Asimetrías/Pintar y correr

La frontera nos une. Al menos así se llama la escultura nueva sobre la costanera, llegando al puente, inaugurada a fines de junio y que fuera propulsada por la EBY. En su idioma original se llama “Ñañuã” que simboliza el abrazo entre dos pueblos. Ubicada precisamente en la plazoleta de Avenida Quiroga y Costanera de Posadas, es una obra del arquitecto Juan Carlos Bellocchio, ganador del concurso público que se realizó con el fin de que la escultura ganadora se convierta en “un hito urbano e innovador que contribuya al proceso de reconocimiento de la identidad y significado cultural del espacio público, destacando la integración y hermandad de los pueblos de la Argentina y el Paraguay”.
La obra tiene altura de 9.20 mts y el desarrollo horizontal más extendido es de 4.30 mts, el material elegido es un acero al que no le afecta la corrosión, con alto contenido de cobre que crea en forma inmediata una placa de óxido protector que le otorga el color rojizo de nuestra tierra.
Desde autoridades de la EBY destacaron la simbología de la obra, ya que son dos brazos que se unen hacia arriba y representan la unión entre las dos ciudades. Más del 70 por ciento de los turistas que recibe Paraguay son argentinos. El año que pasó, el flujo de visitantes se redujo en un 30% respecto al año anterior, baja que sufrieron a causa de la crisis económica que afecta a la Argentina. Pero la situación económica regional adversa, advierten, impactó en el turismo receptivo en un 27, 21 por ciento. A esto se suma la consolidación de alternativas de ocio, entre ellas, las rutas jesuíticas, la de la yerba mate y la de la caña, además del fuerte atractivo que implica para todo el país, la ciudad de Encarnación y sus playas.
En el marco de la inauguración y destacando los lazos de hermandad se convocó a realizar más acciones que potencien la unión entre las dos ciudades y se anunció la realización del mural más grande del mundo que se realizará en el muro de la Costanera. Aprovechando el envión artístico, la idea es hacer un mural interminable, dicen, interviniendo el famoso y polémico muro. Les interesa que sea el más grande del mundo. Esa parece ser la única motivación, o la condición innegociable para habilitar el arte en la zona, dicen desde cerca. La exposición internacional por sobre la libertad de expresión local, reclaman, incluso extendiendo la convocatoria a artistas de todo el mundo. Se quejan en el ambiente porque parece que los bosquejos deberán pasar una instancia de filtro en la misma mesa chica de la entidad. El record guinness ya pasó por Alem (el árbol de navidad más grande del mundo formado por humanos) ahora vamos por el muro. El arte nos une.

El ex Pink Floyd Roger Waters comentó durante una entrevista que planea tocar las canciones del disco The Wall, en vivo, a lo largo de la frontera, no esta, sino en otro conflictivo cruce fronterizo, el que se entromete entre México y Estados Unidos donde Donald Trump se obstina en construir un muro para contener el ingreso de los inmigrantes ilegales. “Pero antes de que esto pueda suceder, primero habrá que despertarse contra estas políticas de extrema derecha, las alcantarillas están repletas de hombres codiciosos y poderosos” dijo el músico. El álbum The Wall, una de las más importantes obras musicales del rock mundial, fue grabado por la banda Pink Floyd en 1979.
Sobre la vigencia de la obra basada en una marcada postura política que principalmente rechaza los mandatos gubernamentales que empujan a las absurdas guerras entre naciones, Waters dijo que The Wall es un disco “sobre cómo los muros de construcción pueden ser perjudiciales a nivel personal, pero también en niveles más amplios”.
No es la primera vez que el músico apunta contra el presidente de los Estados Unidos. En un concierto en el Zócalo en Ciudad de México en 2016, mediante visuales explícitas, Waters y su banda interpretaron la canción Pigs “dedicada” a Trump.

El mural nuestro tendrá 4 mil metros cuadrados y sería pintado por artistas de Argentina y Paraguay aunque no se descarta la invitación a otros internacionales. Es verdad que la xenofobia no necesita muros, en todo caso, muro coloreado no despierta antipatía.
En la aduana, un niño que cruzaba a comprar le preguntó a su padre: ¿nos une o nos separa? Porque si nos uniera para qué está.
-“El único viaje verdadero, la única fuente de juventud, no sería ir a otros países, sino tener otros ojos” decía Marcel Proust.
Otro proyecto fraternal que se avecina: anunciaron la realización de una maratón en el puente San Roque González que se realizaría el 20 de septiembre.

A.L