La coparticipación cayó en términos reales 8 puntos el año pasado y 10 por ciento en lo que va del año aseguró Adolfo Safrán. De esa manera refutó afirmaciones de Humberto Schiavoni que viene sosteniendo que en 2018 creció el 62% cuando la inflación fue de alrededor del 40%. El ministro de Hacienda cruzó también a Luis Pastori y con datos objetivos demostró que en Misiones la AFIP recuda más de los que envía por coparticipación como sostiene el Gobernador.

Miércoles, 15 de mayo. Adolfo Safrán afirmó ayer que los recursos del Estado misionero por la coparticipación federal de impuestos cayeron el año pasado 8 puntos en términos reales, tendencia negativa que se acentúa este año ya que entre enero y abril los ingresos acumulados están 10 puntos por debajo de la inflación. “Son datos objetivos, no opinables, que se pueden encontrar en la página de AFIP” subrayó en declaraciones al programa Plural que se emite por Canal 4. De esta manera, el ministro de Hacienda refutó al candidato a gobernador por el macrismo, Humberto Schiavoni, que viene difundiendo otros números. En declaraciones a la prensa y en la presentación del programa de gobierno que Juntos por el Cambio presentó el lunes como propuesta de campaña, el senador Schiavoni afirmó que los recursos de la coparticipación aumentaron el 62% en 2018 contra una inflación de alrededor del 40%.
“Contundentemente esos datos no son ciertos”, precisó Safrán en la entrevista que se emitió en el programa que conduce Raúl Puentes. Con la moderación que lo caracteriza y su decisión de discutir siempre con argumentos, el Ministro hizo ver que el año pasado fue de recesión y en consecuencia la recaudación siempre estará por debajo de la inflación y no hay argucias argumentativas que puedan ocultarlo. Subrayó que en 2018, la actividad económica cayó el 3% y aunque es cierto que hasta julio se registraba una recuperación,  de enero a diciembre los ingresos por la coparticipación cayeron el 8% en términos reales. Y aclaró que esa caída incluye el 3% de recupero de la coparticipación por el acuerdo nación – provincia.
Es tendencia negativa, asociada a la recesión, se pronunció este año que en el acumulado registra una caída en términos reales del 10% entre enero y abril. En marzo, la recaudación subió el 34% pero la inflación anualizada fue superior al 50% y en abril aunque los ingresos con relación al año anterior aumentaron 50%, la inflación alcanzó 54%.
La octava provincia en recaudación
También salió al cruce de las ya conocidas manipulaciones de los datos que hace el diputado Luis Pastori que en el acto de presentación del programa de gobierno, cuando habló como candidato a Vicegobernador, no ahorró descalificaciones imputando a las autoridades de mentirosos o que engañan con los números. Pastori intentó desmentir al Gobernador cuando sostiene que Misiones recibe de coparticipación mucho menos de lo que recauda la AFIP en la provincia. “Es la inversa”, afirmó el candidato y avaló los datos del equipo técnico que sostiene que de cada 100 pesos que la Nación recauda en la provincia, remite más de 300. Y como lo viene haciendo desde hace casi veinte años criticó la política fiscal para denunciar que genera una presión impositiva disimulada por el cálculo del PBG que hace Rentas. “No saben y nos engañan”, dijo.
Trasladadas las afirmaciones en una pregunta a Safrán, el ministro lejos de ese estilo agresivo defendió las afirmaciones del Gobernador en su mensaje del 1° de mayo cuando sostuvo que “hoy Misiones es la provincia que mayor recaudación propia genera en el NEA, muy por encima de Chaco, Corrientes y Formosa, y 8º a nivel nacional”.
Como dando una clase al profesor Pastori, Safrán dijo que hay que observar que Misiones fuera del país central es la provincia que menos coparticipación por habitante recibe. “Es un dato contundente”, subrayó es la cuarta en el orden nacional que menos recibe, debajo de Buenos Aires, Córdoba y Mendoza que son provincias con mayor actividad privada lo que permite generar mayores recursos propios. “Pero Misiones está en la periferia”, destacó y es la primera en el ranking de las que menos reciben fuera del país central en coparticipación por habitante, “de ahí que es muy difícil que la Nación esté mandando más de lo que recauda la AFIP”, argumentó.
Insistió en que en volumen de ventas, Misiones es la octava economía del país y volvió a fundamentarlo en datos objetivos que surgen de las declaraciones juradas de las empresas, datos que son elaborados por la DGR y que se intercambian en el Consejo Federal, en la Comisión Arbitral y en otros organismos federales. “Son datos objetivos –reiteró- que se obtienen de las declaraciones de las empresas como en todas las provincias y si el volumen de ventas en Misiones se ubica en el octavo lugar en el nivel país, se infiere que genera IVA por el doble de lo que recibe”.
Por otra parte restó seriedad a las críticas referidas al cálculo del PBG. “Es un tema que podemos discutir varios días sin ponernos de acuerdo” dijo para revelar que desde hace dos años se viene intentando con el INDEC coordinar los mínimos criterios de medición con todas las provincias, pero no se avanza “y no es una falta nuestra”, subrayó. Por eso, explicó Misiones utiliza la información más precisa y objetiva que surge de las declaraciones juradas de las empresas. Disiento con el criterio que dice la medición que tiene Misiones es muy clara y contundente. “El diputado Pastori debería preocuparse en por qué el INDEC no ha logrado armonizar ni coordinar la elaboración de la medición”, sugirió.
Fortaleza de las finanzas de Misiones
En este contexto se le preguntó si Misiones tiene bases materiales para sustentar el modelo misionerista.
Respondió que Misiones es una provincia que tiene como fortaleza la poca dependencia de los recursos federales y por la alta proporción de los recursos propios. “Y no lo digo yo, lo dice la consultora Moody´s que nos viene calificando hace un par de años”.
Precisamente, en el mensaje del Gobernador se observaba que “el informe de Moody´s destaca la participación del Producto Bruto Geográfico de Misiones respecto del PBI Nacional, el haber alcanzado un buen indicador de superávit corriente, ser una economía diversificada con baja tasa de desempleo (2,7%) con un indicador de pobreza levemente superior al promedio país (28,5%), no haber incurrido en endeudamiento para llevar a cabo obras públicas, que la provincia no depende de las transferencias federales tanto como las demás provincias (indicador que se ubicó en 57,5% del total de transferencias recibidas), poseer bajo nivel de endeudamiento y más aún un muy bajo indicador de endeudamiento en moneda extranjera (solo 8,8% del total de la deuda es en moneda extranjera)”.
En la respuesta Safrán destacó esta poca dependencia para subrayar que los recursos que recauda la DGR son los que permiten brindar muchos servicios. Precisó que se invierten 400 millones de pesos mensuales en obras públicas lo que significa rutas, caminos, empedrados, comisarías, hospitales, políticas de salud y de educación. Eso se hace con recursos propios sino caeríamos como otras que han paralizado las obras. Reveló que las personas que vienen de otros lados quedan maravillados en cómo se ha avanzado en infraestructura y servicios en Misiones. ¿Y por qué? Se preguntó retóricamente, “porque hay recursos de otra manera no se podría hacer”.