Con la suba del 5,1% en marzo y el 13,7 en lo que va del año, la inflación castiga más a nuestra Región. El nivel general de aumento en todo el país fue del 4,7%. Hay datos desagregados que revelan cómo afecta a la canasta básica de alimentos:  la leche aumentó 10% en un mes.

Martes, 16 de abril. El índice de precios acusó un incremento del 5,1% en la Región Noreste, cuatro décimas por encima del nivel general en todo el país que fue del 4,7%. Desagregando por rubros, lo que más aumentó en el noreste fue la educación, por una cuestión estacional, que registró aumentos del 22% en el mes y 35% con relación al año pasado. En marzo con relación a febrero los alimentos subieron 6,3% con lo que arrastra incrementos del 15,4% en el año.
El informe del INDEC, que no revela los datos por provincia sino por Región, evidencia que el noreste sufrió las subas más altas entre marzo y marzo, con un índice de 57,6% mientras el nivel general del país 54,7%.
El presidente ya había adelantado ayer que las estadísticas públicas iban a mostrar un pico en la inflación este mes, deslizando de esa manera la suposición de que a partir de abril empezaría a bajar.
Sin embargo, la evolución anual de los precios muestra una aceleración que pone en cuestión la política anti-inflacionaria de la ortodoxia. Los precios suben a pesar de que el Banco Central lleva ocho meses cumpliendo y sobre cumpliendo las metas de base monetaria y restricción del consumo. Tampoco lal puja distributiva puede explicar el fenómeno inflacionario ya que los salarios vienen perdiendo lejos con los precios. No se puede negar que el impacto de la suba de tarifas fue clave en la el aumento de más de un punto con respecto del mes de febrero.
Es en este contexto que mañana el presidente Mauricio Macri anunciará un mini Plan Primavera con congelamiento de precios de la canasta básica y subsidios para descomprimir los bolsillos más complicados. El mes pasado, cuando la inflación llegó al 3,8% el Banco Central había respondido endureciendo la política monetaria.
El anuncio del anuncio pareciera llegar tarde ya que en los últimos días se advirtió una febril remarcación en los supermercados de Posadas. Es decir que esperan el congelamiento ya con los aumentos en caja.