el Laboratorio de Suelos y el consejo Asesor de Conservación y Manejo de Suelos como órgano asesor y de consulta.
Desde ahora, el Instituto Misionero del Suelo está facultado para otorgar recursos financieros y técnicos con destino a la implementación de nuevas prácticas de manejo y tecnología sustentables; definir las necesidades de conservación y manejo de los suelos, para cada área conforme a su aptitud para los distintos niveles de incorporación de tecnología; elaborar y difundir un catálogo de prácticas conservacionistas y manejos de suelos y promover la creación de consorcios de Productores a los fines de implementar esas prácticas de manejo.
En ese sentido, también, puede determinar la capacidad de uso de los suelos y estimar su productividad, bajo determinados niveles de manejo, planificar el uso racional del suelo a distintos niveles (regional, subregional y predial), permitiendo adecuar las prácticas de manejo y conservación que exigen las distintas clases de tierras, para una mayor y sostenida productividad agrícola, dar las bases para la investigación y experimentación agropecuaria y forestal, permitiendo la extrapolación de resultados experimentales dentro y fuera del país.
Por otra parte, establecerá también los criterios técnicos para la administración del crédito y para la definición de políticas agropecuarias, forestales, crediticias, impositivas y de colonización, además de determinar las áreas de recuperación económica afectadas por erosión, salinidad, alcalinidad, drenaje deficiente y otras situaciones similares.

Anuncios