Las recientes denuncias de sobornos y su relación con el Poder Judicial que involucran al fiscal Stornelli y a los Servicios de Espionaje, motivaron una declaración del Grupo de Curas en la Opción por los Pobres. “En un documento difundido en su muro de Facebook, exigen “que se suspenda o – si es el caso – expulse del Poder Judicial a jueces, fiscales, abogados que no garanticen ese bien necesario y fundamental de la convivencia que es “la Justicia”.

El Poder Judicial es un poder absolutamente indispensable para cualquier democracia. Sin justicia las bases de la sociedad y la convivencia se deshacen y desmorona todo. Pero el poder judicial, siempre y en todo momento y lugar puede ser injusto, puede ser cooptado o corrompido, puede ser cómplice de los poderosos y victimario de los débiles.

“La ley es tela de araña,
y en mi ignorancia lo explico,
no la tema el hombre rico,
no la tema el que mande,
pues la rompe el bicho grande
y sólo enrieda a los chicos”. (Martín Fierro)

Una justicia que no cuida especial y celosamente a los pobres no merece el nombre de tal.
No es bueno para nuestra sociedad que haya una profunda desconfianza del poder judicial y que se sospeche que hubo y hay jueces que más que por la ley se guían por motivaciones políticas, por amores u odios o por sobornos, y que nunca hay justicia para los pobres. Las recientes denuncias, aparentemente probadas, de sobornos y su relación con el poder judicial y también del ejecutivo, no hacen sino corroer desde los cimientos la convivencia y la paz social.
Por eso nos atrevemos a exigir, a quienes tienen la responsabilidad de hacerlo, que extremen las medidas para transparentar el ejercicio de la justicia, que se suspenda o – si es el caso – expulse del poder judicial a jueces, fiscales, abogados que no garanticen ese bien necesario y fundamental de la convivencia que es “la justicia”.
Con el salmo queremos repetir:
Señor, ¿quién se hospedará en tu carpa?, ¿quién habitará en tu monte santo?
–El que procede honradamente y practica la rectitud; el que dice de corazón la verdad y no calumnia con su lengua; no hace mal al prójimo ni difama a su vecino; el que mira con desprecio al réprobo y honra a los que respetan al Señor; el que no se retracta aun jurando en su perjuicio; no presta dinero a usura ni acepta soborno contra el inocente. El que así obra nunca fallará. (Salmo 15)

Grupo de Curas en la Opción por los Pobres
25 de febrero de 2019