Y Alberto Fernández salió al balcón. Flanqueado por del presidente del PJ de Misiones, Rafael Peryera Pigerl y la cabeza de lista del Frente de Todos, Cristina Brítez, el candidato a presidente salió a saludar a unas tres mil personas movilizadas por las organizaciones sociales al local de López y Planes. Antes en un breve mensaje y en declaraciones a la prensa prometió trabajar mucho con los gobernadores para recuperar una Argentina productiva y más justa.

Viernes, 28 de junio. Alberto Fernández insistió esta mañana con la necesidad de la unidad nacional para reconstruir el país al pronunciar un breve mensaje en la reunión que mantuvo en el local del PJ de Misiones con los directivos y los candidatos que integran la lista del Frente de Todos para las elecciones nacionales, conceptos reiterados en declaraciones a periodistas en conferencia de prensa. Incluso aprovechó una pregunta directa sobre su relación con la Renovación, para acentuar las buenas relaciones que tiene con todos haciendo mención a la reunión que había mantenido minutos antes con el gobernador electo y los intendentes y la que tenía en agenda con el Gobernador. Reveló también las relaciones de amistad con el ministro Sergio Lanziani, al quién acudió -según dijo- para entender lo que está sucediendo con la energía en el país. También le dió la razón a Carlos Rovira cuando plantea los reclamos por la distribución de los recursos nacionales y su observación de que la reforma de la coparticipación es un planteo asociativo ya que deben intervenir las 25 provincias y  la nación, condicionadas por la ley de la frazada corta.  Coincidió además con la prédica del partido provincial al remarcar que la reconstrucción de la Argentina está asociada al protagonismo de los gobernadores y las provincias y se diferenció de la lógica del centralismo porteño.
Sus críticas más duras fueron dirigidas a las políticas económicas y sociales del gobierno de Mauricio Macri. En un breve mensaje que dirigió a la gente, resumió los efectos de la recesión en la destrucción del trabajo y del tejido social para resumir la propuesta de una recuperación con eje en terminar con la economía de especulación financiera y restablecer una economía en base al consumo y la producción.
Para ilustrar el cambio de rumbo que se propone, tomó como disparadora la pregunta de un periodista de Eldorado referida a cómo pensaba recuperar los puestos de trabajo perdidos en Dass. “Lo que está pasando con industria del calzado no es distinto a lo que está pasando con la industrial textil y la industria de juguetes. Hay sectores de mano de obra intensiva muy sensibles a la competencia desleal del mundo”, dijo para asegurar sin dudar que “se arregla muy fácilmente”. En ese sentido puntualizó que primero hay que recuperar el consumo ya que en toda gestión de Macri la caída del consumo fue permanente, y puso por ejemplo el 22% en los shoppings. Observó que eso las está afectando, pero para peor son sometidas a la desregulación de las importaciones lo que las termina por aniquilar. Pero lejos de plantear un descuelgue del mundo, admitió la existencia de la globalización como un hecho objetivo, “pero la globalización no nos condena sino que nos obliga a ser más inteligentes. Vamos a proteger el consumo y la producción nacional”, remató. Reveló también Fernández que había estado reunido con industriales de la madera, justo, como se informa en nota aparte, hoy se inauguró en Posadas la fábrica de viviendas de madera. “¿Cómo puede ser”, se preguntó retóricamente que se importen muebles en la Argentina con todo el desarrollo foresto – industrial, es una cuestión incomprensible, imperdonable, perversa”, enfatizó.
Con esos ejemplos resumió conceptualmente el contraste de modelos que está en juego en las elecciones generales de octubre. Fue contundente al rechazar una reforma laboral. Sostuvo que es precarizar el trabajo y que además no es la solución para el crecimiento. Recordó en ese sentido que mientras fue jefe de Gabinete se crearon en cinco años 4 millones y medio de puestos de trabajo, aun existiendo una doble indemnización, con lo que dejó en claro que el problema de la inversión no es el costo laboral.

Alberto Fernández 28 de junio 2019 6
Un capitulo parte del paso por el local del PJ y el contacto con la dirigencia, estuvo dado por la movilización. Se concentraron alrededor de tres mil personas que marcharon desde el mástil de Mitre y Uruguay hasta la sede en columnas que respondían a la CCC, el movimiento Evita, la Ctep, la Agrupación Mujeres Valientes, el Pays, el Partido Comunista y el Instituto Patria.
Un dato que no se difundió: Fernández llegó a Posadas acompañado de Fernando “Chino” Navarro, secretario general del Evita y nexo en Buenos Aires del Frente con los movimientos sociales. No fue casual, que ante la multitud, Fernández haya empezado su mensaje reconociendo lo gratificante que es para un candidato la calidez de la gente.