Los intendentes de los 76 municipios, en ejercicio y electos, escucharon a Alberto Fernández esta mañana en Posadas. Con las propuestas de Misiones claramente definidas, el gobernador electo, Oscar Herrera Ahuad recibió al candidato del Frente de Todos que llegó a la provincia en gira proselitista tal como ya lo hicieran candidatos de otros frentes electorales disputando la adhesión de la boleta corta de la Renovación.

Viernes 28 de junio de 2019. Alberto Fernández está en Misiones. El vicegobernador Oscar Herrera Ahuad y los intendentes en ejercicio y los electos, junto a una importante cantidad de diputados renovadores de Misiones lo recibieron y escucharon sus propuestas para la Argentina en una charla que tuvo lugar a media mañana de este viernes en el Centro del Conocimiento.
“Acá están dirigentes e intendentes de los 76 municipios, diputados, concejales, que van a trabajar para vos”, dijo el diputado nacional Ricardo Wellbach cuando presentó a Alberto Fernández. El mismo gesto político se repitió al final de la charla, cuando los candidatos a diputados nacionales por la Renovación se sacaron la foto con el candidato a presidente del Frente Todos, que se completa con Cristina Fernández de Kirchner como candidata a la vicepresidencia.
Oscar Herrera Ahuad y Alberto Fernández se ubicaron en el centro del escenario. Una fotografía de la Misiones profunda, camino de tierra colorada y entono de selva, ofició de telón de fondo para reafirmar el concepto del misionerismo, la impronta con la que la Renovación hace política. Ese espacio, “que defiende los intereses de los misioneros” recibió a Fernández con expectativas “para los tiempos que vienen”, le dijo Oscar Herrera Ahuad, para recordarle que Misiones espera que él pueda “darnos las respuestas que la historia no nos dio”.
El gobernador electo también presentó al público como “un equipo de trabajo, de mucha sinceridad pero de enorme lealtad con una Argentina y una Misiones mejor”, expresó.

Discurso de unidad para sacar a la Argentina del pozo

A Fernández.jpeg

El discurso de unidad de Fernández fue permanente. Reconoció los logros de la política misionera de la mano de sus gobernantes y pidió el acompañamiento para dar vueltas una página de la historia argentina que genera desempleo y exclusión, dijo.
“Es hora de olvidar los reproches y encarar el futuro de otro modo; de empezar a reencontrarnos como lo hacen ustedes en Misiones desde hace mucho tiempo, porque entendieron que estar unidos les da garantías a la hora de enfrentar los desafíos”, expresó.
Fernández incluyó en su discurso un reclamo del país que conoció como Jefe de Gabinete de la Presidencia de Néstor Kirchner: “Argentina dice ser un país federal pero es enormemente unitario, porque en las provincias los ciudadanos no tienen la posibilidad de forjar su futuro, estudiar, trabajar o desarrollarse”, que lleva a que las grandes ciudades cobijen argentinos que buscan mejor suerte “y eso no le sirve a nadie”. Propuso, en ese sentido, una verdadera reformulación del Estado nacional para que en las provincias puedan desarrollarse, trabajar, estudiar y forjar su futuro. En ese esfuerzo estoy porque esa Argentina es mejor que esta”, dijo.
“No tengo ganas de ganar una elección sino de gobernar para dar vuelta esta página en un país donde hay más desempleados, más pobres y con una política que nos dejó más afuera del mundo. Quiero un país donde los argentinos puedan volver a trabajar, donde no tengan miedo de abrir una Pyme y hablar de trabajo; donde los chicos que son pobres puedan ir a la escuela: uno de cada dos chicos argentinos es pobre y un chico no educado no tiene futuro. Hay que sacar a ese chico de la pobreza, ponerlos a estudiar. Ese es mi compromiso, codo a codo”, indicó.
En un tono calmo, pero con énfasis, Alberto Fernández dij que suele recalcar ejemplos de Finlandia, Noruega o Japón: “son potencia porque desarrollaron la inteligencia de su población, las ciencias, la tecnología. Todo lo que Macri despreció en la Argentina: tenemos que sacar a esos chicos del pozo de la pobreza y ponerlos a estudiar, para que tengan un futuro”.
El candidato del Frente Todos propone “trabajar por un país más justo y solidario con posibilidades para todos”, dijo, para después pedir el acompañamiento y ayuda: “necesito que me ayuden. Cuando Néstor pedía ayuda a la gente, yo decía que él debía dar las respuestas y me contestó: `pero yo necesito que me ayuden`. Y tenía razón, yo también necesito que me ayuden. Esto lo lograremos abrazando al resto de los argentinos que no nos votaron, porque ellos no son culpables de nada sino que fueron estafados”.
Con la unidad, propone, empezaremos otra cosa, sin grieta; tenemos que invitar a los argentinos a dejar décadas de desencuentros y enojos. Yo voy a meter presa a la venganza para que nunca más camine entre nosotros”, dijo, antes de instar a comenzar a trabajar, como cierre de su discurso.
Los intendentes misioneros en ejercicio y la gran mayoría de los electos estaban en el público. “A ellos los vecinos les golpean las manos y le exigen más. No son personajes relegados sino centrales porque se la pasan conteniendo gran parte del conflicto social”, dijo, en un reconocimiento directo a la labor que llevan adelante.

twitter
Las redes, también intensas, con la presencia de Alberto Fernández en Misiones.