El ingeniero forestal Sebastián Escalada salió al cruce de la liviandad de las declaraciones de los candidatos que proclaman la necesidad de cambiar la “matriz productiva” de la provincia. No sólo critica la ambigüedad del discurso de campaña sino que advierte que la consigna puede estar escondiendo la intención de volver al pasado del monocultivo y explotación irracional de los recursos naturales.

Por Sebastián Escalada*
En estos días cercanos a las elecciones se escucha decir que Misiones debe cambiar la matriz productiva, es una definición,” gúau”,con mucho significado, abarcativo de infinitas cuestiones y no tan fácil de realizarlo, seguramente no tienen muy claro a qué se refieren.
Cabe destacar que el origen elemental del estudio de Matriz Productiva ya estaba en la Tabla Económica del francés Quesnay (siglo XVIII), siendo Carlos Marx quien se detuvo a analizar con ecuaciones matemáticas la relación insumo-producto, a fin de definir científicamente lo que llamó Reproducción Simple y Reproducción Ampliada de la Economía Capitalista. Sobre estas bases matemáticas avanzó el Economista Wassily Leontief, quien por su aporte al análisis de Matriz Insumo-Producto fue Premio Nobel de Economía en 1973.
Podemos decir que en el mundo académico se define el cambio de Matriz Productiva como “la promoción del paso de un esquema primario exportador y extractivista a uno que privilegia la producción diversificada y ecoeficiente, así como los servicios basados en los conocimientos y la biodiversidad”.
Partiendo de un concepto bien claro, podemos decir que la matriz productiva “es el conjunto de interacciones entre los diferentes actores de la sociedad, quienes utilizan los recursos que tienen a su disposición para generar procesos de superproducción en productos, bienes y servicios de calidad”.
Misiones pasó de ser una provincia de monocultivo (Yerba) y extractivita de sus recursos naturales cómo la selva, hacia un proceso de diversificación productiva en la que también consideramos los avances en materia de agricultura familiar, ferias francas, Cooperativas productoras (COFRA), avanzamos en la industrialización de la madera (más de 700 pymes), fábricas de casas, de muebles, la fabricación de papel, tecnificación del agro, rutas de acceso a mercados, hemos iniciado un proceso de producción de carnes bovina, ovina y caprina que sustituya la importación desde otras provincias ampliando el concepto de autoconsumo, soberanía alimentaria, siempre buscando ser ecoeficientes cómo reza el postulado qué define el concepto de matriz productiva, a través de la incorporación del Ministerio de Ecología controlador de los procesos productivos e industriales que se llevan a cabo en la provincia, cómo también la defensa y preservación del capital bosques, suelos y agua, siempre teniendo en cuenta la disponibilidad de recursos financieros que permitan llevar adelante programas en este sentido. En turismo nos destacamos por iniciar un proceso de expansión que se inicia en los años 80 promocionando a Misiones a nivel internacional hasta alcanzar el grado de la séptima maravilla del mundo a las Cataratas del Iguazú con redes hoteleras a lo largo y ancho de la provincia vendiendo espacios naturales con servicios de primera calidad. Expansión de la Cultura (Centro del Conocimiento), de las ciencias (Biofabrica), Instituto de Biodiversidad, instituto del suelo, la producción de medicamentos naturales que nos provee los conocimiento de las especies autóctonas, un paso importante hacia el desarrollo industrial con la creación del Ministerio de Industria en conjunto con el Parque industrial, apoyo financiero a proyectos misioneritas en el campo de la metal mecánica, agro y alimentos. Innovando la Educación con métodos disruptivos apoyados en las TIC, escuela de robótica, son pasos en grande hacia la concreción de una matriz productiva, siempre considerando y poniendo énfasis en el desarrollo de las comunidades.
No veo la necesidad de cambiar la matriz productiva salvo que se quiera volver al pasado, monocultivo y explotación irracional de los recursos naturales, seguramente faltará seguir desarrollando lo industrial, las exportaciones de productos con mayor valor agregado, el desarrollo de energías alternativas, la energía cómo un bien común, un derecho, sin ella las oportunidades de desarrollo se limitan, pero sabemos que estamos supeditados al contexto de la economía nacional, regional y mundial, hoy contractiva, mercados cerrados, y un sistema financiero para ricos lejos de apuntalar la producción.
*Ingeniero Forestal

Foto: tomada de internet